edición: 3028 , Viernes, 14 agosto 2020
12/12/2011
OBSERVATORIO MERCADOS EXTERIORES

Las insolvencias se estabilizarán en Italia en 2012

Tras crecer un 40% en 2009 y un 20% en 2010, las quiebras de empresas aumentarán un 5% adicional en 2011 y se estabilizarán en 2012

CRÉDITO Y CAUCIÓN
Desde una perspectiva regional, durante la primera etapa de la crisis, Italia sufrió mayores pérdidas de producción que la mayor parte de los demás países de la Unión Europea, habiendo registrado en 2009 una contracción del 5,2%. Italia constituye una importante fuente de preocupación para la estabilidad de la zona euro en los próximos años, al enfrentarse a elevados niveles de deuda y a un rendimiento económico por debajo de la media. La ausencia de crecimiento económico sostenible constituye un problema fundamental.

Se prevé que el consumo privado reduzca el crecimiento económico en 2012, según se refleja en el crecimiento negativo de las ventas minoristas. También se prevé que la producción industrial caiga en 2012. El 45% de las exportaciones de Italia se realizan dentro de la UEM, y de estas el 13% tiene como destino Alemania y el 12% Francia. Las previsiones apuntan a que las exportaciones no crecerán el año que viene. De hecho, Italia ha registrado una caída constante de la demanda global de sus productos en los últimos diez años. El desempleo se sitúa por encima del 8% y se prevé que aumente algo en 2012.

El déficit presupuestario estructural es actualmente mucho más alto del que establece el criterio de Maastricht y se prevé que el nivel de endeudamiento público supere el 120% el año que viene. La prima de financiación de esta deuda, como se refleja en el diferencial con el bono alemán a 10 años, ha registrado un fuerte aumento. Las condiciones de financiación cada vez más difíciles han generado una incertidumbre considerable sobre las perspectivas de la demanda agregada en Italia.

Bajo la presión de los demás países de la Unión Europea y de los mercados financieros, ambas cámaras del parlamento italiano aprobaron en la segunda semana de noviembre nuevas medidas de austeridad. El paquete prevé un ahorro de 59.800 millones de euros mediante una combinación de recortes de gasto y subidas de impuestos, con el propósito de equilibrar el presupuesto en el horizonte 2014. Las medidas incluyen la venta de bienes del Estado, la congelación de los salarios del sector público hasta 2014 y medidas para combatir la evasión generalizada de impuestos.

Berlusconi, que había perdido su mayoría parlamentaria en la cámara baja, dimitió el 12 de noviembre una vez aprobadas en las dos cámaras las nuevas medidas de austeridad. El presidente Giorgio Napolitano encargó la formación de un nuevo gobierno a Mario Monti, ex comisario europeo de la competencia.

El gobierno de Monti está formado principalmente por expertos (profesores, banqueros, empresarios, y no por políticos, y el propio Monti ha asumido la cartera de finanzas. La primera tarea del nuevo gobierno consistirá en implementar las medidas de austeridad aprobadas por el anterior gobierno de Berlusconi. Monti ha subrayado que Italia debe recuperar la confianza de los inversores en su capacidad para reducir la elevada deuda pública y retomar la senda de un crecimiento sostenible. Por consiguiente, ha anunciado más reformas que podrían incluir una revisión del sistema fiscal, legislación en materia laboral y la reinstauración de impuestos sobre bienes inmuebles. Si bien el gobierno superó una moción de confianza en las dos cámaras a mediados de noviembre, todavía queda por ver si los principales partidos políticos mantendrán su apoyo cuando se presenten ante el parlamento estas reformas estructurales y medidas de austeridad adicionales.

Los balances de las empresas correspondientes a 2010 revelan que el endeudamiento, los plazos de cobro y el plazo medio de pago a los proveedores siguen en niveles altos –y están cerca de los niveles de 2009–, creando de este modo las condiciones para que se produzcan problemas de liquidez importantes y repentinos. Prevemos que la morosidad seguirá aumentando en 2012.

