edición: 2562 , Miércoles, 26 septiembre 2018
02/04/2014
OBSERVATORIO DE ECONOMÍA

Las empresas no están preparadas para investigar tramas internacionales en sus compañías

Ángel Requena* (KPMG)

Los actuales procesos de fraude a los que han tenido que someterse algunas empresas recientemente, han requerido a dichas compañías la realización de investigaciones a nivel global.

En este sentido, aunque el número de investigaciones entre países llevadas a cabo por las empresas ha aumentado durante el año pasado, gran parte de las compañías reconocen que cuentan con protocolos limitados y no disponen de recursos suficientes para realizarlas.

Y es que desarrollar estos procesos no es tarea sencilla. Entre las dificultades que existen a la hora de llevar a cabo investigaciones transfronterizas, destacamos la privacidad de datos, las diferencias culturales y la escasez de recursos.

Respecto al primer punto, las regulaciones y leyes extranjeras sobre privacidad de datos plantean algunas de las mayores dificultades debido a las restricciones de los tipos de datos que pueden recopilarse y transferirse fuera de la jurisdicción. Muchos países han promulgado leyes que otorgan una gran prioridad a la protección de los datos personales, incluido el establecimiento de un derecho legal fundamental sobre la privacidad de los datos personales, aunque tales datos estén incluidos en un sistema u ordenador de la empresa para la que trabaja la persona. A medida que se incrementan las regulaciones, leyes y medidas de ejecución globales, las empresas con protocolos de investigaciones transfronterizas bien diseñados estarán bien posicionadas para obtener resultados más positivos frente a las que no los tengan.

Por otro lado, las diferencias culturales siguen siendo uno de los tres retos principales para las investigaciones entre países. Las empresas ya no pueden basarse en procedimientos y recursos utilizados para investigaciones a escala nacional, sino que deben adaptarse para cumplir con las distintas leyes locales y para respetar las diversas culturas y costumbres.

No se puede llevar a cabo una investigación transfronteriza sin contar con personas que conozcan los entresijos e idiosincrasias de determinadas jurisdicciones. Algo que puede ser aceptable decir o hacer en una cultura podría ofender gravemente en otra cultura. Las lealtades también pueden variar en función de la cultura y es posible que algunos empleados sean reacios a ir en contra de un compatriota a favor de una empresa extranjera.

Se recomienda a las organizaciones desarrollar de forma proactiva procedimientos de investigación y gestión de casos que estén en consonancia con los valores, las normas y los principios de la empresa, y que tengan en cuenta los requerimientos, costumbres o prácticas específicos de países o de regiones pertinentes.

De niños aprendimos a pararnos, a mirar y a escuchar antes de cruzar la calle, y deberíamos actuar con la misma cautela antes de tomar una medida con respecto a una acusación de conducta irregular. En conclusión, dedicar tiempo a valorar la cuestión es extremadamente importante para la confidencialidad y la privacidad, así como para la credibilidad del programa de cumplimiento, la integridad del progreso de la investigación y la reputación de los implicados. Además, equilibrar la integridad del proceso de investigación con los derechos legales que las personas en el extranjero tienen en virtud de la legislación local constituye tanto un arte como una ciencia.

*Socio del Área de Forensic de KPMG en España

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...