edición: 2618 , Martes, 18 diciembre 2018
27/01/2012
El Ejecutivo busca una meta de déficit más realista

Las contradicciones entre Montoro y De Guindos comienzan a cansar a la opinión pública: `somos el hazmerreír de Europa´

Desde Bruselas se critica que los ministros den por hecho una revisión del objetivo de déficit sobre la que no se ha debatido
Se habla de una `lucha de egos´ a la que Rajoy debe poner fin, ya que daña la imagen de España frente a ciudadanos y mercados
Montoro califica a España como el `epicentro de la crisis del Euro´ y despierta críticas entre los internautas, que piden más optimismo
ICNr

El revuelo que causa la posibilidad de una revisión del objetivo de déficit traspasó ayer las fronteras nacionales. Desde la UE, según fuentes de Europa Press, existe “un fuerte malestar” por las filtraciones a la prensa sobre la intención del Gobierno de pedir a Europa más tiempo para cumplir con la cifra pactada, pero, sobre todo, por el hecho de que ambos ministros económicos hayan lanzado declaraciones contradictorias al respecto. No genera confianza, señalan desde Bruselas y desde la Red, que De Guindos no planteara ante el Eurogrupo su intención de pedir una revisión y que justo al día siguiente dejara entrever esta posibilidad en una entrevista. Tampoco que Montoro negara tal planteamiento cuando De Guindos ya lo había admitido, para recular después y unirse al carro de la revisión. Los internautas suscribieron ayer estas críticas, censurando la falta de coordinación que, una vez más, enfrenta a los responsables de la economía española.

Aunque se sigue considerando una buena idea la decisión de Rajoy de reforzar el área económica del Ejecutivo nombrando a dos ministros, los internautas vienen repitiendo que falla estrepitosamente la coordinación entre ambos y que tal defecto es algo que hay que corregir de inmediato. La constante contradicción entre ambos en temas de gran calado no beneficia a la imagen de España de cara a los mercados ni tampoco transmite confianza a la opinión pública. En definitiva, nos convierte en `el hazmerreír de Europa´.

En este sentido, se habla de un `choque de egos´ que debe acabar, ya sea en tablas o con la victoria del más fuerte, porque, tal y como señalaron los internautas, `no estamos para estas tonterías´. Toca `apresurarse a pulir un poco sus estrategias de comunicación, definir un mensaje único, argumentos similares y expresarlos por las vías más adecuadas (en general, el Parlamento, pero no el Alemán, que allí no votamos)´. El equipo, por tanto, tiene que asumir que son directores sectoriales con determinadas funciones, y que `no están para salir en las fotos´: para eso `está el presidente´. En todo caso, entre un pulso De Guindos-Montoro, los lectores no dudan en que el primero saldría peor parado.

En todo caso, a falta de un pronunciamiento de Europa, el debate sobre la revisión del objetivo de déficit sigue abierto, y más teniendo en cuenta la desviación `inesperada´ de dos puntos sobre la cifra de 2011. Se impone el realismo en las opiniones vertidas por los ciudadanos, que tienen claro que la meta es inalcanzable o, como poco, excesivamente costosa como para resultar viable.

De ahí que todas las miradas se centren en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará el próximo lunes 30 de enero en Bruselas, en la que previsiblemente se pondrá sobre la mesa la posibilidad de buscar un punto de partida más acorde con la realidad que permita a España sanear sus cuentas de forma más paulatina. En este caso, según apunta la prensa económica, la siguiente cumbre –prevista para el 1 y 2 de marzo- podría dar lugar a una nueva cifra que, además, tendría como referente las previsiones económicas de la Comisión Europea, que se conocerán a finales de febrero.

En este punto, la opinión pública tiene las ideas bastante claras: `es de lógica que los ajustes deben de realizarse progresivamente y lo menos traumáticamente posible, pues si no la recesión es inevitable y la economía se atascaría y no habrá crecimiento en muchos meses´. Sin embargo, también se valoraron las consecuencias. Según algún lector, si en los primeros meses de legislatura los mercados observan un incumplimiento de las promesas realizadas, `eso pasará factura en forma de mayores intereses´. Sea como fuere, ese parece un mal menor teniendo en cuenta el peso que soportan los ciudadanos. El camino no puede ser más erróneo si `la factura de la luz, el gas, el petróleo y más han subido en tres o cuatro años más de un cuarenta por ciento´, entre otras muchas cosas.

ESPAÑA, `EPICENTRO DE LOS PROBLEMAS DEL EURO´´

La polémica sembrada ayer por la `división económica´ de Ejecutivo no se limitó al déficit. Montoro, en su primera comparecencia ante la Comisión de Hacienda de Congreso, comentó que España es, hoy por hoy, el `epicentro de los problemas del euro´. Unas declaraciones que le valieron críticas por parte de unos internautas que no ven con buenos ojos lanzar un mensaje tan pesimista desde dentro: `Para eso ya están las agencias de calificación´.

La idea de Montoro es superar `la peor crisis económica de nuestra historia reciente, la más destructora de empleo y la que más ha disipado la confianza de nuestros jóvenes en su futuro´. Todo ello en un contexto que `ya es de recesión´ y que, además, es `peor que la de Europa. Optimismo cero, por tanto, por parte del ministro, que no ayudará a levantar el país. `Estos comentarios hacen mucho daño´ y, por tanto, no se pueden `soltar´ comentarios de este calibre a la primera. Se emite, además, un mensaje contradictorio a la ciudadanía, a Europa y a los mercados, en el que prima a veces un optimismo poco realista – el de Zapatero- y otras, como ahora una visión catastrofista que no imprime la confianza necesaria.

Sin embargo, parte de los lectores agradeció que se hable `claro´, llamando a las cosas por su nombre para que los ciudadanos se mentalicen y estén preparados para la verdadera situación del país. Eso sí, `a ver si el PP sigue hablando claro cuando se trate de dilucidar quiénes han sido los verdaderos responsables de la crisis y qué medidas se han de aplicar para que esto no se vuelva a repetir´. Y es que, `de momento, se están yendo de rositas el sistema financiero, la clase política y las grandes fortunas que han desviado hacia paraísos fiscales las grandes fortunas provenientes de la burbuja inmobiliaria que duró una década´.

En todo caso, hay `un tramo intermedio entra la mentira optimista de Zapatero y el realismo negativo de Montoro´, pero los grises `siempre nos han dado miedo´. No hay que olvidar que las expectativas de la gente con respecto al nuevo Gobierno son las de `un motor de cambio en la economía´ y llamando a España `epicentro de la crisis´ sólo se consigue que las expectativas de todos sean negativas, `hundiéndonos hasta el fondo´. En este punto, los internautas razonaron que tal vez el hecho de no desvelar la más cruda realidad tenga más efectos positivos de los que pueda parecer a simple vista. Por ejemplo, para alimentar el consumo, devolverle la esperanza a los parados, calmar a los mercados, contentar a los que esperaban oír que las cosas están mal, y `un largo etcétera de cosas realmente interesantes para el ciudadano de a pie y, sobre todo, para las pymes´. Por ello, ser tan honesto y tan transparente, con algo tan evidente, no sabemos bien para que (cuál es el objetivo real de esta declaración ¿lo sabe alguien? acaso ¿él mismo lo sabe?), sólo hará que el barco escore un poco más´.

 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...