Incluso en tiempos ‘normales’ en el plano económico, muchas empresas italianas que cuentan con suficiente liquidez o líneas bancarias tienen a solicitar a sus proveedores facilidades de pago, simplemente para optimizar su gestión de efectivo y evitar disponer de las líneas de crédito. Este comportamiento, evidentemente, se acentúa en tiempos de dificultades económicas. Por consiguiente, es muy probable que, como ya ocurrió en 2008-2009, veamos retrasos y propuestas de restructuración de pagos por parte de muchas empresas. Esta circunstancia supondrá que se haga más hincapié en la gestión del fondo de maniobra, y es probable que lleve a las empresas a intentar aplazar todavía más sus pagos a proveedores.

Los datos del Banco de Italia muestran un aumento continuo del ratio préstamos bancarios/impagos entre diciembre de 2008 y julio de 2011. Los bancos italianos sometidos a una mayor vigilancia por parte de las agencias de calificación están empezando a limpiar su cartera de préstamos dudosos, por un importe estimado de unos 100.000 millones de euros. Como consecuencia de ello, los bancos están endureciendo los criterios de concesión de préstamos, como ya hicieran en 2008-2009, lo que afectará a las empresas privadas así como a la inversión ya la financiación por parte de entidades públicas.

PREVISIONES DE CRÉDITO Y CAUCIÓN

Aunque se prevé que 2011 registre un crecimiento lento pero positivo, las previsiones de actividad económica en 2012 apuntan a otro año de contracción. Habida cuenta de los serios desequilibrios en los fundamentos económicos de Italia y la actual crisis de la deuda soberana, prevemos un alto riesgo de empeoramiento a esta perspectiva ya negativa.

Las condiciones de crédito se han endurecido y los tipos de los préstamos nacionales han subido, lo que supondrá un lastre para la futura actividad económica.

Su pertenencia a la UEM lleva a Italia a afrontar un período prolongado de ajustes para recuperar la competitividad y volver a una situación de equilibrio en el empleo como únicas opciones disponibles para hacer frente a los desequilibrios de la economía.

Las quiebras de empresas han reflejado fielmente las condiciones económicas desde 2008, con elevados aumentos interanuales del 40% en 2009 y del 20% en 2010. Si bien es posible que el número absoluto de insolvencias registrado en las estadísticas oficiales no sea totalmente representativo, creemos que siguen fielmente la frecuencia de quiebras reales. A pesar del deterioro de las perspectivas, prevemos una estabilización en el actual nivel elevado, con un aumento de nuevo del 5% en 2011 y una estabilización en 2012.

La frecuencia prevista de impagos (EDF) de las empresas en Italia se encuentra actualmente entre las más altas de los países de la zona euro, y muestra una tendencia a un rápido aumento. La frecuencia prevista de impagos ha tendido a subir más en los últimos meses y se sitúa en niveles muy altos en relación con los cinco años anteriores.

Crédito y Caución, compañía de seguros, lleva cerca de 80 años contribuyendo al crecimiento de las empresas, protegiéndolas de los riesgos de impago asociados a sus ventas a crédito de bienes y servicios. Con una cuota de mercado cercana al 60% en España y al 33% en Portugal, se sitúa como la compañía líder de su sector en el mercado ibérico. Asimismo, Crédito y Caución ha expandido su actividad directa a Brasil.

La compañía es el operador en estos tres mercados del Grupo Atradius, presente en 42 países. Con unos ingresos totales cercanos a los 1.800 millones de euros y una participación del 31% en el mercado global del seguro de crédito, tiene acceso a la información de crédito de más de 52 millones de compañías en todo el mundo y toma más de 22.000 decisiones diarias de límites de crédito. La fortaleza financiera de Crédito y Caución queda avalada por la calificación A- de Standard & Poor´s.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...