edición: 2309 , Viernes, 22 septiembre 2017
03/05/2017

Las grandes petroleras mejoran beneficios pero sus acciones sufren por la cotización del crudo

Los precios del petróleo siguen inestables y los fondos de inversión liquidan sus posiciones de futuros
Carlos Schwartz
Las grandes petroleras anuncian buenos resultados para el primer trimestre de este año. Exxon, Chevron y BP muestran un balance firme en el primer trimestre de 2017 y un beneficio al alza. La británica sale de pérdidas después de un difícil 2016 y sus acciones subieron en el mercado un 2%, aunque esta puede ser una recuperación pasajera en bolsa indican los analistas. El telón de fondo de las mejorías en el sector deben atribuirse al incremento de los precios del crudo a lo largo de 2016 y a su relativa fortaleza en lo que va de año. Sin embargo la tendencia en los precios del barril de crudo es de ceder terreno. ExxonMobil anunció que su beneficio en el primer trimestre duplicó al registrado en el mismo periodo el año pasado obteniendo ingresos de 4.000 millones de dólares. Por su parte, las acciones de Chevron subieron un 2% al anunciar resultados muy superiores a las expectativas del mercado. El consenso del mercado estimaba un beneficio por acción de 0,86 dólares y la petrolera anunció 1,23 dólares por acción. Mientras, su beneficio en el trimestre fue de 2.300 millones de dólares comparado con pérdidas de 725 millones un año antes.
El beneficio de BP en el primer trimestre ha sido de 1.400 millones de dólares comparado con una pérdida de 485 millones de dólares en el mismo periodo hace un año. La petrolera británica sigue teniendo el lastre de la catástrofe de Deep Water Horizon en el Golfo de México en 2010 y su endeudamiento creció de forma significativa para hacer frente a pagos compensatorios en el primer trimestre de este año por el accidente. Pese a los buenos resultados de las petroleras sus acciones han sido las que peor se han desempeñado en el mercado en Estados Unidos este año. Las acciones del sector cayeron un 10% en Wall Street y junto con las de telecomunicaciones son las únicas que se desvalorizaron.

El comportamiento del sector es una reversión del que mostró en 2016 cuando las petroleras fueron las que más aumentaron su precio en bolsa con una ganancia del 24% impulsadas por la recuperación de los precios del crudo que casi duplicó los mínimos de febrero del año pasado. La reducción de la producción decidida por la OPEP y de acuerdo con productores ajenos al cartel además impuso un tono optimista en el sector al iniciar este año. Pero los precios del crudo cayeron un 9,1% en el primer trimestre por el peso sobre el mercado del incremento de producción del crudo y el gas no convencional en Estados Unidos y las dificultades de los exportadores por imponer el cumplimiento de sus decisiones a las naciones miembro del grupo.

Los inversores institucionales comienzan a manifestar sus reticencias sobre la carrera ascendente del precio del petróleo y las noticias de los mercados de futuros esta semana sugieren que se ha registrado una liquidación de las posiciones largas la semana acabada el 25 de abril que tendrá a su turno un efecto negativo sobre los precios del mercado en general. La consecuencia de esta tendencia negativa de los precios es que ejerce su presión sobre los mercados de valores. Mientras tanto, las refinerías han incrementado su producción de gasolina formando grandes stocks del combustible que a su turno tiran abajo los precios del crudo. El recuento de las plataformas en las regiones productoras de crudo no convencional muestran un persistente incremento en la medida que los productores en esas cuencas logran explotar de formas rentable sus pozos a 50 dólares por barril, pero las estimaciones de los analistas indican una clara tendencia al aumento de producción en lo que resta del año.

Las cifras difundidas por la OPEP indican que el cártel reduce su producción. Pero el éxito del recorte de producción recae sobre las espaldas del principal productor, Arabia Saudita. También bajó la producción en Nigeria y Libia pese a que ambas están exentas de los recortes. Por el contrario Angola y los Emiratos Árabes Unidos aumentaron su producción lo que ha reducido el acatamiento de la disciplina de la OPEP que bajó del 92% al 90%. Rusia por su parte sigue sin ajustarse a su compromiso de reducción de 300.000 barriles diarios.

Es decir que el cuadro indica claramente que los recortes de la organización de exportadores no logran drenar los excedentes del mercado porque cada vez que el precio del crudo se recupera los productores de petróleo no convencional bombean más crudo para mantenerse a flote. Este paradigma hace que el precio del crudo se mantenga inestable y en última instancia siga como un factor imprevisible porque la realidad indica que los excedentes siguen en el mercado y que drenarlos lleva más tiempo que el que la OPEP había previsto. Desde luego en este escenario pesa la debilidad de la recuperación económica mundial.

Mientras tanto, el cártel de exportadores debe decidir si extiende su plan de recortes de la producción. Mientras los países miembros de la OPEP afirman estar dispuestos a mantener la reducción de la producción algunos analistas afirman que las posibilidades de que haya una extensión de las medidas son muy escasas. El argumento central es que el reparto de los recortes no es equitativo y que la medida funciona porque los saudíes cargan con el peso de ella. “Pero eso no puede durar de forma indefinida, Ryad no puede sostener ese esfuerzo porque afecta directamente a su balanza de pagos de forma significativa”, afirma una analista del mercado consultada por ICNreport.

El asunto se muestra sumamente controvertido y otros analistas señalan que los exportadores no tienen otra opción mientras sigan los excedentes en el mercado. Saudi Aramco, la petrolera estatal, tiene un agresivo plan de apertura de refinerías en Asia. El objetivo es incrementar la cuota de mercado en esa región. Pero este objetivo requiere una cuantiosa inversión y el plan se da de bruces con la reducción de producción de un lado y con los excedentes del otro porque la petrolera a lo que aspira es a colocar más gasolinas en Asia y para ello reducir la producción no es la llave de entrada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...