edición: 2348 , Martes, 21 noviembre 2017
29/11/2013

Las grandes eléctricas alemanas reestructuran su actividad en Europa ante la caída del consumo y la incertidumbre

RWE paraliza en Reino Unido sus planes para la generación eólica `off shore´ mientras EON intenta vender su filial italiana
Carlos Schwartz

La debilidad de la demanda de electricidad afecta a toda Europa, mientras la carga que supone la subvención de la generación renovable dispara el precio del recibo para los consumidores. En Alemania está en cuestión el régimen de subsidios para las grandes empresas intensivas en consumo eléctrico que se reconviertan al consumo de energías renovables y el apoyo directo a las renovables en general. La coalición de Gobierno entre demócrata cristianos y socialistas ha acordado un plan que va a suponer una profunda revisión de la política energética. “Por sobre todas las cosas debemos contener la explosión de costes en los subsidios a las energías renovables” ha afirmado la canciller Angela Merkel.

El programa de la coalición ha revisado el régimen de exenciones y subvenciones vinculadas a las energías renovables. Mientras, RWE que es la segunda eléctrica de Alemania y propietaria de una de las seis grandes compañías de electricidad y gas de Reino Unido -Npower- ha anunciado 1460 despidos en ese país y la paralización de un ambicioso proyecto de generación eólica `off shore´.

RWE tenía una concesión para desarrollar dos complejos de generación eólica sobre el Atlántico y frente al canal de Dover denominados Atlantic Array y Round 3 Bristol Channel Zone. Ha abandonado ambos a causa de los fuertes costes de su desarrollo renunciando a los derechos sobre el lecho marino. La excesiva profundidad y la irregularidad del lecho forman parte de los problemas que ha encontrado la empresa. RWE Innogy que era titular de la licencia de la Agencia de la Corona afirmó a través de un portavoz que: “En la medida que la generación eléctrica eólica se desarrolle durante la próxima década y permita mejoras tecnológicas que la hagan más viable y que están en curso, y que se materialice la innovación esperada y las reducciones de costes es probable que se abran en el futuro  oportunidades en zonas que constituyen un gran reto, tales como el Canal de Bristol”. El proyecto forma parte del plan del Gobierno de David Cameron para el incremento de la generación con energías sin emisión de carbono en las que existe una mezcla de generación eólica y otras renovables y nuclear.

Sin embargo, los despidos de la filial británica de RWE están directamente relacionados con la caída de los márgenes, la menor demanda, y la necesidad de ahorro. Pero la paralización de los dos grandes proyectos off shore de la empresa mientras que de un lado cierran la espita del gasto cuya dimensión era excesiva, por el otro delatan la falta de planes de crecimiento significativos. La empresa había hecho foco en estos como eje de desarrollo futuro de su crecimiento. Los proyectos tenían como objetivo dar luz a 900.000 usuarios. Mientras, fuentes de medios financieros señalan que la primer eléctrica alemana, EON, está dispuesta a abandonar Italia donde la crisis ha hecho mella en sus ingresos. De acuerdo con esa versión la empresa encargó al banco de negocios Goldman Sachs la valoración de sus activos que es del orden de los 2.000 a 3.000 millones de euros. EON es el cuarto generador por ventas del mercado italiano. Se instaló en el país en el año 2000 y creció aceleradamente al quedarse con los activos de Endesa en el país tras la puja por la compra de la operadora española que cayó en manos de la italiana Enel.

La aventura no salió bien. La adquisición entroncó de forma directa con la crisis económica que ha supuesto para Italia la peor caída desde la segunda guerra mundial. La actividad industrial se ha contraído un 25% y la actividad económica en conjunto un 8% desde entonces. La empresa tiene siete plantas generadoras con una capacidad de producción de 6 Gigawatios que abastecen a cerca de un millón de clientes residenciales e industriales. El 56% de su generación se basa en la combustión de gas, con los problemas que este combustible entraña desde el punto de vista de los costes. Un 29% lo genera con carbón y un 8% es energía hidroeléctrica. De acuerdo con las fuentes de medios financieros el plan de EON es vender los activos italianos en bloque, incluidos los más rentables correspondientes a las energías renovables. Las mismas fuentes señalan que los compradores potenciales son Gazprom de Rusia, el grupo petrolero y de gas estatal ENI, y la empresa de capital francés Edison. La principal empresa eléctrica italiana, Enel Spa por su parte padece de los mismos males que sus colegas del resto de Europa. Un peso considerable de la deuda, en su caso del orden de los 40.000 millones de euros, caída del consumo residencial e industrial, y estancamiento de su negocio europeo, incluida España.

Mientras, EON, que ha apostado al desarrollo en Brasil y Turquía, no podrá compensar con esas inversiones la caída de los ingresos en Europa.

Los ingresos del grupo alemán han caído más de un 50% en los primeros nueve meses de este año y la empresa tiene en marcha un plan de venta de activos por 20.000 millones de euros. El sector eléctrico italiano tiene un exceso de capacidad instalada para los actuales niveles de demanda, unos márgenes decrecientes, y problemas en la relación entre las generadoras y las autoridades locales. Por otro lado la empresa deberá hacer frente a cargas financieras de largo plazo que se han agravado por el desmantelamiento de la generación nuclear decidida por el gobierno de Merkel tras la catástrofe nuclear japonesa. La eléctrica negocia la venta de la central de carbón y fuel de Cerdeña llamada Fiume Santo a un inversor chino. Otros activos que podrían venderse fuera del bloque señalado son una planta regasificadora y un 9% de participación en el gasoducto Trans Adriático.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...