edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
10/10/2009

Las operadoras alternativas y la apuesta por la fibra

A.Z.- Las operadoras alternativas saben que la fibra se lo pondrá más difícil y, a la vista de las limitaciones de la portabilidad y del descenso en los segmentos de fijo y voz móvil, se aferran al adsl. Pero ahora que la guerra de precios se recrudece, se estrechan sus senderos. Los otros, los de las velocidades más altas y la FTTH, siguen aún fuera de su alcance. La CMT ha despejado la carrera de la fibra española. Perfila el mapa de la fibra óptica de nueva generación, un tejido que según la CMT puede llegar en 15 años hasta a un 46% de las viviendas españolas, no más.

Y con él, comienza a delinear las fronteras de la carrera por el FTTH que hasta ahora reposa casi en exclusiva en los hombros de Telefónica. No será así si la geografía de la Comisión se cumple: a contrapié de la guerra que Vodafone y Orange llevaron a Bruselas, el regulador español les recuerda que el mercado de 2023 será rentable para la competencia de tres redes de fibra ópticas nacionales que llegarán hasta los edificios, pero la dimensión de los peajes están ya sobre la mesa: A las operadoras alternativas les espera el doble de inversión que a Telefónica si quieren sitio en las nuevas redes.

Vodafone sabe también que en la cúspide de las redes de internet, el horizonte pasa por la fibra ultrarrápida hasta el hogar y la diferencia la marcarán los 100 megas, un tren al que por ahora sólo Telefónica se ha subido con asiento propio, aunque haya reducido un 28% sus inversiones en el despliegue de fibra óptica y Guillermo Ansaldo reconozca que la velocidad se adaptará al son del mercado y al tono de las inversiones. Como todas las alternativas, la operadora británica puede revender la oferta mayorista hasta los 30 megas, configurar la velocidad de sus ofertas de fibra hasta ese tope con libertad, acceder a las canalizaciones y conductos de Telefónica (lo que les permite ahorrarse un 80% de sus costes) e incluso a la fibra desplegada dentro de los edificios (que el primer operador en desplegar debe alquilar a sus competidores). Pero gana tiempo de prueba en prueba y a la rueda de Telefónica. Los cálculos de la operadora británica estiman que para que a un operador le resulte rentable invertir en fibra óptica en España debe contar con una cuota de mercado de al menos un 40%, frente al 5% de Orange, el 3% de Tele2 y el 2,4% de Jazztel.

Por eso, auque hace menos de un mes que prometió cogerle a Telefónica el guante del FTTH y desplegar fibra propia y ofertas de 100 megas a partir del otoño de 2010 en una docena de ciudades, echa aún cuentas y baraja alianzas. Vodafone mira a Berlín -donde compartirá el despliegue de la red de nueva generación con Deutsche Telekom-, le tiende la mano a César Alierta para compartir inversiones  -o al menos su uso- y ensaya atajos a la fibra: ha comenzado en Madrid parte de las pruebas mundiales para superar con una red piloto los 60 megas con un ancho de banda de 10 MHz. Prueba el despliegue de VDSL2 y continúa los pilotos que inició el pasado año en España con FTTH. Recuerda los vaticinios de Colao, que el semestre pasado advertía que “una segunda red de fibra no es rentable”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...