edición: 2346 , Viernes, 17 noviembre 2017
18/03/2010
BOLSERIAS

Las brujas tienen la palabra

El Ibex 35 baja 0,84% y cierra en 11.073 puntos
Juan José González

Como los viejos paquidermos, a los mercados de renta variable les cuesta cada vez más digerir con cierta rapidez las noticias que reciben. La jornada no ofreció complicación alguna porque las causas objetivas se mostraron evidentes y suficientes. Una serie de indicadores encadenados en el mercado norteamericano, se encargaron de confirmar que el fondo de mercado que se observa es positivo, y que los inversores cuentan con un nuevo escenario carente de argumentos en contra de la toma de posiciones. Lo cierto es que no llueve de la misma forma para todos, y los valores bancarios parecen situarse en el centro de los ataques: hoy la morosidad dio con los bancos en el suelo del selectivo español, al que también llegaron los efectos de la inestabilidad en torno al problema griego, que amenaza con aparecer o desaparecer, según que el ministro de finanzas heleno se encuentre o no de gira. Los inversores españoles leyeron mejor que el resto de colegas europeos las necesidades y carencias de los cambios en una situación donde el desgaste ya comienza a pasar factura a numerosos gestores de inversión.
· COTIZACIONES

Pero ya se sabía que la jornada iba a estar centrada en la retirada de beneficios, en particular en aquellos sectores y valores que en los últimos días protagonizaron sustanciales avances. Una jornada que no respondió a la expectación creada por algunos gestores que veían una situación propicia para tensar el ambiente. No fue así y se produjo lo que los técnicos denominan consolidación de niveles, sano ejercicio habitual en los mercados que se detienen para subir a corto y medio plazo. En realidad, la tensión se hará presente en la jornada de mañana, cuando se produzcan los vencimientos de futuros y opciones, una situación a la que los asiduos al mercado denominan de ‘cuádruple hora bruja’ y de la cual se espera que aporte y marque alguna línea que propicie mayor facilidad para adivinar la dirección de la inversión a corto plazo.

La actividad esta cooperando a que algunas de las piezas del viejo puzzle económico regresen a su lugar. Como por ejemplo, la recuperación de la facturación de la industria en España, un dato que indica que la demanda de bienes de producción se mueve, aunque tan sólo se trate de maquinaria con destino a las fábricas de automóviles. En EE UU, mejora la inflación de febrero, el déficit por cuenta corriente es mejor de lo esperado, sube el indicador de manufacturas de Filadelfia y bajan las solicitudes de subsidio de desempleo. Dos compañías representativas del consumo en aquella economía, como son Nike y FeDex mejoran sus resultados. Pero con todo, los inversores estiman que se mantiene el ruido económico de fondo al que corresponden con escasos y muy cortos movimientos.

Los blue chips del selectivo español recibieron el golpe de unos inversores que siguieron las recomendaciones de los expertos como una señal de huída ante los problemas que se avecinan para el sector financiero. BBVA y Santander sufrieron en propia carne el abandono de posiciones con fuertes recortes al cierre de la sesión. Telefónica, Repsol e Iberdrola no terminaron muy lejos de los dos grandes bancos, aunque dejando bien claro que no pinta de la misma forma el horizonte financiero que el industrial.

El grupo eléctrico Enel, propietario de Endesa, desveló en Londres algún plan de futuro, que pasa por acudir al mercado con una nueva filial formada por los activos de renovables de ambas sociedades bajo la denominación de Green Power. Al cierre de la jornada, Bankinter se apuntaba la mayor pérdida con 2,20% seguida de Grifols, mientras que en el lado de las ganancias Gamesa (+1,55%), Ferrovial, Iberia, FCC y Telecinco, se situaban a la cabeza de los avances del Ibex.

En los mercados del resto de Europa, se cotizaban las dudas de Wall Street con la misma incertidumbre que en aquel mercado, con Londres en positivo y el resto de plazas con ligero retroceso. Al cierre de la sesión, se puede concluir con posiciones planas que repiten valores para la jornada de mañana viernes.

Las materias primas comenzaron la jornada con la idea del rebote en la mente en los 81,25$, pero al cierre de los mercados de renta variable, el barril de petróleo de la referencia europea cotizaba en los 81,90 $, mientras el oro corregía ligeramente hasta 1.123,7 $ la onza. En el mercado de divisas, la referencia europea marcada un cambio de 1,359 unidades y, finalmente, el euribor cerró en tasa diaria con la pérdida de una milésima en 1,214%.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...