edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
16/12/2014
Revisión a la baja

Las entidades financieras prevén salida de capitales

Los inversores ya sitúan al mercado español en `stand by´ por riesgo político
Juan José González

A fuerza de leer algunos informes de las grandes firmas, entidades financieras y de otros prestigiosos analistas independientes, sobre el futuro político de España, parecen confirmarse los temores que ligan los posibles cambios en la relación de fuerzas políticas -aparición de nuevas formaciones- con el futuro de la economía. Cambios que, con bastante seguridad, bien sea desde el Gobierno o desde la oposición, tendrán una clara influencia sobre la visión de los inversores acerca de los riesgos del mercado español. Los informes están orientados a informar a los clientes de las firmas, empresas y particulares, sobre las oportunidades del mercado español, de sus fortalezas y debilidades ante los inversores, nacionales e internacionales. Por el momento, y a varios meses vista las primeras elecciones locales y autonómicas, cunden (sólo) los temores en base a augurios y rumores. Temores que bien pueden ser la antesala del miedo y primer aviso para poner en marcha el `efecto manada´.

Analistas y asesores de inversión afinan estos días sus comentarios y recomendaciones de inversión para el próximo ejercicio. Saben que 2015 será un año electoral para el mercado español. En principio, todo pinta bien si el análisis de situación considera la evolución de la macroeconomía: recuperación tímida y lenta, con escasa creación de empleo, mantenimiento de la austeridad en el gasto, salarios bajo control y consumo con tendencia al alza. Todo, o casi todo, bien pero dentro de un orden, dibuja un escenario de recuperación económica. La percepción del mercado español es, en general, favorable, dada su estabilidad política y económica presentes, en base a que las reformas del Ejecutivo parecen haber ayudado al cambio de tendencia.

Sin embargo, el hecho de que todavía España sea percibida de forma favorable y con muy bajo riesgo soberano, no significa que tenga el futuro asegurado ni a corto ni a medio plazo. Con las variables económicas bastante controladas, los analistas consideran ahora otras variables; las políticas, pues en pocos meses es probable que las urnas confirmen algunos de los cambios que adelantan augurios y rumores. Por tanto, incertidumbre a la vista.

Con esta premisa, los análisis coinciden en ver más riesgos, peligros que apuntan a una inminente inestabilidad política, propios de una situación preelectoral, nervios de los inversores ante un cambio político, pero miedo, sobre todo, porque los cambios pueden afectar a las medidas de austeridad y a las reformas que parecen ser la base de la actual estabilidad política y económica. Si hace unos meses, con anterioridad a las elecciones europeas, los analistas no percibían ninguna sensación de cambios políticos en el horizonte español, todo parece haber cambiado tras la aparición y ascenso de la nueva formación política Podemos, hoy representada por cinco diputados en el Parlamento Europeo.

Actualmente se encuentran en fase de espera algunas decisiones de multinacionales con planes de inversión para España, también de inversores privados extranjeros, así como de numerosos fondos de patrimonios interesados en las próximas OPVs que contempla el Gobierno de cara al próximo ejercicio. Pero todo parece indicar que algunas de estas decisiones pueden retrasar, o anular, su confirmación si se mantienen los temores sobre la inestabilidad política que provocarían los cambios que parecen estar en las intenciones de algunos nuevos programas electorales.

De hecho, los principales bancos internacionales que siguen de cerca el mercado español, como Merrill Lynch o Credit Suisse, ya dan por hecho de que los inversores van a tener que modificar su visión de medio plazo sobre el mercado español, una visión dominada por el optimismo económico y por la estabilidad política, y esta última estaría a punto de sufrir cambios notables. Otras entidades financieras prevén un aumento de salidas de capital hacia cuentas del exterior por parte de empresas y particulares.

Los temores son tanto de entrada como de salida. Así que habrá que estar atentos a las salidas de capital de la economía española, no solamente referidas a los inversores que se van, sino también a aquellas que como el ahorro privado en cuentas emprenderá el camino de salida en los próximos meses. Los inversores que tenían planeado apostar por una economía que en la primera parte de 2015 podrá contar con más argumentos que confirmen una recuperación, seguramente cambien el destino de su inversión.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...