edición: 2391 , Miércoles, 24 enero 2018
28/09/2012

Las nuevas medidas tributarias recaudarán un 3,8% más que en 2012, aunque afectarán a la inversión

Javier Ardalán
El Gobierno tiene un ejercicio complicado para ajustar el déficit público desde el 6,3% al 4,5% en 2013, por ello los recortes, por un lado, y la recaudación de impuestos, por otro, adquieren un protagonismo muy especial, puesto que las necesidades económicas son multimillonarias. Los recortes sumarán 14.000 millones de euros.

Todos los impuestos ascenderán en recaudación, excepto el del Impuesto sobre Sociedades, que se espera que tenga  un decremento del 2,8 sobre lo presupuestado para este año.

Los ingresos tributarios antes de la cesión a Entes Territoriales alcanzarán los 175.177 millones de euros, un 3,8% más que en el Presupuesto de 2012. La recaudación por IRPF crecerá el 1,5% hasta 74.215 millones de euros, mientras que la generada por el Impuesto de Sociedades se reducirá 2,8% hasta alcanzar los 19.012 millones de euros.

Los ingresos por IVA se incrementarán el 14,6% como consecuencia de las medidas puestas en marcha por el Gobierno, hasta alcanzar los 54.657 millones de euros, mientras los ingresos por Impuestos Especiales subirán el 8,3% hasta los 19.956 millones de euros.

Dos son las principales medidas tributarias aprobadas con una mayor capacidad recaudatoria. La primera es la limitación al 70% sobre el máximo en tablas de la deducibilidad fiscal sobre las amortizaciones del inmovilizado material realizadas por grandes empresas durante el los ejercicios 2013 y 2014. Un dato importante es que quedan excluidas las pymes y micropymes, que podrán amortizar normalmente. Los ingresos previstos ascienden a 2.371 millones de euros, lo que influirá en la inversión empresarial.

La segunda es que Hacienda fijará un gravamen del 20% sobre los premios de loterías y apuestas organizadas por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado y por las Comunidades Autónomas, y de los sorteos organizados por la Cruz Roja y la ONCE. Se aplicará a los premios que se celebren a partir del 1 de enero de 2013. Quedan exentos los que cuenten con un importe inferior a 2.500 euros.

Se fija, asimismo, una retención o ingreso a cuenta coincidente con el importe de dicho gravamen especial, operando como retención liberatoria. Los ingresos por este capítulo se cifran en 824 millones de euros. Se trata de un impuesto importante, porque no influirá en el consumo, aunque entre los ganadores de los premios van a tener muy mala prensa.

Por otro lado, en relación al Impuesto sobre el Patrimonio Se prorroga al 1 de enero de 2014 la tributación sobre el patrimonio de las personas físicas, el Impuesto sobre el Patrimonio sobre el que se espera una recaudación de 700 euros. Las Comunidades Autónomas tienen potestad para establecer bonificaciones en este tributo.

El Proyecto de Ley altera también el régimen de tributación aplicable a las ganancias patrimoniales obtenidas a corto plazo, con el fin de frenar los movimientos especulativos. Sin embargo la recaudación por este concepto no supondrá más allá de los 90 millones de euros.

Otros 90 millones se piensan incluir con el fin de la deducción por compra vivienda habitual nuevas.

 De esta forma, se incorporarán en la base imponible general del IRPF las ganancias que deriven de la venta de elementos patrimoniales que hubieran permanecido un año o menos en el patrimonio del contribuyente. Éstas pasarán a tributar a la tarifa general, es decir, al tipo de gravamen del contribuyente en vez de al tipo de gravamen del ahorro en que se encuentran encuadradas ahora.

El Gobierno permitirá en 2013 la actualización monetaria por parte de las empresas del último balance aprobado por ellas. Se busca con ello adaptar los valores contables a la evolución de la inflación. Con ello se evitan tensiones inflacionistas en las empresas y a la vez que se acerca el valor contable al valor de mercado. La actualización tendrá carácter voluntario, se extenderá tanto a personas jurídicas como físicas y estará sometido a una carga fiscal del 5% del importe de la actualización. Abarcará el activo del inmovilizado material y los arrendamientos financieros.

El importe de las revalorizaciones contables se llevará a una cuenta específica de reserva de revalorización. Posteriormente, se podrá destinar esta cantidad a la reducción de resultados contables negativos, a la ampliación del capital social o a reservas de libre disposición. Por tanto, la medida permitirá también potenciar la financiación interna de las empresas al mejorar su capacidad de acceso al mercado de capitales y de deuda.

Los coeficientes de actualización se establecerán reglamentariamente para su aplicación sobre el precio de adquisición y amortizaciones. La actualización de balances es una medida que se realiza con cierta periodicidad. Las últimas fueron aprobadas en 1983 y 1996. Estas medidas supondrán unos ingresos de 300 millones de euros.

Por otra parte, la reforma de la Administración Local en ciernes, que incluye la definición de competencias y la eliminación de duplicidades, permitirá un ahorro de 3.500 millones de euros en 2013 y de 5.500 millones al año siguiente. Las entidades locales se han comprometido a aprobar incrementos tributarios, suprimir exenciones y potenciar la inspección tributaria junto con una correcta financiación de los servicios públicos de carácter local.

Hacienda recuerda que las entidades locales que no han remitido planes de ajuste o no han sido aprobados son objeto de una retención en los fondos a percibir por la participación en los tributos del Estado.

Respecto a las Comunidades Autónomas, se debe sumar las medidas acordadas en materia de sanidad y educación entre el Gobierno central y los Ejecutivos regionales, que tendrán un efecto conjunto de 15.000 millones de euros en los dos ejercicios. Entre ellas destacan la reducción del gasto farmacéutico, el ajuste de los ratios de alumnos y el incremento de la jornada lectiva.

Queda pendiente también la restructuración completa del sector público autonómico, que se irá dejando notar con mayor intensidad en 2013 y 2014. En total, las medidas específicas de ajuste de las Comunidades Autónomas alcanzan los 19.000 millones de euros hasta 2014.

En materia inmobiliaria, se suprime la deducción por inversión en vivienda habitual para las adquisiciones que se realicen a partir del 1 de enero de 2013. La medida, ya adelantada por el presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados, responde a las recomendaciones realizadas por la Comisión Europea. Se mantiene la deducción para adquisiciones anteriores a 2013. Además, los ayuntamientos podrán optar por gravar a través del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) el patrimonio histórico artístico que esté afecto a actividades económicas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...