edición: 2575 , Martes, 16 octubre 2018
05/02/2016
banca 
El negocio no avanza

Las cuentas trimestrales darán las pistas de las próximas fusiones bancarias

Con márgenes a la baja, la banca debate mantener la presión, huir hacia adelante o concentrarse
Juan José González
Con mayor o menor fortuna, los presidentes de los siete grupos bancarios han sorteado estos días la pregunta sobre si las compras o fusiones van a llegar al sector este año, el siguiente o cuándo. La respuesta parece ir contracorriente de la realidad, toda vez que las cifras que dejan los resultados de 2015, con una fuerte presión sobre los márgenes, no deja lugar a dudas de que los bancos trabajan en la sombra una próxima oleada de concentraciones. Incluso podría afirmarse que, al menos cuatro de ellos, con cierta urgencia. Con los números de los siete bancos más grandes en la mano, se observa que el margen de negocio crece un muy discreto 3%, resultado de las dotaciones extraordinarias y de la persistencia de los tipos de interés en su banda más baja. Y si a esto se suman los bajos rendimientos de la inversión, menor crédito y competencia al alza, hay que concluir que la única forma de salvar los márgenes pasa, necesariamente, por dar otra vuelta a la tuerca de la concentración. Las cifras tendrán la palabra.
Las comisiones por servicios se han convertido en 2015 en el leit motiv de la gestión bancaria, al ser identificadas como el único y más directo salvavidas para alimentar el margen bruto, epígrafe en el que han aumentado su peso en porcentajes superiores al 20% (y en algún caso hasta el 32%). El responsable financiero de uno de los grandes explica, lacónico, que "en tiempos de vacas flacas, el margen de negocio hay que sacarlo como sea, depósitos baratos y más comisiones". Quizá sea la mejor definición, y la fórmula más sencilla mediante la que el sector logró salvar, y algunos con nota, el negocio típico en 2015, con el margen bruto de dos dígitos para BBVA, Caixabank y Sabadell, y con un dígito o negativo para el resto de las entidades.

En todo caso, gracias a las comisiones se han podido corregir dos grandes agujeros, los causados por los bajos tipos de interés y también, por la baja actividad crediticia. En ambos casos se centra ahora la gestión de los bancos, pues es más que probable que el presente ejercicio vaya a tener un gran parecido con el anterior.

Destaca entre los epígrafes la evolución del margen de interés, ya que al ser comparado con los resultados queda bien reflejado que no han seguido la misma dirección. En este apartado se puede comprobar que mientras el margen de interés de Santander y BBVA se sitúa en cifras muy similares, 8,9% para el cántabro y 8,7% para el vasco, los beneficios avanzan de media un 8%. Cifras que muestran el freno experimentado en la evolución de los márgenes, de nuevo, el principal elemento que puede justificar una próxima oleada de operaciones corporativas y concentración del sector. Por otra parte, los márgenes de intereses recogieron también las compras realizadas el pasado ejercicio por parte de BBVA y Caixabank, que lograron salvar.

Los dos mayores bancos por activos, Santander y BBVA, han seguido aprovechando el tiempo para avanzar con sus planes de saneamiento, así como en el control y reducción de la morosidad. Son los dos grandes y Bankinter, los bancos que bajan del 6% de morosidad, mientras superan el 7% (hasta casi el 13% del Popular) Sabadell, Caixabank y Bankia.

Con todo, el sector parece haber pasado ya lo peor y se encuentra en una nueva fase como es la recuperación de la rentabilidad. Y aunque más ajustada a la realidad, el retorno de capital (ROE) continúa en la buena senda, evolucionando sin sobresaltos, como refleja el 6,2% de ROE calculado como media para el sector en 2015. Esta cifra, sin embargo, delimita dos zonas muy claras, con Bankinter y Bankia con un ROE superior al 9%, Santander con el 7,2 y BBVA con el 5,3%.

A pesar de la evolución tan dispar que muestran las cuentas de los siete bancos más grandes, la presión sobre los márgenes no sólo se espera que continúe, sino que además irá en aumento. El seguimiento de las cuentas trimestrales indicará la urgencia y posiblemente la velocidad del nuevo movimiento de concentración bancaria. Incluso hasta puede llegar a poner nombres a compradores y vendedores.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...