edición: 2577 , Jueves, 18 octubre 2018
08/04/2014

Las empresas que se financian en el mercado emitiendo deuda aceleran la desintermediación bancaria

La financiación de las corporaciones europeas se desploma en el primer trimestre del año un 25 por ciento
Eléctricas y empresas de energía han sido el núcleo de la demanda de capital
Carlos Schwartz

La fuerte caída registrada en los créditos sindicados a las corporaciones europeas ha hecho que la financiación bancaria a las grandes empresas cayera en el primer trimestre de este año un 25%. Las empresas han acudido para financiarse a los mercados de capitales emitiendo deuda. Los bonos de las corporaciones han aportado en el primer trimestre del año un 54% de la nueva financiación recibida por estas. Este nivel de emisión casi duplica la media histórica desde 1999 que fue del 30% de la nueva financiación. El dato es indicativo del incremento en la emisión de deuda de las corporaciones en los países de la periferia, incluida España, lo que de acuerdo con Fitch Ratings sugiere que los bancos “no quieren o no pueden” apoyar el crecimiento económico en el sector corporativo en los países de la periferia. En la segunda mitad del año pasado la mejoría en el sentimiento económico determinó que los inversores acudieran a las emisiones de deuda corporativa en Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España. La emisión de bonos en estos países en forma conjunta aumentó un 22%, pero el verdadero motor de ese aumento fue el crecimiento del 43% en España.

De conjunto, los datos recogidos desnudan la creciente debilidad del negocio bancario. De un lado la demanda de particulares y familias que existe no es solvente. Del otro la demanda solvente corporativa se reduce de forma creciente por recortes en la inversión y por la desintermediación bancaria. Es decir la banca está en una verdadera trampa de liquidez. Descuenta deuda en el Banco Central Europeo (BCE) y no tiene en qué invertirla. Captura pasivo incrementando remuneración pero no tiene en que invertir de forma rentable esos depósitos.

Expresión de ello es que los créditos sindicados nuevos para empresas en Europa cayeron un 33% en el primer trimestre de este año comparado con igual periodo un año antes, con un total de 107.000 millones de euros. Esta es la menor cuantía desde 2012 en un trimestre, y representa menos de una cuarta parte de los 456.000 millones de euros alcanzados en el segundo trimestre de 2007.

Pese a que la emisión de bonos ha caído en el primer trimestre de 2014 un 8%, con un total de 127.000 millones de euros, respecto del primer trimestre del pasado año, esta es la tercer mayor cifra de emisión desde 2012. Las cifras de emisión de la primera mitad de 2013 fueron muy altas aunque se debilitaron en la segunda mitad del año, con lo cual para el año se registró una reducción del 6%. No obstante ello la relación de emisión de bonos a créditos bancarios creció hasta el 43% en 2013, iniciando una tendencia que el primer trimestre de este año ha vuelto a confirmar de forma amplificada. Pero uno de los datos más significativos es que si bien se ha registrado una desintermediación de los bancos la nueva financiación sumada de créditos y bonos ha caído en el primer trimestre un 22% con un total de 215.000 millones de euros respecto de 2013, de acuerdo con los datos de Dealogic. Es decir la masa de dinero demandada por las corporaciones sigue cayendo.

Las fuentes de medios financieros consultadas señalan que “hay diversos motivos detrás de la caída de la financiación ajena, y del incremento proporcional de la apelación directa a los mercados de capitales que manifiestan las cifras de 2013 y del primer trimestre de este año”. Uno de los argumentos para la reducción de la financiación ajena es que las corporaciones han bajado sus gastos de capital e inversión lo que los ha llevado a una menor demanda de crédito. Esta lectura coloca la reducción global del lado de la demanda.

Este hecho puede explicar los resultados en Francia, Reino Unido y Alemania, que de forma conjunta representan la mitad de la demanda total de crédito en Europa, que ha caído un un 23% en el primer trimestre del año en los tres países. En Rusia la caída del crédito ha sido del 80% reflejando la situación de los países europeos emergentes, mientras que en la periferia europea los datos son irregulares. En Italia las cifras han caído un 90% en el primer trimestre, mientras que en España han crecido un 19% a falta de disponer de un desglose de bonos y créditos aun no disponible.

En el mercado de bonos los datos para las tres principales economías europeas muestran un desaceleración muy suave, del 3%, aunque la tendencia se refuerza ya que los bonos pasan a representar dos tercios de la financiación ajena de las corporaciones de Alemania, Francia y Reino Unido. Por el contrario en Rusia el mercado de emisiones de las corporaciones cae un 85%, en línea con la demanda de crédito, totalizando 1.200 millones de euros. La cifra es una drástica caída respecto de los 10.000 millones de euros registrados en el segundo trimestre de 2013 antes de que la posibilidad de que la Fed redujera la liquidez del mercado ocupara la atención internacional. De acuerdo con las fuentes consultadas la posibilidad de que Rusia mejore su financiación es escasa mientras mientras persista la crisis de Ucrania.

En los dos mercados, banca y bonos, las empresas que han sido el motor de la demanda han sido las corporaciones de servicios públicos y de energía. Eléctricas y empresas de energía han sido el núcleo de esta demanda. Pese a ello han emitido un 21% menos de bonos respecto de igual trimestre en 2013 y han obtenido un 60% menos de crédito bancario. Por su parte las empresas de telecomunicaciones han emitido un 41% más en bonos y tomado un 26% menos en créditos, comparado con igual trimestre el año pasado. Mientras, el mercado de bonos se mantiene estable y continúa ofertando recursos a bajos tipos de interés. Por su parte las primas por riesgo se reducen de forma continuada por la poco previsible posibilidad de que los tipos de interés aumenten en la eurozona. Los rendimientos no financieros se mantienen muy cerca de sus mínimos históricos de mediados de mayo de 2013, de acuerdo con el pronóstico de Fitch. El panorama no se muestra alentador para el negocio bancario.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...