edición: 2110 , Lunes, 5 diciembre 2016
03/09/2008

Las dudas paralizan los mercados

El Ibex despide la jornada con un recorte del 0,46%, hasta los 11.849 puntos
Salvador Molina

Ni para arriba, ni para abajo. Las dudas siembran los mercados financieros con noticias contradictorias. Parece como si alguien hubiera dicho aquello de “en caso de dudas, que se mueva otro”. Los informes de los bancos de inversión no son contundentes. El propio Citi señalaba mercados a la baja durante el día de ayer de repunte. Y cuando un valor sube (Almirall, por ejemplo) en seguida hay razones para que se desplome. Y si un indicador dice blanco, el otro dice negro (los índices de confianza del consumidor de Reino Unido y España presentados hoy, por ejemplo). La resultante es que llevamos una semana de ‘un pasito pa´lante, un pasito pa´tras’.

Hay poco movimiento en el mercado. Se negocia muy por debajo de niveles normales. Y los valores que un día suben, al otro bajan para que los brokers realicen muy a corto las pequeñas inversiones. Conviven los valores erráticos con la apatía del inversor.

Mientras, la economía real se resiente en toda la zona euro; que se contrae ya un 0,2% en el segundo trimestre del año. Es el primer retroceso desde la puesta en marcha de la Unión Económica y Monetaria en 1999, según los datos publicados hoy por la agencia europea Eurostat.

El sector inmobiliario sigue a los suyo. Hoy se conocía que la banca tiene en sus manos a partir de garantías y pignoraciones cerca del 80% del capital de Reyal Urbis, pero son los bancos los que tienen que hacer flotar a la inmobiliaria o acabará como Martinsa Fadesa, en insolvencia.

Por si acaso, la mayoría del sector (con Colonial a la cabeza) siguen a lo suyo de intentar vender activos. Claro, que esto viene haciéndose también en banca con la ‘subasta’ de compañías de seguros y otras filiales no estratégicas a la venta (Santander y Balclays en España también están en este proceso, por ejemplo).

Pero lo último es que también las compañías ligadas al consumo tendrán que entrar a este trapo. Por ejemplo, el gigante automovilístico de Detroit, General Motors, ya está planteándose vender su filial Hummer, de lujosos todoterrenos, para aliviar la caída de ventas del año. Y es que todo está sembrado de dudas y los mercados sólo esperan buenas noticias relativas a liquidez.

El sector bancario nacional, tras la ligera alegría de ayer, volvió al revolcón general. No ayudó, desde luego, la noticia de que el tercer mayor banco de Reino Unido podría necesitar ampliar capital por unos 13.300 millones de dólares para mantener sus niveles de fondos propios sobre activos, según un analista competidor del Royal Bank of Scotland (RBS). El pasado mes de julio, Citigroup ya había indicado que Barclays podría necesitar capital por valor de 9.000 millones de libras; tras lo cual, el ‘banco azul’ amplió capital por unos 5.700 millones de euros. Y ahora acaba de vender sus aseguradoras británicas y está en proceso de vender su negocio asegurador en España (el 50 ó el 100%). Sin embargo, las acciones de Barclays en la City se agostaron ayer a la baja más allá del 3,7% y todo el sector volvió a quedar marcado.

El euro bajó el listón de 1,44 $

En los mercados monetarios, el euro perdió hoy la marca de los 1,44 dólares en la sesión matinal de la negociación del mercado de divisas de Francfurt y se acercó a su valor mínimo del año. Sin embargo, esas son sus fronteras naturales a defender contra el ´billete verde´. El dólar fue alzado por la caída del precio del petróleo y de otras materias primas que devuelven la fortaleza perdida al billete verde.

La libra esterlina es la peor parada en los mercados de divisas en las últimas semanas. Los anuncios de recesión en todas las primeras páginas de la prensa londinense de hoy no ayudan nada. Sin embargo, puede haber tocado suelo ya. La libra esterlina logró así estabilizarse hoy frente al dólar tras haber alcanzado a principios de esta semana mínimos históricos respecto a dólar y euro. Pese a todo, sigue en su nivel más bajo de los últimos 12 años. La evolución continúa el pronunciado descenso experimentado el pasado mes, después de que en julio el valor de la libra doblase al del dólar. La libra llegó a una equivalencia de 1,7669 dólares, si bien logró recuperarse ligeramente hasta los 1,771 dólares.

El chasco de Almirall

El laboratorio farmacéutico Almirall ha pasado del Cielo al Infierno en tan sólo 24 horas. A principio de semana sus títulos se los quitaban de las manos los inversores animados por el rumor de que un fondo holandés estaba interesado en tomar el 30% de su capital y el valor subía un 5%. Pero ayer la propia farmacéutica Almirall informó de que no tenía conocimiento de esta posibilidad y hoy presentaba un informe con unos resultados estadísticos poco relevantes sobre el esperado éxito de una de sus fórmulas magistrales. De hecho, el pasado mes de marzo la compañía farmacéutica también experimentó un retroceso del 12,6% en cuatro jornadas, desde los 14,19 hasta los 12,40 euros por acción, debido al anuncio del probable retraso en el lanzamiento de este producto llamado Aclidinium, un antimuscarínico o inhalador contra el asma. La suma de frustración y falta de negocio a corto plazo, han hecho que muchos inversores especulativos se deshicieran hoy rápidamente de sus títulos y el valor cayera más allá de la insolvente Martinsa-Fadesa hasta más de un 40%. La historia de marzo se repite, pero peor.

Jugar a no perder

Wall Street abrió hoy como cerró ayer, en rojo. Tanto el índice industrial, como el selectivo S&P y el tecnológico Nasdaq se mostraron en retroceso. Un ambiente trasladado a los mercados europeos, que jugaron todo el tiempo a no perder, coqueteando con frecuencia con subidas y bajadas del mismo valor y con cotizaciones que rallaban el 0,0, como sucedió a lo largo del día con los dos grandes bancos nacionales. A cierre del Ibex, a penas si tres valores de los 35 permanecían en positivo: Endesa, Telefónica y Criteria.

Los mercados españoles cerraron ayer con un ligero desfallecimiento y desgana impropios de un mes de septiembre, pero que encaja con los momentos de incertidumbre macroeconómica, política en los Estados Unidos y del mercado de las materias primas, especialmente las energéticas de gas y petróleo. Esperemos que las tormentas vayan pasando en el Caribe, en la Política y en los mercados energéticos. Los inversores necesitan un cielo más despejado para confiar en los mercados.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2016 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...