edición: 2063 , Miércoles, 28 septiembre 2016
01/09/2008

Las cajas plegan velas en Bolsa tras el fracaso de la CAM en su estreno

Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), primera caja de ahorros en salir al mercado mediante la emisión de cuotas participativas, similares a acciones pero sin derechos políticos, ha sellado su primer mes en Bolsa con una caída del 15,6%. Con una evolución a la deriva, Lehman Brothers ha ejercido la opción de compra sobre 1.381.305 cuotas participativas, prevista en el folleto de salida al parqué, y se ha visto obligada a suscribir un contrato de liquidez con Ahorro Corporación Financiera para la compra y venta de cuotas con un límite de 100.000 títulos y un efectivo de 500.000 euros. En este escenario, Bancaja, Caja Navarra y otras han decidido plegar velas y esperar mejores vientos para acudir a la Bolsa.

Según publica el semanario económico El Nuevo Lunes para Invertia, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), primera caja de ahorros en salir al mercado mediante la emisión de cuotas participativas, similares a acciones pero sin derechos políticos, ha sellado su primer mes en Bolsa con una caída superior al 5%, que situó el precio de sus cuotas en 5,5% euros, frente a los 5,84 euros de salida fijados en el folleto de la Oferta Pública de Suscripción (OPS).

La compañía debutó en el parqué el pasado 23 de julio con un comportamiento plano, ya que cerró su primera sesión con el mismo precio con el que comenzó al cotizar, pero a lo largo del mes fue recortando posiciones hasta situar el precio de sus acciones en 5,51 euros en la jornada del pasado viernes. Precisamente, para ´favorecer la liquidez de las transacciones y la regularidad de la cotización´ la entidad anunció esta semana que ha suscrito un contrato de liquidez con Ahorro Corporación Financiera para la compra y venta de cuotas participativas con un límite de 100.000 títulos y un efectivo de 500.000 euros.

La salida a bolsa de la CAM es la única hasta la fecha en el parqué español, que el pasado ejercicio acogió a once nuevas compañías: Clínica Baviera, Realia, Solaria, Almirall, Criteria CaixaCorp, Codere, Fluidra, Renta 4, Rovi y Vértice 360, filial de Avanzit. Caja Mediterráneo emitió inicialmente 50 millones de cuotas participativas de dos euros de valor nominal cada una, por un importe nominal total de 100 millones de euros. Esto representa el 7,5% del patrimonio de CAM tras la OPS, asumiendo la suscripción completa de la emisión.

El consejo de administración de la caja aprobó en mayo la emisión de cuotas para abrir una ventana a su expansión, así como para reforzar los recursos propios y la estructura financiera de la entidad y dar cobertura al crecimiento de su negocio. El momento elegido para lanzar la emisión coincidió con una de las mayores caídas de los índices bursátiles en España en los últimos años, afectados por las turbulencias financieras y la caída de la contrucción.

En este contexto, Lehman Brothers comunicó recientemente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha ejercido la opción de compra sobre 1.381.305 cuotas participativas de Caja Mediterráneo (CAM) que ha controlado a lo largo del último mes. La opción de compra estaba prevista en el contrato que firmó el banco estadounidense con la caja alicantina para ejercer como agente de estabilización de la primera emisión de cuotas participativas por parte de una caja de ahorros en España, una figura que intenta evitar los vaivenes excesivos de los valores que cotizan en Bolsa.

Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) se ha convertido en la diana de los dardos que lanzan las agencias de calificación crediticia. Estos días, Moodys ha recortado el rating sobre la deuda de la caja valenciana y poco después ha sido Fitch quien ha hecho lo mismo.

Fitch Ratings ha recortado la del emisor a largo plazo hasta A desde A+ con perspectiva estable y también ha modificado la calificación de la deuda senior a A desde A+, de la deuda subordinada a A- desde A y participaciones preferentes a BBB+ desde A-. La buena noticia es que mantiene sin variación la de emisor a corto plazo en F1.

La rebaja de Fitch se ha producido tan sólo unas horas después de que Moody´s anunciara sus rebaja de ratings, no sólo para la Caja de Ahorros del Mediterráneo, sino también para otras cuatro cajas españolas (Caixa Catalunya, Caixa Tarragona, Caixa Terrasa y Bancaja). La razón que alega la constante y elevada exposición al sector constructor e inmobiliario.

Bancaja asegura que a pesar de que ya poseen varios estudios de viabilidad de la emisión de cuotas participativas aún “tendrán que esperar”. Algunos medios señalan que la valoración de su holding, elaborado por JP Morgan, ha caído estrepitosamente desde que fue creado hace apenas un año.

Otras fuentes indican que la caja valenciana tiene un riesgo elevado en su participación en Iberdrola, de la que posee un 6,03%, tras reforzar en julio del pasado año su presencia en la eléctrica. No obstante, Bancaja no es la única que ha retrasado su debut bursátil.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...