edición: 2637 , Viernes, 18 enero 2019
12/01/2009
Observatorio de Telecomunicaciones

Las OMV se desgastan de 'bautizo en bautizo'

A.Z.- No se resiste a la coreografía del humo, aún  a riesgo de plegar sus tentáculos. Será por precios. Y por fecundidad. De parto en parto, Yoigo repuebla el viaje a ninguna parte. Lo hace con sus propias OMV y con las ajenas, ahora que Vueling ha dado a su nueva operadora móvil en común. Le siguen, de cerca, las urgencias de Simyo y Jazztel. Las operadoras móviles virtuales se han entregado al baile a pesar de que la desaparición de 700 operadoras de los registros de la CMT les recuerda que el mercado no se ensancha ni a golpe de piruetas. Es sólo el preludio de un año en el que se pelearán el sitio y la crisis al menos una docena de OMV.

Otra cosa son los nuevos partos: Ono io mete sus planes al congelador; Alcampo se lo piensa dos veces, Yoigo pliega las velas de los establecimientos multimarca. Y los nasciturus de Kuile Mobile  y Blyck -que prometían minutos gratis por publicidad- demoran el calendario.

Se pinchan con el azuelo de la portabilidad y no consiguen piezas suficientes en las aguas de los nuevos clientes, pero nadie quiere renunciar a ellas, ahora que por primera vez, los ingresos de los móviles descendieron en el último trimestre de 2008.Lo vaticina Jochen Doppelhammer, el Consejero Delegado de Simyo: muchos desaparecerán. Con ella en cabeza han decidido combatirlo a golpe de promiscuidad. Orange ya advierte con las fauces abiertas: a medida que cierren, los operadores de red se quedarán con alguna de las OMV.

Yoigo desoye el eco de sus propios golpes -los de las fallidas llamadas a cero euros- y el lastre de los 70 millones de euros de rojos. KPN se entrega a la carrera de la ‘fecundidad’ con Blau y la OMV de Vueling. No está sola en la carrera de los bautizos. A Vodafone, las expectativas del consumo móvil entre los inmigrantes le costaron la ‘gripe española’, pero ni Yoigo -con la china Hong Da- ni los de Hits Telecom Spain se dan por enterados. Google se entrega a la fiebre de las OMV´s. Ni  la luz roja de la CMT  a las solicitudes de Yahoo! y Microsoft para convertirse en operadoras en España, disuaden a Google, dispuesta a comenzar a prestar servicios de telefonía móvil en España. Una fiebre a la que se han subido los grandes grupos de distribución: Carrefour, la pionera, con su propia OMV, cuenta también con Diamovil. Eroski también dispone de su propia operadora y El Corte Inglés lleva varios meses probando Sweno, su propia marca de telefonía móvil y Alcampo Móvil, que tenía previsto comercializar una, ha retrasado su salida. Tiene ya a su mano el hueco en sus hipermercados de Yoigo, obligada a suprimir la mayoría de los acuerdos con los establecimientos multimarca por falta de rentabilidad. Para compensar esta pérdida, Xfera Móviles podría abrir algunas tiendas propias en los centros comerciales donde capta un mayor número de clientes.

La hispano-kuwaití Hits nace con el padrinazgo de Hits Telecom y la valenciana MetroRed Móvil y con la vista puesta en 6 millones de ciudadanos extranjeros, de los cuales el 95% dispone de teléfono móvil. La mayor cadena de tiendas especializadas en telefonía móvil, The Phone House -que cuenta ya con las marcas Happy Móvil y Cable Móvil- acaba de lanzar Movi Data, un OMV dirigido a los usuarios del incipiente mercado de Internet Móvil. De momento no ofrece servicios de voz y sólo está disponible a través de una oferta que consiste en subvencionar un ultraportátil. Euskaltel se ha convertido en el socio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) para lanzar un operador móvil virtual para prestar servicios de telefonía móvil a sus 1,1 millones de asociados. Como las demás Operadoras Móviles Virtuales (OMV´s), chocan entre sí y con el suelo del mercado celular y del Internet para llevar, de espaldas al efecto iPhone y a años luz de los cielos de la nueva fibra.

Con los bríos de las recién llegadas Jazztel, Blau y Hits, las operadoras móviles virtuales y las low cost tratan de pescar con la competencia descarnada de precios en unas aguas hasta ahora más sensibles a la calidad del servicio, la fidelización del cliente y la convergencia de servicios. Las OMV prometieron hacer trinchera en las carnes de la desaceleración económica. Y en las grietas que dejó Orange por su nueva estrategia de dejación del mercado prepago -una sangría que le ha quitado 30.000 clientes en 2008- . Pero Yoigo les ha enseñado a Jazztel y compañía que pueden morir ahogadas por sus propios torpedos, los que lanzan a la línea de flotación de los operadores tradicionales del móvil, a los que hasta ahora no han conseguido arañar casi mercado. Movistar sostiene una cuota de mercado del 45,2%, Vodafone  un 31,3% y Orange un 20,6%, mientras que Yoigo y los móviles virtuales suman un 2,9% en conjunto. Por lo que respecta al total de nuevas altas, Vodafone ganó el 29,4 por ciento de las altas en los tres últimos meses; Movistar se hizo con el 26,7%; Orange, con el 20,3%; Yoigo, con el 14,5%, y los OMVs, con el 9,1% restante.

