edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
20/07/2015
LA OREJA DE LARRAZ

Las nuevas competencias regulatorias del ICAC exigen su refuerzo

Xavier Gil Pecharromán
La nueva Ley de Auditoría, que entrará en vigor en junio de 2016, supondrá una amplia reforma del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) debido a sus nuevas funciones de regulador y como consecuencia de las competencias recibidas. Así, la nueva Unidad de vigilancia de evolución del mercado de los servicios de auditoría de cuentas de entidades de interés público (EIP) tiene por objeto cumplir con la responsabilidad de hacer un seguimiento de la evolución del mercado de auditoría
Especialmente para detectar riesgos de una elevada concentración del mercado, en particular, en sectores específicos, así como derivado de la posible contingencia de desaparición de una firma de auditoría y riesgo por prestación de servicios de auditoría por auditores sin una adecuada infraestructura para determinadas entidades de interés público. Así mismo esta unidad velará por el seguimiento de la calidad de la auditoría.

Entre sus cometidos fundamentales está la detección de operaciones societarias que impliquen fusiones, escisiones, agrupaciones, traspasos de carteras, concentración del mercado, auditores que habitualmente realizan auditorías de entidades de interés público.

Por ello, efectuará análisis y evaluación de los resultados de las inspecciones e investigaciones realizadas en las unidades de control y disciplina de los comités de auditoría de EIP, para evaluar tanto el funcionamiento de los comités de auditoría como el riesgo derivado de las deficiencias de calidad detectadas en los auditores, que pudiera afectar a la estructura y concentración del mercado, y poner de manifiesto indicios de posibles fallos o riesgos sistémicos en los prestados de servicios de auditoría.

La CNMV será la responsable de supervisar el cumplimiento de estas funciones, sin perjuicio de las competencias en materia de supervisión de la actividad de auditoría de cuentas reservadas al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC). La Unidad de Apoyo en relación con el funcionamiento de los Comités de Auditoría, aunque la competencia de la supervisión de los Comités de Auditoría se atribuye a la CNMV dada la complejidad de los aspectos a revisar, desde el punto de vista de la normativa reguladora de la actividad de auditoría de cuentas, se realizarán labores de apoyo y consultas al ICAC qué requerirá algún efectivo para esta nueva tarea.

Por otra parte, la Unidad de Análisis de Riesgo tiene por objeto elaborar anualmente los Planes de Inspección y los de Investigaciones. En el primer caso, la realización de las Inspecciones se realizará sobre la base de un análisis de riesgos. Este análisis implica que debe estudiarse por un lado el riesgo de auditores en función de su tamaño, horas de auditoría, estructura, cartera de clientes y servicios prestados, y por otro lado el riesgo de las entidades auditadas, junto con las áreas de mayor riesgo en dichas entidades. Este riesgo puede utilizarse como criterio para la selección de sectores y áreas que pueden ser investigados.

Actualmente, el ICAC no tiene medios para controlar las declaraciones ni para incoar los expedientes por infracciones por falta de declaración o remisión de información exigida al ICAC, por lo que se considera imprescindible disponer de una unidad de control de declaraciones que realizara labores de comprobación destinadas a detectar errores en las declaraciones.

En la Unidad de controles de declaraciones al ICAC se integran las subunidades de Control de Declaraciones y las Subunidad sancionadora, que actualmente, no tiene medios para iniciar los expedientes sancionadores de los no declarantes que han incurrido en la comisión de infracción tipificada como muy grave, ni de los que la presentaron con retraso constituyendo infracción grave.

Según la Memoria de Análisis de Impacto Normativo, durante los tres últimos años y a raíz de las Inspecciones realizadas se ha detectado que existen errores en dichas declaraciones en la mayoría de los datos declarados al ROAC y que son fundamentales para el adecuado control del sector.

Por ello, realizará actuaciones de Inspección de carácter parcial, con el objetivo de contrastar las declaraciones que aseguren un mínimo de fiabilidad de los datos del ROAC que serán utilizados tanto en la unidad de análisis de riesgo como en la Unidad de mercado de auditoría para la emisión de los Informes anuales del sector y el especifico de entidades de interés público.

En el ejercicio de sus funciones, la Comisión de Órganos Europeos de Supervisión debe intercambiar determinada información con el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas recogida en el Reglamento citado, por lo que se ha considerado conveniente recoger en el texto de la Ley dicha participación.

La Unidad de regulación en materia de auditoría o de apoyo jurídico verá incrementadas sus funciones con la nueva normativa, ya que se incrementa el ámbito de sujetos a los que se sujeta, incluyendo a los comités de auditoría de las EIP así como a un conjunto de personas que participan y tienen conexión con quienes ejercen la actividad de auditoria. Respecto a estos sujetos, la nueva normativa impone nuevas obligaciones.

Finalmente, en relación con las consultas, se prevé un incremento de las mismas, puesto que desde junio de 2016 se incluirían entre otras las normas de ética. En el momento actual, dicho servicio lo ocupa una sola persona.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...