edición: 2615 , Jueves, 13 diciembre 2018
13/04/2018

La propietaria de BA e Iberia y con sede en Madrid está emplazada a definir sus rutas por el Brexit

IAG considera la posibilidad de hacer una oferta por una Norwegian con problemas financieros
Carlos Schwartz
International Airlines Group (IAG) la propietaria de Iberia y de British Airways con sede en Madrid, hizo pública una participación del 4,6% en la empresa de bajo coste Norwegian cuyas operaciones internacionales de largo recorrido están domiciliadas en Londres. La empresa con cabecera en Noruega tiene un modelo de endeudamiento acelerado para incrementar su capacidad de transporte contratando la producción de aeronaves pero ha logrado una fuerte presencia en el recorrido entre Londres y Estados Unidos y Asia y se ha convertido en la tercera empresa de navegación aérea de bajo coste de Reino Unido, tras Ryan Air y EasyJet, antes de inaugurar sus operaciones de largo recorrido. El desarrollo intensivo en capital se desplegó a partir de 2012 cuando la empresa encargó 200 aviones para el tráfico transatlántico. A finales del pasado año la situación financiera de la empresa desató preocupación entre los inversores por su modelo financiero agresivo tras un año sin beneficio en un mercado en el cual las líneas aéreas tuvieron un año de ingresos generalizados.
La reacción de IAG pone de relieve su interés en consolidar un mercado sumamente fragmentado y al mismo tiempo despejar el camino de un competidor que ha puesto el pie en un mercado en el que BA tenía una cuota firme. La aparición de Norwegian ha sido “disruptiva” en materia de competencia por sus bajas tarifas en el largo recorrido. 

En su anuncio IAG afirma que la adquisición del paquete tiene por objetivo iniciar negociaciones con Norwegian incluyendo una oferta por todo su capital. Tras el anuncio las acciones de la empresa de bajo coste subieron un 47%. IAG advirtió de que las negociaciones no se habían iniciado y que no tenía ninguna garantía de que la adquisición se materializara. Por su parte, un comunicado de Norwegian afirma que el interés “de uno de los más grandes grupos de aviación del mundo demuestra la sostenibilidad y el potencial de nuestro modelo de negocio”.

IAG tiene su propia compañía de largo recorrido y bajo coste bajo, la marca Level con destinos a Los Ángeles, Boston y Montreal desde Barcelona y París. El anuncio de la toma de participación aprovechando una caída en el precio de las acciones de Norwegian empujó al alza las acciones de otras empresas de navegación aérea europeas como SAS que subió un 8% o Finnair con un alza del 4%. Norwegian obtuvo financiación por importe de 1.300 millones de coronas noruegas el mes pasado para dar apoyo a su balance pero sigue sin anunciar beneficio aunque los analistas consideran que está en vías de asegurar su presencia en el mercado y obtener beneficios a corto plazo. 

La base de largo recorrido de Norwegian se encuentra en el aeropuerto de Gatwick en Londres, es decir el propio escenario de las operaciones de BA. La presión de la aerolínea de bajo coste ha forzado también a Lufthansa y AirFrance-KLM a reaccionar creando sus propias ofertas de bajo coste en el largo recorrido. El movimiento de IAG no es ajeno al hecho que la empresa tiene que hacer frente a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). 

Con motivo del Brexit las líneas aéreas que operan en Reino Unido deben notificar en octubre de 2018 sus rutas y renovar los acuerdos de navegación aérea bilaterales. La navegación aérea se gobierna por el tratado de Chicago de 1944 que obliga al establecimiento de acuerdos bilaterales entre países. De momento BA se vale de acuerdos de cielos abiertos con Estados Unidos y con la UE. Esto plantea la necesidad de renovar ambos acuerdos. En esta negociación BA deberá aseverar que es una empresa británica, por su base operativa y su naturaleza de empresa de bandera. Pero esta declaración de pertenencia va a socavar sus posiciones en la negociación ante la UE a la que deberá someter su condición de europea. Quizá sea en este sentido que le valdrá la baza de que su empresa propietaria tiene sede en España. Pero la dualidad no tiene porqué necesariamente facilitar ambos pactos y puede socavar ambos a un tiempo.

La renegociación de los dos acuerdos le toca al Gobierno británico quien deberá argumentar para renovar ambos. Pero una de las cuestiones más controvertidas de esa argumentación es hasta qué punto las estructuras propietarias de BA, Virgin Atlantic, y Norwegian UK, tienen el suficiente contenido británico para ser admitidas dentro del marco de un acuerdo bilateral entre Reino Unido y Estados Unidos gobernado por disposiciones que sólo adjudicarían el derecho a un “cielo abierto” a empresas totalmente británicas. De acuerdo con fuentes del Gobierno en Londres la negociación con Washington está muy avanzada pero aun quedan por cerrar detalles. 

La dificultad de la negociación  hace prever que Londres y la UE deberán acordar algún periodo transitorio para poder cerrar la negociación de forma adecuada. El problema del tráfico aéreo es complejo y está regulado por normas antiguas. Rediseñar los acuerdos no es una tarea rápida y fácil. Por motivos que nadie se termina de explicar, la navegación aérea ha quedado fuera de los convenios del Acuerdo General de Comercio y Servicios (GATS, por sus siglas en inglés) y de la Organización Mundial del Comercio (OMC) cuyas normas hubieran simplificado de forma significativa los acuerdos para la navegación aérea con reglas universales claras que regulan la libertad de competencia y la competencia leal. 

El desarrollo de esta negociación es lo que determina la oportunidad de la adquisición de un competidor, que además tiene la sede de su largo recorrido asentado en una filial con su sede en el Reino Unido. La normativa del tráfico aéreo internacional determina que las empresas de navegación aérea quedan sujetas a las rutas y los derechos de pista asentados en los acuerdos bilaterales gubernamentales. La fusión entre Iberia y BA dio lugar a IAG en 2010. El grupo adquirió a la irlandesa Aer Lingus en 2015.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...