edición: 2309 , Viernes, 22 septiembre 2017
10/11/2014

Las grandes mineras mantienen su producción de mineral de hierro a pesar del desplome de precios

Los futuros de hierro a diciembre rondaban los 73 dólares amenazando a los productores más caros
Carlos Schwartz

Las tres grandes mineras cuya principal actividad extractiva es el mineral de hierro, Rio Tinto, Vale do Rio Doce y BHP Billiton, mantienen sus objetivos de producción a pesar del desplome de los precios. En una operación similar a la que lleva adelante la OPEP los productores de mineral de hierro amenazan de hecho a los productores menos rentables que abastecen al mercado. Las primeras afectadas han sido las empresas mineras chinas que en el periodo de alza de precios podían competir pese a sus altos costes. Los comentarios más extendidos en el mercado señalan que esta es una estrategia consciente y pactada por los productores.

Algo que los máximos ejecutivos de estas mineras niegan de forma rotunda. Este fin de semana le tocó el turno al consejero delegado de Rio Tinto, la gran minera australiana, Sam Walsh, quien calificó en los pasillos de un congreso de  la industria de ”tonterías” las afirmaciones de los traders y competidores sobre una supuesta colusión de las grandes mineras. Pero lo cierto es que la persistencia de las mineras en mantener sus niveles de producción ha provocado un exceso de oferta que ha llevado el precio de la tonelada de mineral de hierro con una concentración del 62% puesto en China con coste y flete en los 75 dólares a diciembre de este año y a 73.30 en abril de 2015.

Pero la cuestión central es la demanda de China y las mineras que operan en el país y formaron tradicionalmente parte de los proveedores de mineral a la industria local. Una parte considerable de esas empresas son poco rentables, están mal equipadas y sólo pueden sobrevivir en un entorno de altos precios del mineral. De acuerdo con la Asociación China del Hierro y el Acero (ACHA), a causa del menor crecimiento de la economía del país “es improbable que la demanda de hierro muestre alguna mejoría”. Las estadísticas económicas chinas indican que la producción industrial ha caído en el país en los últimos cinco meses hasta octubre, y la producción de acero se mantiene a pesar de ello en niveles altos en comparación con la demanda, lo cual lleva a ACHA a la previsión de que “los excedentes de mineral de hierro y de acero seguirán creciendo”. De acuerdo con fuentes del mercado un “crecido número de mineras chinas con altos costes de producción han dejado de extraer mineral de hierro, fueron de hecho expulsadas del mercado por las grandes mineras”. Pero las grandes mineras estatales chinas o que pertenecen a la industria siderúrgica del país siguen operando.


De acuerdo con los pronósticos de Rio Tinto este año saldrán del mercado 125 millones de toneladas de capacidad, de las cuales 85 millones ya han salido en Indonesia, China, Irán, África del Sur y Australia. Se trata del aporte de pequeñas mineras con altos costes de producción. Pese a esta evolución la producción en China creció en los primeros ocho meses del año un 8,5% alcanzando la cifra récord de 986 millones de toneladas. Esto se debe a la producción de las minas propiedad de las grandes empresas de siderurgia. De estas solo Baosteel, la segunda siderurgia en tamaño, carece de minas propias. El primer productor del país Hebei Iron and Steel Group tiene cuatro minas. El tercer productor tras Bao, Wuhan Iron and Steel, tiene seis minas.

Amshan iron and Steel tiene nueve y Shougang doce minas. Todas ellas mantienen su niveles de producción y de momento las siderúrgicas mantienen la producción pero compran menos a nivel internacional lo que ha llevado a un crecimiento de los stocks de acero y de mineral de hierro. La situación ha tenido incluso impacto en la política interior en Australia.

Los ingresos fiscales del estado de Australia Occidental, se han visto afectados por los menores ingresos de Rio Tinto que tiene su sede en esa región. El primer ministro de la región, Collin Barnett, afirmó ante el parlamento local que Rio Tinto y las otras grandes mineras globales corrían el riesgo de atraer la atención de la Organización Mundial del Comercio y las autoridades del comercio europeas si los excedentes se seguían acumulando. El consejero delegado de RT, Walsh, afirmó que Barnett estaba al tanto de los planes de su empresa y que los había aprobado cinco años antes siendo ministro responsable del sector. Como es lógico los planes fueron aprobados cuando las expectativas eran de incremento de la demanda internacional y la política de producción no es algo que se pueda mantener al margen de las condiciones reales del mercado con lo cual las afirmaciones de Walsh carecen de sentido. Una empresa no prosigue con sus planes al margen de las condiciones del mercado simplemente porque en su momento lo haya aprobado su consejo.

Con lo cual la única explicación razonable es que las grandes mineras apuestan a sacar del mercado a los competidores menos eficientes para restablecer el equilibrio entre oferta y demanda. Aunque Walsh lo niegue.

Mientras la empresa niega cualquier otra intención distinta del cumplimiento de su programa de inversión, los analistas y traders consideran que hay acuerdos para esos objetivos. Los comentarios se dirigen a Rio Tinto, Vale do Rio Doce de Brasil, y BHP Billiton. Los propios funcionarios chinos han fijado ya su atención en el trío pero de momento no han tomado medida alguna. La minería del hierro estatal china tiene la obligación de mantener la producción para no afectar a la tasa de ocupación de los trabajadores, pero en muchos casos está operando a pérdida.

Lo cierto es que Rio Tinto tiene muy bajos costes de producción y puede soportar el estrechamiento de márgenes por la caída de los precios del mineral. Entre  los críticos de la política de incremento de la producción de RT está la minera y empresa de materias primas Glencore que este año intentó una fusión con RT que hubiera desembocado en la minera más grande del mundo. La fusión fue rechazada por RT y Walsh rechaza las críticas afirmando que los intereses y la óptica de las mineras y de las empresas de materias primas son divergentes. Lo cierto es que tanto en materia de petróleo y sus derivados, como del mineral de hierro, estamos frente a una guerra comercial desatada por una caída de la demanda por la supremacía en el mercado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...