Según las valoraciones de IO Investigación difundidas por movilonia.com, sólo Euskaltel, con el 31,23% del mercado, ha conseguido sobrepasar los 200.000 clientes; Happy móvil -de The Phone House- ya ha captado a 157.000 usuarios -la mayoría inmigrantes- y Simyo cuenta con 120.000 usuarios. MáSmovil tiene menos de 30.000 clientes; Lebara Móvil de momento sólo ha conseguido convencer a 34.300 personas. Antes de lanzar su campaña de navidad y su promoción Hits Mobile sólo había logrado 800 ventas. En el momento del estudio MáSmóvil sólo había vendido 28.300 tarjetas SIM. Y ni siquiera las promociones de Pepephone le habían proporcionado antes de Navidad más de 10.300 líneas. Ono io, que según el informe de IO Investigación sólo consiguió activar 4.700 líneas, cesó su actividad comercial, aunque de momento seguirá prestando servicio a estos clientes.

Yoigo afina sus piruetas y acelera los bucles de 100 nuevas tiendas propias. La sueca tira los anzuelos, aunque sea con las redes prestadas de Movistar. Embriagada con sus propios alardes en la guerra de precios, la operadora acumuló en los nueve primeros meses ya los cien millones de euros de rojos que Telia le permitía para 2008. Sus piruetas dan con el suelo: la red de distribución, en el abandono de los 218 stands que tiene repartidos por toda España en los hipermercados Alcampo y Carrefour. La de la paternidad de las operadoras, en el juego de espejos y la competencia entre gemelos: Simyo y Blau con tarifas casi idénticas de 8 céntimos/minuto. La ‘verdad verdadera’ le mancha la pechera de los beneficios a la matriz sueca y la lleva a sus peores resultados trimestrales, tanto como para que -por primera vez- Telia reconozca lo que desde marzo era un secreto a voces: el futuro está en el congelador y le aplicará un tratamiento de choque, para susto del resto de los socios. El cuarto operador de telefonía móvil se pincha con el azuelo de la portabilidad y no consigue piezas suficientes en las aguas de los nuevos clientes. Adiós al proyecto de largo plazo -cinco años- que se las prometía Johan Andsjö. Yoigo se ha entregado a las rebajas, a la velocidad de la luz de Masmovil y Simyo.

Pero ni sus piruetas, la oleada de tiendas propias, las muletas de la red prestada y el bucle de la portabilidad han sido suficientes para mantener vivas sus aspiraciones de cerrar el año con 1 millón de clientes (más del doble de 2007). Su cobertura para 3G es todavía del 42%, apenas alcanza a las 19 mayores provincias y no pensaba ampliarse en los próximos meses más allá del 50%. Yoigo ha desoído el eco de sus propios golpes -los de las fallidas llamadas a cero euros- y el lastre de los 98 millones de euros de rojos.

GUERRA DE PRECIOS

Lejos de ser un revulsivo, las OMV´s  buscan sacar provecho al desarrollo de la competencia efectiva en un mercado ya saturado en el que ya hay dadas de alta 49 millones de líneas en España y tratan de quitarle el pescado a las tres grandes con el cebo de los precios y con la caña de las redes ajenas, las de las propias operadoras históricas. Pero están terminando por enredarse en su propio sedal. Ni las piruetas de sus precios ni su guerra de ofertas han conseguido blindar a Yoigo y compañía ante la fiebre de un mercado muy saturado (más del 110% de penetración), que se debilita por la crisis a ojos vista, tanto como para reducir la cuota del mercado de las OVM y la filial de Telia del 32,7% del primer trimestre al 29% del segundo.

La movilidad de los clientes, el alimento de su apuesta por la convergencia en torno al móvil virtual puede ser un espejismo si, -como está pasando ya a otras operadoras- la portabilidad se convierte en un corto camino de ida y vuelta en el que Yoigo ve cómo los clientes sucumben ante los cantos de sirenas de sus precios y el derroche de ofertas, pero siguen después su marcha o vuelven a la casilla de partida, a medida que topan con las dificultades de los servicios, o con cantos de sirenas aún más afinados. Yoigo y compañía pueden convertirse en víctimas de las prisas de la misma “infidelidad” de la que se alimentan. Telia Sonera ya les enseñó que los ‘early adopters’, los consumidores que salieron corriendo tras sus ofertas, son muy intensos, tanto como poco leales. Y las aguas de la pesca en los nuevos clientes siguen siendo muy frías para Yoigo, Jazztel y las otras virtuales. Los 253.014 nuevos clientes móviles suponen un 38% menos que en julio de 2007. Algo parecido ocurre con las altas de banda ancha fija; su demanda ha caído un 20% con respecto a 2007 y un 30% frente al mismo periodo de 2006. Los operadores móviles de bajo coste, como Yoigo y los OMV, ya captan el 33% de las incorporaciones de banda ancha móvil.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...