edición: 2618 , Martes, 18 diciembre 2018
05/09/2011
OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES

Las insolvencias en los Países Bajos caerán un 9% en 2011 y un 5% en 2012

Crédito y Caución

Según el Instituto de Estadísticas de los Países Bajos, la recuperación de la economía holandesa se intensificó en el primer trimestre de 2011, registrando un crecimiento del PIB real del 0,9% respecto al trimestre anterior y del 2,8% en términos interanuales, tras un aumento de 2,5% en el cuarto trimestre de 2010 y del 1,8% en el tercer trimestre. Las inversiones crecieron un 10,1% interanual, debido principalmente a una mayor actividad en el sector de la construcción -residencial, no residencial e infraestructuras-, cuya producción creció un 13%, gracias, en gran medida, a las favorables condiciones meteorológicas. Al mismo tiempo, las exportaciones de bienes y servicios crecieron un 7,0%, un ritmo más lento que el 11% del tercer y cuarto trimestre de 2010. Sin embargo, el consumo de los hogares se redujo un 0,1% en términos interanuales y un 0,3% respecto al trimestre anterior. En términos globales, las previsiones de consenso se han revisado al alza, y apuntan a un crecimiento del PIB del 2,1% este año y del 1,7% en 2012.

El consumo privado, débil en 2009, se recuperó ligeramente en 2010, pero volvió a caer en el primer trimestre de 2010 y se ha mantenido apagado desde entonces, a pesar de la recuperación del 0,5% en abril, según datos del Instituto de Estadísticas de los Países Bajos. La confianza de los consumidores sigue contenida, ya que las expectativas respecto a la situación económica en los próximos 12 meses son todavía pesimistas y se aprecia poca disposición a gastar. El desempleo aumentó ligeramente, hasta el 5,1% en mayo (5,0% en abril de 2011), pero al menos se situó por debajo de los niveles de febrero de 2010 (5,8%). Se prevé que, en términos globales, el consumo privado aumente solo ligeramente: un 0,6% en 2011.

Los precios de consumo aumentaron un 2,3% en mayo y junio de 2011 (2,1% en abril), el índice más elevado desde diciembre de 2008, debido a la subida de los costes de la energía y la alimentación. Sin embargo, la inflación se mantiene por debajo de la media del 2,7% de la zona euro. Tras un aumento del 1,3% en 2010, se prevé que los precios de consumo aumenten un 2,2% en 2011.

Mientras que el consumo privado se mantuvo débil y las inversiones fijas siguieron cayendo en 2010, las exportaciones de bienes contribuyeron de manera significativa al repunte del PIB el año pasado, con una subida del 12% interanual tras una caída del 8,8% en 2009, debido principalmente a la recuperación de los principales socios comerciales de los Países Bajos, como Alemania. Sin embargo, el crecimiento de las exportaciones se frenó en cierta medida en el primer trimestre de 2011, situándose en el 4,2 %. Las importaciones de bienes aumentaron un 12,6% interanual en 2010 y un 6,9% en el primer trimestre de 2011.

La producción de manufacturas se recuperó con fuerza en 2010, pero se ha frenado en los últimos meses y se prevé que crezca un modesto 4,2% interanual en 2011. Tras un crecimiento interanual del 9,2% en febrero de 2011, el aumento de la producción se frenó situándose en el 3,1% en marzo, en el 1% en abril y en el 3% en junio. El volumen de negocios del sector de manufacturas creció un 13% en abril de 2011, pero representa un crecimiento mucho menor que el registrado en meses anteriores.

Se prevé que las inversiones fijas brutas vuelvan a crecer en 2011 (un 5,1%) y en 2012, tras la fuerte caída de los dos últimos años. Tras repuntar en el primer trimestre de 2011, el crecimiento de las inversiones del sector privado se frenó en abril, debido principalmente a la caída de las inversiones en el sector de la construcción tras un fuerte aumento en enero y febrero.

ENTORNO EN MATERIA DE INSOLVENCIAS

La recuperación económica de los Países Bajos se tradujo en una caída de las quiebras de empresas. Según el Instituto de Estadísticas de los Países Bajos, el número de quiebras de empresas cayó un 10,3% interanual –situándose en 7.211 casos– tras un aumento masivo del 73,5% en 2009. Desde enero hasta finales de mayo, las quiebras de empresas cayeron hasta el 8,2% en términos interanuales, situándose en los 2.781 casos. En el conjunto de 2011, prevemos una caída del 9,3%, seguida de una nueva reducción del 5% el año que viene, hasta los 6.200 casos, siempre y cuando los potenciales riesgos adversos –como una nueva escalada de la crisis de la deuda del euro o una crisis mundial– no se materialicen. Sin embargo, incluso en un escenario favorable, las cifras de insolvencias de 2011 y 2012 seguirán estando muy por encima de los niveles registrados en 2007-2008 antes de la crisis.

La frecuencia prevista de impagos de las empresas holandesas del panel ha recuperado los niveles anteriores a la crisis. En mayo de 2011, a Frecuencia Prevista de Impagos media de las empresas holandesas del panel no mantuvo su tendencia a la moderación de los últimos meses, al aumentar 5 puntos básicos respecto al mes anterior, situándose en 27 puntos básicos. Sin embargo, se ha registrado una reducción de 14 puntos básicos desde principios de 2010, debido principalmente a un aumento de los precios de los valores y una reducción simultánea de la volatilidad del mercado.

