edición: 2614 , Miércoles, 12 diciembre 2018
29/04/2011
Para pagar las inversiones en infraestructuras de banda ancha

Las grandes operadoras insisten en acabar con la neutralidad de la red

Javier Aldecoa

La vicepresidente de la Unión Europea, y ex comisaria de Competencia, Neely Kroes, en la actualidad a cargo de la Agenda Digital de la UE, presiona desde febrero a los principales operadores de telecomunicaciones y propietarios de redes fijas y móviles de Europa por las que circula la señal de Internet para que incrementen la inversión en infraestructuras. Kroes ha fijado objetivos ambiciosos en materia de transmisión de señal digital de alta velocidad en la UE, y ve sus compromisos en entredicho a causa de la baja tasa de inversión de las empresas de telecomunicaciones. Por su parte las grandes operadoras del sector aspiran a modificar los acuerdos que gobiernan el tráfico en las redes de datos.

En febrero pasado el presidente de Telefónica, César Alierta, sugirió que las grandes empresas de contenido e información como Google deberían pagar parte del tráfico que generan. El debate en torno a esta propuesta ha calado entre el resto de los grandes operadores como France Telecom, Telecom Italia, Deutsche Telekom y Vodafone. Uno de los problemas más significativos es la saturación de redes por el crecimiento exponencial del tráfico de señal de video sobre Internet, como la que genera Youtube, además de otros diversos generadores de contenido como Facebook y en general la explosión de redes sociales.

Hasta ahora el sector que se ha dedicado a almacenar, ordenar y distribuir grandes masas de información generando tráfico a partir de sus portales se ha negado a pagar por el tráfico que demandan los clientes finales de los suministradores de la red por la que circula la señal de Internet. Google en particular es uno de los más firmes defensores de la gratuidad. El problema que comienza a plantearse a las grandes empresas de telecomunicaciones que han quedado fuera del negocio digital, como el desarrollo y venta de contenidos o la facturación de publicidad a cambio de las visitas recibidas por demanda de servicios, como es el caso de Google o Yahoo, y permanecen como proveedores del soporte técnico, es que las redes actuales no son suficientes para dar cabida al inmenso tráfico existente y al mismo tiempo pagar por el desarrollo de las infraestructuras capaces de acelerar el tráfico, es decir dar más velocidad a las conexiones mediante un mayor ancho de banda.

La consultora McKinsey estimó en un informe el año pasado que la inversión necesaria en Europa para mejorar las redes de fibra óptica a nivel europeo y dar mayor ancho de banda a las transmisiones de Internet exigiría una inversión del orden de los 300.000 millones de euros. El debate sobre cómo se debe afrontar el coste de la inversión para la mejora de las redes se ha echado a rodar , al igual que la posibilidad de modificar los acuerdos que gobiernan el traspaso del tráfico entre nodos de operadores. Antes de la explosión de contenido de gran peso, como el streaming de video, que produce saturación de las redes y disminuye la velocidad de tráfico, el relevo de flujos de tráfico entre operadores era simplemente estático y se basaba en un principio de reciprocidad, es decir de flujo bidireccional. La sobrecarga ha comenzado a pesar en los acuerdos y estos podrían revisarse.

La disyuntiva de los operadores es cobrar a los generadores del tráfico y romper con lo que se denomina la “neutralidad de la red” -de la cual Google es el gran defensor, y desde luego su primer beneficiario- o incrementar el coste a los usuarios. Las opciones incluyen la generación de tráfico a dos velocidades, donde la mayor velocidad la paga o bien el usuario o el generador del tráfico. Los grandes operadores son reticentes a subir los precios a los clientes cuando una buena parte de la expansión del negocio reposa sobre la nueva generación de telefonía móvil como los smartphones que suponen consumos mínimos altos.

Sin embargo, la posibilidad de cobrar a los generadores del tráfico no parece que vaya a ser una labor fácil. En este sentido las compañías propietarias de las grandes redes fijas europeas tienen la expectativa de que la ex comisaria de Competencia sea permeable a las necesidades de las grandes empresas del sector. El problema central es que a la señora Kroes no le gusta que sus objetivos se vean alterados y ha demostrado en el pasado tener el tesón del clavo oxidado. En cualquier caso se espera que el debate, al que las grandes empresas del sector han aportado sus estudios y propuestas en los últimos dos meses, tome forma en el mes de junio.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...