edición: 2938 , Miércoles, 1 abril 2020
15/03/2013

Las grandes líneas en la consolidación de infraestructuras de mercados financieros europeos se delimitan

Carlos Schwartz

Carlos Schwartz
Esta semana deberían haber entrado en vigor algunas disposiciones de la directiva de infraestructuras de mercado (EMIR) que regulan las entidades centrales de contrapartida (ECC). Mientras, si el proceso sigue así, serán pocos los mercados que queden aislados o sin alianzas amplias.

El modelo que finalmente comienza a dominar en las infraestructuras de mercados financieros en Europa es la de sistema vertical integrado. Quien ha sellado con lacre el sobre del modelo ha sido London Stock Exchange Group (LSEG), que se ha quedado con la mayoría del capital de London Clearing House (LCH.Clearnet) la ECC que disputa a Eurex, la filial de Deutsche Borse (DB), la supremacía en este mercado. Pero, en el trasfondo de este reto, brilla la luz de NASDAQ OMX, la propietaria estadounidense de mercados de acciones y derivados que ha tomado en la compra de LCH una posición del 5%, pasando de ser un mero accionista pasivo a tener un cargo en el consejo integrando su incremento de capital en la ECC en su estrategia europea.

LSEG, LCH.Clearnet y NASDAQ OMX están empeñados en hacer campaña en favor de que la oferta de ECC a través de las cuales se cierren las operaciones de derivados no sean cautivas. Ocurre que la mayoría de las ECC son propiedad de mercados organizados y estos a su turno fuerzan a los operadores que actúan a través de ellos a cerrar las operaciones con sus filiales de compensación. El mercado de derivados en Europa está bajo el control mayoritario de NYSE Liffe y EUREX. La aspitación de los socios de LCH es competir en precios con el resto de los mercados organizados para llevarse el mayor volumen posible de operaciones cerradas en otros mercados a través de su ECC recién integrada en el London Stock Exchange Group. Para NASDAQ este paso forma parte de una ofensiva en tres direcciones. De un lado ha reforzado la presencia de su socio en Amsterdam, The ordering Machine (TOM), que ya ha capturado el 42% de ese importante mercado. El tercer elemento de su estrategia es una plataforma electrónica sujeta a aprobación en el Reino Unido para contratos de derivados de tipos de interés de corto y largo plazo.

Pero esta estrategia no es una exclusiva. El consejero delegado de Intercontinental Exchange (ICE) que ha adquirido a NYSE Euronext -propietario a su turno de Liffe- Jeff Sprecher viene de afirmar que los mercados organizados de acciones, futuros y derivados de Europa se deben federar para facilitar las operaciones transfronterizas. Desde luego tras esta propuesta lo que existe es la avidez por capturar cuota de mercados fuera de las fronteras naturales en las que está establecida su sociedad. Sin embargo la campaña de Sprecher tiene además otro sentido si se tiene en cuenta que quienes si ofrecen operaciones transfronterizas a bajo coste son las plataformas electrónicas como Chi-X que ya tiene un 25% del mercado europeo. NYSE Euronext dijo que convertiría a Euronext, su sociedad propietaria de mercado organizados, en una sociedad abierta a las participaciones vendiendo títulos en bolsa y dentro de esta estrategia buscaría asociaciones con las otras bolsas europeas. La forma de verbalizar esa estrategia es clamando por la federación de mercados.

En cualesquiera de los casos y modelos, algunas cosas van quedando claras. La consolidación en Estados Unidos ya ha tenido un efecto importante en Europa tras la alianza ICE-NYSE. El conglomerado tiene el control de los derivados europeos junto con EUREX. NASDAQ por su parte amenaza esas posiciones dominantes desde LCH.Clearnet. Es decir que la presencia del capital estadounidense en las infraestructuras de los mercados financieros de Europa puede convertirse en factor decisivo en el medio plazo. Con abundante liquidez y tipos de interés históricamente bajos estos jugadores pueden dar nuevas sorpresas. El tercer jugador es el Chicago Mercantile Exchange Group (CME), el mercado organizado de derivados con sede en Chicago más grande del mundo. CME tiene en funcionamiento en Londres su entidad central de contrapartida europea que permite a sus clientes en otros lugares del mundo continuar operando mientras su sede en Estados Unidos no está operativa.  Pero entretanto aspira seriamente a forjar una alianza con DB quien de momento rechaza el asedio.

Mientras, el mercado de derivados atraviesa por una fase de estancamiento a nivel mundial. Tras 30 años de crecimiento sostenido de los volúmenes de contratos, en 2012 por primera vez en muchos años estos decrecieron. En la última década el volumen de contratos casi se duplicó alcanzando los 640 billones de dólares en volumen nominal. Pero el año pasado la lista de contratos de derivados registrados retrocedió un 15% hasta los 21.000 millones de dólares. Los analistas afirman que este es el primer retroceso en los últimos ocho años. La explicación que dan es que los bajos tipos de interés, la mayor estabilidad en la eurozona, y el escaso crecimiento económico restó interés a la cobertura de riesgos y a la especulación en derivados. La cuestión en debate ahora es si los grandes volúmenes de contratos registrados durante tres décadas van a regresar en algún momento en el corto plazo. Mientras, la nueva regulación en Estados Unidos y Europa que fuerza de forma creciente a que las operaciones de derivados se cierren en mercados organizados con la participación de ECC para limitar el riesgo deja planteada la cuestión de cómo será esa recuperación.

Todo parece indicar que el mercado no va a reaccionar hasta que los tipos de interés no salgan del escenario de calma total y las aguas comiencen a encresparse un poco. En ese momento es posible que la actividad vuelva a despegar de nuevo. Pero recién entonces se sabrá si las reformas han dado resultado y los volúmenes contratados de forma bilateral (OTC) caen en relación a los contratados a través de los mercados organizados.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...