edición: 2764 , Viernes, 19 julio 2019
31/10/2012

Las exenciones en el IVA para las actividades de carácter social de bancos y aseguradoras no necesitarán autorización de Hacienda

Javier Ardalán
Los servicios prestados por entidades o establecimientos de carácter social que quieran tener derecho a la exención del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) ya no van a tener que solicitar de forma obligatoria a la Administración tributaria el reconocimiento de su condición como entidades privadas de carácter social, aunque se podrá solicitar voluntariamente. Es decir, con independencia de la obtención de dicha calificación, los sujetos pasivos tendrán derecho a la exención siempre que se cumplan las condiciones que resulten aplicables en cada caso.

Se trata de una modificación de especial importancia para las compañías del sector financiero y las aseguradoras que podrán aprovechar las posibilidades que ofrece la nueva redacción normativa.

El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado contempla una nueva redacción del apartado 6 del artículo 20. Uno de la Ley del IVA aplicable a las Agrupaciones de Interés Económico y otras uniones de empresas, que entraría en vigor el próximo 1 de enero de 2013 y que tendría una vigencia indefinida.

Los servicios prestados directamente a sus miembros por uniones, agrupaciones o entidades autónomas, incluidas las Agrupaciones de Interés Económico, constituidas exclusivamente por personas que ejerzan una actividad exenta o no sujeta al Impuesto cuando tales servicios se utilicen directa y exclusivamente en dicha actividad y sean necesarios para el ejercicio de la misma y  los miembros se limiten a reembolsar la parte que les corresponda en los gastos hechos en común. Sin embargo, la exención no alcanza a los servicios prestados por sociedades mercantiles.

Así, bajo la redacción actual, se entiende que los miembros ejercen una actividad esencialmente exenta o no sujeta al IVA cuando el volumen total anual de sus operaciones efectivamente gravadas por el impuesto no excede del 10% del total de sus operaciones. 

Como consecuencia de la necesaria adaptación del ordenamiento interno a la normativa y jurisprudencia comunitarias, no se exigirá en su nueva redacción ni el requisito del reconocimiento previo ni se limita el carácter de exentas o no sujetas de las operaciones de los miembros, a un porcentaje concreto.

La nueva redacción da cabida a agrupaciones y otras asociaciones cuyos miembros realicen actividades exentas o no sujetas, con independencia del volumen de sus operaciones gravadas, de manera que, en la práctica, cualquier sujeto pasivo mixto, que deduzca el Impuesto de forma limitada, conforme a la regla de prorrata, sea cual fuere el porcentaje, podrá, si le interesa, beneficiarse de la aplicación de esta exención, sin que además resulte necesario solicitar previamente su reconocimiento a la Administración tributaria.

Parece, no obstante, que sólo los servicios utilizados directa y exclusivamente por los miembros para sus actividades exentas, o no sujetas, podrían disfrutar de la exención, lo que pudiera suponer, de facto, una restricción en el caso de sujetos pasivos mixtos que realizan indistintamente operaciones exentas, o no sujetas, y no exentas, que deberá ser analizada en cada caso.

También, estarán exentas las prestaciones de servicios y las entregas de bienes accesorias a las mismas efectuadas directamente a sus miembros por organismos o entidades legalmente reconocidos que no tengan finalidad lucrativa, cuyos objetivos sean exclusivamente de naturaleza política, sindical, religiosa, patriótica, filantrópica o cívica, realizadas para la consecución de sus finalidades específicas, siempre que no perciban de los beneficiarios de tales operaciones contraprestación alguna distinta de las cotizaciones fijadas en sus estatutos.

Están expresamente incluidos en este grupo, entre otros, los colegios profesionales, las Cámaras Oficiales, las Organizaciones patronales y las Federaciones que agrupen a los organismos o entidades a que se refiere este número. La aplicación de esta exención quedará condicionada a que no sea susceptible de producir distorsiones de competencia.

Todas estas entidades, cuando cumplan los requisitos anteriores podrán solicitar de la Administración tributaria su calificación como entidades o establecimientos privados de carácter social en las condiciones, términos y requisitos que se determinen reglamentariamente. La eficacia de dicha calificación, que será vinculante para la Administración, quedará subordinada, en todo caso, a la subsistencia de las condiciones y requisitos que, según lo dispuesto en esta Ley, fundamentan la exención.

Así, deberán carecer de finalidad lucrativa y dedicar, en su caso, los beneficios eventualmente obtenidos al desarrollo de actividades exentas de idéntica naturaleza. Los cargos de presidente, patrono o representante legal deberán ser gratuitos y carecer de interés en los resultados económicos de la explotación por sí mismos o a través de persona interpuesta.

También, los socios, comuneros o partícipes de las entidades o establecimientos y sus cónyuges o parientes consanguíneos, hasta el segundo grado inclusive, no podrán ser destinatarios principales de las operaciones exentas ni gozar de condiciones especiales en la prestación de los servicios.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...