edición: 2561 , Martes, 25 septiembre 2018
04/12/2008

Las empresas buscan soltar lastre con aval del Estado

Las del Ibex deben 200.000 millones de euros
Juan José González

Lo que hace un año costaba financiar 30 puntos básicos, no se encuentra ahora por menos de 103, lo que equivale a decir que una cobertura para un millón en bonos cuesta 10.300 euros al año. Con este escenario no es de extrañar que el Tesoro Público haya tenido que dar número, como en la frutería, para el programa de avales públicos cuyo plazo de peticiones se cerró ayer a las 20:00h. y que según diversas fuentes, con inesperado éxito, hasta el punto que en el ministerio de Economía se habla de “avalancha”. No está nada mal, ya que no son tiempos como para hacer ascos a un aval cuyo coste se sitúa entre el 0,5% y el 1,05%, según el plazo.

La sequía en el mercado de crédito continúa entre las empresas y las entidades financieras han subido el precio de la financiación. En esta coyuntura las empresas no han tenido más remedio que ser prácticas, comenzando por apretarse el cinturón, lo que en una compañía equivale a soltar lastre y a dar solución al endeudamiento. Así, las empresas del Ibex han frenado en seco el creciente endeudamiento que venían alimentando desde hace cinco años, endeudamiento que multiplicaron por dos desde junio de 2005. Si la primera señal de esta desaceleración apareció en el mes de julio, los últimos datos ofrecidos por las propias compañías al mes de noviembre, confirman que las cotizadas en el selectivo español han soltado la mayoría del lastre como han podido. Pero aún deben poco más de 200.000 millones de euros, todo un problema que se presenta a finales de año como el reto más severo para los directores financieros.

Claro que no es lo mismo financiar deuda para una gran empresa que para otra mediana o pequeña. Nada que ver. Mientras las empresas de estos dos grupos están expuestas a acudir al mercado bancario, las grandes (con un buen rating) tienen al alcance de la mano la emisión de bonos u obligaciones. Es el caso de Telefónica, Iberdrola, Endesa, Repsol… y tantas otras, que siguen acudiendo a ese mercado, en la actualidad y en gran número, como lo demuestra el hecho de que 20 empresas del selectivo, incluidos los bancos, mantienen emisiones de bonos.

Capítulo aparte es el que merece el sector inmobiliario, con la peor situación financiera de los últimos cinco años. La primera en la frente fue para Martinsa-Fadesa, capítulo que marca el inicio de todos los males posteriores para las siete compañías restantes, más importantes por volumen de facturación. Se trata de Reyal Urbis, Colonial, Afirma, Metrovacesa, Renta Corporación, Parquesol y Realia. Todas ellas singulares pero todas ellas compartiendo el mismo denominador común; unos porcentajes de gastos financieros sobre ventas insoportables, y una deuda financiera difícil de atender. Los costes financieros de Colonial representaban poco más del 100% de sus ventas y su deuda financiera 9.000 millones de euros. En el extremo contrario se encuentra Renta Inmobiliaria, aunque con distinta composición de cartera e, incluso, diferente tipología de negocio, los gastos representan el 7,50% de sus ventas.

Los momentos más complicados para las empresas con mayor endeudamiento irán apareciendo en la medida que se aproximen los vencimientos. Otro de los ejemplos que se citan en el sector es el de Ferrovial que en vez de refinanciar deudas se desprendió de activos considerados “de bajo nivel estratégico”. Empresas con el agua al cuello hay unas cuantas en el selectivo. Además de las citadas, y de Sacyr-Vallehermoso, que cuenta con que a final del año su ratio de deuda sea unas 15 veces el resultado bruto operativo, otras como Cintra convive con gastos financieros que suponen el 70% de sus ingresos.

En los tres últimos meses, estas compañías han visto agravarse los problemas diariamente y obligados a refinanciar préstamos, eso sí, ya con las nuevas condiciones del mercado, como por ejemplo, que el endeudamiento neto no pueda superar un porcentaje fijado del valor bruto de los activos. Este es el caso de Afirma, que en junio pasado refinanció una parte de su deuda y en la que el banco le impuso alguna condición como la mencionada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...