Las cuentas de 2011 insisten en que el daño inmobiliario
edición: 2535 , Lunes, 20 agosto 2018
27/01/2012
Deterioro de Sabadell y Banesto mientras Bankinter, sin rumbo fijo, mejora

Las cuentas de 2011 insisten en que el daño inmobiliario es ya insoportable

La reforma del sistema financiero obligará, a todos, a aflorar las pérdidas
Juan José González

Banco Sabadell se acaba de sumar a Banesto y Bankinter en ese noble ejercicio de confesar los resultados anuales. Si bien hay numerosas y notables diferencias entre los tres, sí parecen compartir un común denominador: las provisiones destinadas (más bien obligadas) por los activos problemáticos relacionados con el sector inmobiliario. Esta primera fotografía, que a modo de muestra ofrecen las tres entidades, se va a ver ratificada y ampliada (el tamaño importa) por las confesiones de los más grandes; Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Popular, todos ellos a punto de dar a conocer las cifras de 2011. El problema compartido por todos ellos, en mayor o en menor medida, reside en la parte de los créditos subestándard (al corriente de pago pero firmes candidatos a morosos) donde a pesar de todo se establecen diferencias notables, pero que en definitiva, todos ellos se ven en la obligación de provisionarlos, lo que a su vez se convierte en un ejercicio -incómodo- de aflorar pérdidas. Aunque aflorar es harina de otro costal.

Y en esto de aflorar pérdidas, algunos analistas ya adelantan que el sector financiero deberá reconocer, al menos, unos 10.000 millones de euros si la velocidad de provisiones sigue a la de Banesto con 400 millones y a la de Sabadell con 1.049 (512 millones para insolvencias crediticias y otros 536 para sanear inmuebles) o la de Bankinter con 158 millones, si bien, el riesgo en el inmobiliario de este último es mucho menor en comparación con los dos anteriores.

Como aseguran en el sector financiero, no se trata de que la cantidad que resulta de hacer esas coberturas haga inmanejable el negocio, si no que, ante las nuevas exigencias de capital por parte de la EBA, la autoridad bancaria europea, el problema de ‘levantar’ capital del mercado en las actuales circunstancias de desconfianza, puede convertirse en un problema mayor.

Lo que están descubriendo actualmente los diferentes bancos que presentan sus resultados, es un reconocimiento tardío de un agujero que ha ido creciendo de forma acelerada en los últimos tres ejercicios, y que en la práctica esta produciendo daños que van más allá de una simple erosión, pues las provisiones de estos tres bancos –una muestra representativa del sector- se llevan por delante los beneficios, con una caída que en el caso de Banco Sabadell es del 39% pero que en el de Banesto supone el 73% (por mucho que desde la entidad del grupo Santander aseguren de que se trata de una provisión adelantada).

En cualquier caso, la filial es uno de esos asuntos que cada trimestre se le atraganta más al grupo Santander, donde se mira con preocupación la deriva de la entidad que parece haber pisado a fondo el acelerador que le puede llevar en breve al colapso. Prueba de ello es que mientras cerca de mil inmuebles que en 2011 salían por una puerta –vendidos- le entraron cerca de tres mil por otra. Y todo a pesar de haber contado con una jugada contable por la que su matriz adquiría activos que la filial convirtió, aseguran los analistas, en plusvalía financiera.

De ahí que los planes de futuro de esta filial pasen por aplicar una fuerte terapia de choque en 2012, orientada a evitar el crecimiento exponencial de los inmuebles adjudicados, pues de lo contrario las provisiones actuales se quedarían cortas y entraría en una dinámica similar a la de alguna caja, protagonista reciente en los titulares de la prensa.

En el caso de Bankinter, como se dijo, con baja exposición al inmobiliario, los problemas se dirigen hacia otras zonas más templadas del balance, aunque no por ello menos delicadas, como corresponde a un banco que no consigue hacerse con un lugar en el mercado, en parte por su indefinición, en parte por su tamaño.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...