CONSTRUCCIÓN: SE PREVÉ UNA RECUPERACIÓN MODESTA

El sector de la construcción en los Países Bajos sufrió una caída de la producción superior al 9% en 2010, siendo la activad de nuevas construcciones y la ingeniería civil las actividades más afectadas. Mientras que el número total de quiebras de empresas holandesas se redujo más de un 10% en términos interanuales en 2010, las insolvencias en el sector de la construcción aumentaron más de un 20%, especialmente en el subsector de la construcción no residencial. Sin embargo, prevemos que la espiral a la baja se detenga en 2011, con una recuperación principalmente en el sector de nuevas construcciones, al tiempo que se prevé que el sector de los servicios públicos y de la ingeniería civil registre una ligera caída, por el impacto de los drásticos recortes en los presupuestos públicos.

Una vez dicho esto, la feroz competencia, las presiones sobre los márgenes y los problemas de circulante persistirán, a pesar de una ligera recuperación y, como promedio, prevemos que el comportamiento de pagos en el sector de la construcción se deteriore este año. Si bien Crédito y caución prevé que en su conjunto, las insolvencias de empresas en los Países Bajos vuelvan a caer este año un 9% interanual, es probable que el sector de la construcción registre una tendencia contraria, con más quiebras de empresas en el sector. Las pequeñas y medianas empresas, con índices de solvencia generalmente bajos, serán probablemente las más afectadas.
 
ACERO Y METALES: LA DEMANDA POR DEBAJO DE LOS NIVELES PREVIOS A LA CRISIS
 
El sector holandés del acero/metales se vio afectado por el estancamiento de los sectores de la construcción y el automóvil, y la escasa demanda de acero de los sectores de la construcción naval y la industria pesada en 2010. Sin embargo, las exportaciones (que crecieron un 4%) compensaron la caída de las ventas internas. Mientras que la demanda de acero para la construcción llegó a su nivel más bajo en el cuarto trimestre de 2010 y en el primer trimestre de 2011, la demanda de acero procedente de otros sectores manufactureros ha aumentado ahora. En 2011, prevemos un crecimiento general de los ingresos del 4%, al beneficiarse los proveedores holandeses que cuentan con clientes en Alemania del crecimiento continuado en ese país. Sin embargo, en general, la demanda de acero y metales se mantendrá por debajo de los niveles de antes de la crisis.

SECTOR QUÍMICO: LA DEMANDA DE ALEMANIA IMPULSA EL CRECIMIENTO

El principal foco de atención del sector químico holandés es la producción de productos químicos básicos (60%), pinturas, lacas, barnices (10%) y productos farmacéuticos (17%). El sector depende en gran medida en las exportaciones, ya que el 75% de la producción está destinada a mercados extranjeros, y se beneficia de una buena red de transporte al resto de Europa y de la disponibilidad de materias primas, incluido gas natural. En el primer trimestre de 2011, el sector registró un aumento de los pedidos nacionales (45%) y del exterior (14%), así como un fuerte crecimiento de los volúmenes de negocios y de producción. En particular, el sector se ha beneficiado de la recuperación económica de Alemania. El comportamiento de pagos sigue siendo bueno, el número de insolvencias es inferior al de otros sectores y nuestras previsiones para este sector siguen siendo positivas.

LOGÍSTICA: LOS MÁRGENES SIGUEN BAJO PRESIÓN

Gracias al repunte de las exportaciones, el volumen de negocios de las empresas de transporte holandesas mejoró ligeramente en 2010 (un 3%) tras unos resultados muy deficientes en 2009, cuando registró una caída del 12,5%. Las empresas de transporte por carretera y de fletes desempeñaron un papel clave en la recuperación global del sector el año pasado, con una contribución de casi el 50% del volumen de negocios total. Con la recuperación del sector, las insolvencias de las empresas de transporte se redujeron un 7% en términos interanuales, hasta situarse en un total de 386 en 2010, y prevemos que esta tendencia se mantenga. Sin embargo, los márgenes siguen bajo presión debido a la subida del precio del combustible, el aumento de los salarios, el coste que supone cumplir normativas medioambientales más estrictas y una mayor competencia en materia de precios, lo que dificulta repercutir en los clientes el aumento del gasto. Sin duda, el exceso de capacidad conducirá a una mayor consolidación del sector.

SECTOR MINORISTA: EL COMERCIO ELECTRÓNICO INCREMENTARÁ LAS INSOLVENCIAS

Tanto el sector minorista de la alimentación como el comercio no alimentario seguirán viéndose afectados por la baja confianza de los consumidores y la contención del consumo privado. Aunque se prevé un modesto crecimiento en 2011 en el sector minorista no alimentario, la recuperación es frágil y podría fácilmente desencarrilarse debido a los recortes del gobierno y a la caída del poder adquisitivo.

El sector textil y de la confección tiene que hacer frente a una reducción de márgenes, ya que, en el actual entorno, el aumento de los costes de producción no puede repercutirse en su totalidad en los clientes. El sector del mobiliario sigue afectado por la mala situación del mercado de la vivienda, y las ventas siguen cayendo. Los segmentos medio y bajo crecieron, mientras que los segmentos altos se defendieron peor. El sector de la electrónica minorista es un mercado que se caracteriza por la consolidación, la innovación, una competencia feroz (tiendas de descuento) y una mayor presión sobre los precios. Los productores compiten constantemente mediante la introducción de nuevos productos, lo que genera un exceso de suministro de productos y puntos de venta.

En el primer trimestre de 2011, las insolvencias en el sector minorista crecieron significativamente respecto al trimestre anterior (con un aumento del 25%), tras tres trimestres consecutivos en los que el número de quiebras de empresas había caído. Prevemos que aumenten las quiebras, especialmente en el subsector de la electrónica minorista, al aumentar la popularidad del comercio electrónico (compras por Internet), ya que algunas cadenas no son capaces de adaptarse suficientemente rápido a este cambio en los patrones de compra. Los minoristas, especialmente en los subsectores del mobiliario y el bricolage, también tendrán que afrontar presiones constantes sobre sus márgenes y su liquidez.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...