edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
26/06/2015

Las empresas tecnológicas continúan irrumpiendo en el sector financiero con bancos online y servicios

Las múltiples plataformas de financiación indican la creciente pérdida de presencia de la banca
Carlos Schwartz
Una filial de Alibaba Group Holdings el gigante chino del comercio electrónico, ha iniciado sus operaciones con una licencia bancaria aunque de momento no puede tomar depósitos de clientes por las limitaciones a las que está sujeto por la legislación china. Ant Financial Services Group opera la entidad bautizada Mybank que se dedicará a conceder crédito a las pequeñas empresas, empresarios y consumidores por importes de hasta cinco millones de yuanes. El banco ha registrado un capital de 644 millones de dólares. Los reguladores en China han retrasado la autorización para la apertura online de cuentas corrientes lo que ha forzado a Mybank a iniciar sus operaciones sin tomar depósitos. El objetivo declarado de la entidad es dar servicio a un sector amplio de la sociedad china que no tiene acceso al crédito.
Tradicionalmente la banca de China en su mayor parte controlada por el estado ha destinado sus recursos a financiar a las grandes empresas lo que ha llevado al desarrollo de una actividad de crédito encubierta de una amplia red de sociedades de préstamo. La iniciativa de Alibaba sigue a otra reciente en el país, la de la red social y de juegos on line Tencent que lanzó una entidad bajo el nombre de Webank. Tencent y Alibaba son las dos mayores empresas de Internet en China. Fuentes próximas a las dos empresas afirman que los reguladores van a levantar este año las limitaciones que les impiden tomar depósitos.

Pero mientras ambas entidades han solicitado licencias bancarias hay un sinnúmero de empresas del sector de la tecnología de Internet que se han lanzado de un lado a servicios de pagos on line y del otro al crédito sin constituirse como bancos. En marzo pasado Facebook estrenó un sistema de pagos a través de su mensajería. No parece que para la red social se trate de ganar dinero con este mecanismo de pagos que compite de hecho con Paypal, el principal canal de pagos on line con el que opera la propia Facebook.

Esta última ha construido desde lo cimientos el sistema sobre la base de su experiencia de procesar más de un millón de pagos al día a través de sus plataformas de juegos y de anuncios. A diferencia de otros proveedores, como Paypal, en lugar de desarrollar una utilidad separada para este proceso de pagos la red social la ha empotrado dentro de su sistema de mensajería on line. Esta decisión marca una diferencia con sus competidores más próximos Venmo/Paypal, Google Wallet, y Square Cash. En el territorio de los servicios financieros la tecnología on line también ha irrumpido en las transferencias de dinero en varias plataformas entre las cuales una de las más activas en Europa es Transferwise, pero el listado de startups en el sector no baja de 20 empresas activas con sistemas operando a nivel internacional.

Según algunas fuentes del sector bancario en España “lo que realmente quita el sueño a algunos banqueros, en particular a Francisco González, de BBVA, es el desarrollo creciente de las plataformas que facilitan las operaciones de crédito “entre pares” o como se las llama en inglés 'peer to peer'. Son plataformas que lo que hacen es casar inversores con prestatarios particulares, para lo que se denominó desde siempre crédito entre particulares. Estas plataformas no toman específicamente depósitos sino que ofrecen una inversión, y retribuyen a los inversores por encima de cualquier colocación bancaria disponible en la actualidad, y ni que hablar de la deuda pública”. Todas las fuentes apuntan a que se trata de un mercado de riesgo en el que no hay garantía sobre el dinero invertido y donde operan inversores que buscan un margen de beneficio mayor que el que ofrece el mercado financiero tradicional.

Sin embargo no ha dejado de crecer y comienza a jugar un papel importante en el crédito por importes en general no superiores a los 25.000 euros. Las plataformas tienen sus propias herramientas para valorar el riesgo de los prestatarios y han adquirido cierto desarrollo en mercados como el estadounidense. Los dos nombres más sonados en Estados Unidos son Lending Club y Prosper. El primero de ellos surgió como una aplicación vinculada a Facebook pero en 2007 obtuvo financiación independiente de dos sociedades de capital riesgo que le abrieron el camino para operar como una plataforma independiente. El tratamiento fiscal de los recursos de los inversores en el caso de Prosper difiere del trato fiscal a la inversión financiera por que cae dentro una órbita diferenciada del préstamo entre particulares.

El año pasado el libro “The end of banking” escrito por un dúo de autores que mantiene su incógnito bajo el seudónimo de Jonathan Macmillan provocó algunos estremecimientos en el mundillo financiero. La esencia de su tesis es que el sistema bancario es inestable por definición en la medida que los depósitos financian los créditos y en situaciones críticas los clientes que tienen su dinero en las cuentas corrientes corren a sacar el dinero de los bancos y los colocan al borde del quebranto. El libro defiende la idea de que el poder de cómputo de los sistemas informáticos comenzaron a transformar la banca a partir de la década 1970. La capacidad de los sistemas informáticos de romper las barreras de los balances sobre el papel supuso la explosión de la creación de dinero a través del crédito.

Esta creación de dinero, o el crecimiento ilimitado del crédito que es su contrapartida, logró escapar al control de los reguladores gracias a los sistemas informáticos capaces de sacar del balance de la banca las operaciones que excedían su nivel de riesgo y trasladarlo a otros vehículos de inversión fuera de las entidades. Los autores declaran muerto el modelo tradicional de la banca y afirman que el futuro son las plataformas capaces de canalizar el crédito entre particulares. Es difícil afirmar que ese sea el único futuro del crédito, pero de lo que si da cuenta la evolución actual del sistema financiero es que las grandes plataformas tecnológicas amenazan con capturar una fracción creciente del negocio tradicional de la banca.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...