edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
02/06/2009

Las empresas del ‘AVE de España’ aterrizan la euforia de Blanco

Digieren aún la visita del Secretario de Estado Ray Lahood. Un grupo de técnicos españoles prepara maletas para acercar el modelo nacional a EE UU, e Ineco-Tifsa calienta ya su aventura americana. CAF, Talgo y Adif amasan su 'know how', miran ya a Washington sin complejos, pero con pocas fanfarrias, ahora que SNCF y las empresas galas contraatacan a domicilio con sus propuestas en Washington y la baza de colaboración financiera a mano. Por ahora, eso es todo para la marca ‘Ave de España’. No será tan fácil cobrarse las promesas de la Administración Obama de tenerlos presentes. Lo advierte el presidente de TALGO, saben que el producto español es mejor -en precios lo reconoce hasta el GOA y el Congreso estadounidense- pero también que eso no es todo. La empatía política cuenta, se la seguirán reclamando al ministro Blanco. Rubalcaba y Chacón, dentro de un mes, serán los próximos emisarios de Moncloa en darle oxígeno a la conexión Madrid-Washington. Ni el paraguas bajo el que tratan de aglutinar a la cincuentena de empresas relacionadas con la alta velocidad ni el padrinazgo del Ministerio de Fomento son suficientes, la carrera del AVE estadounidense no será una maratón de "hermandades". Acciona no es el único miembro de ese 'pool' que se ha lanzado ya por su cuenta al 'lobby' y la búsqueda de aliados locales que sirvan como introductores de embajadores a los planes de Obama.

Tanto Renfe como Adif y Talgo consideran que el plan de Obama está aún en mantillas y que es prematuro saber qué perspectivas puedan tener las empresas españolas. No será tan rápido, ni tan barato, ni con los apellidos ya puestos, para empezar apenas un conjunto de 11 corredores de velocidad alta (un máximo de 160 km/h) que no se parecen demasiado al AVE español. IBM advierte que los 8.000 millones que pretende dedicar EE UU a la alta velocidad están lejos de los 300.000 millones que necesitaría en un lustro. Pero por si acaso, nadie renuncia un sitio en la foto de La Casa Blanca. El corredor de Wisconsin y el tren rápido de California serán la prueba del nueve para las posiciones entre todos los aspirantes y sus banderas. Talgo -que tiene mucho interés en el proyecto de alta velocidad de Schwarzenegger- está trabajando en proyectos norteamericanos desde 1995, como la puesta en servicio de su tren pendular 200 entre Seattle y Vancouver, y la compra en el año 2000 de la empresa Transportation and Transit Associates LLc de Nueva York, dedicada íntegramente a la construcción y reparación de coches de pasajeros.

La cincuentena de empresas recién aglutinadas bajo la marca ‘Ave de España’ trata de hacer valer que, con sus cinco líneas y 1.500 kilómetros de vías en servicio así como otros 2.500 kilómetros en construcción, el AVE es clave en el cambio de modelo económico con el que se quiere salir fortalecidos de la crisis. Ya fue el propio Hoon el que le dio sus bendiciones al esquema de inversión español, además de la mejora en los trayectos. De los 12.790 millones que Fomento ha invertido entre 2005 y 2008 en los AVE a Barcelona, Valladolid y Málaga, los españoles han pagado 2.628 millones: 6.162 millones son ayudas europeas y 4.000 son préstamos del Banco Europeo de Inversiones.

El pool español ha conseguido ya colarse en los estudios preliminares –un grupo de ingenieros asesoró en algunas cuestiones al GOA- y lo hará, si Lahood cumple sus promesas, desde el próximo trimestre, con encargos de estudios de viabilidad a empresas españolas, previos a la construcción de las 11 líneas, siguiendo las recomendaciones de la GOA (Oficina de Cuentas del Gobierno), antes de que el Secretario de Transporte comience con sus consultas con el Congreso. Pero los fabricantes y concesionarios galos buscarán reeditar los zarpazos de Moscú y Pekín y la experiencia de Buenos Aires, donde las prisas de los Kirchner, la financiación a mano en un proyecto de 1.500 millones de dólares, el modelo llave en mano y la trayectoria de negociación previa con la Casa Rosada dejaron a Alstom solita ante el primer tren bala de Latinoamérica, tras la retirada de CAF-OHL y de la alemana Siemens.

Ray Lahood se ha llevado de su viaje con José Blanco la imagen de la política ferroviaria que ha permitido a España convertirse en un cuarto de siglo en el segundo país, tras Francia, con mayor número de kilómetros de tren veloz. Pero también el primer impacto del TGV parisino y la impronta -que confesaba en tierras galas- de que ése es el primer tren rápido del mundo.  Sarkozy les hace entender que -al igual que en Buenos Aires con Societé Generale- su Fondo Estratégico y la mano de sus bancos estarían abiertas, los 8.000 millones de dólares de Obama sólo servirían para un tren Madrid-Barcelona. París busca que el idilio de la alta velocidad entre Washington y Madrid quede sólo en eso.

Alstom -y su primer accionista, la constructora Bouygues- no esconden sus expectativas. Respiran por la piel exterior y baraja a dos manos el mix energético con Obama: se ha subido a la marca ‘Ave de España’, pero el Elíseo espera que los planes de alta velocidad de la Casa Blanca sirvan para engrosar una cartera de pedidos que cayó en el cuarto trimestre de 2008 y que mira ya a China y Brasilia para seguir creciendo. Khon vistió con la bandera tricolor los halagos al AVE Madrid-Sevilla: los vagones fueron fabricados por ellos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...