edición: 2470 , Lunes, 21 mayo 2018
13/07/2009
Juan Carlos Fernández, responsable de RSC de Sacyr Vallehermoso

“Las organizaciones que tomen sus decisiones de forma responsable serán los líderes del siglo XXI”

Aboga por la sensibilización en todas las escalas jerárquicas de la empresa
Juan Carlos Fernández, responsable de RSC de Sacyr
Beatriz Lorenzo

Ya en el año 2007 un informe de la OCU situaba al grupo constructor Sacyr Vallehermoso entre las empresas con mejor Gobierno Corporativo de España, y el año anterior había quedado finalista en los premios Codespa a la Empresa Solidaria. La adhesión al Pacto Mundial de Naciones Unidas, la construcción de plantas solares fotovoltaicas o, en abril de este año, la devolución de 1,5 millones de euros al grupo por parte de sus consejeros tras haber cerrado el pasado ejercicio en pérdidas, son algunas de las prácticas de buen gobierno acometidas de forma reciente por la constructora; la cara más escondida de una política empresarial que apoya su parte más visible en la consecución y gestión de obras y contratas -la última, la sonada victoria en la puja económica para la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá-. La RSC es importante para la constructora, que actualmente está ultimando la puesta en marcha de su Plan Director de Responsabilidad Corporativa, un instrumento que orientará la gestión responsable del grupo y de todas las sociedades que lo componen. Es un intento de adaptarse a los nuevos cambios y demandas que requiere la sociedad en esta materia. Juan Carlos Fernández, el responsable del área de Responsabilidad Corporativa del grupo tiene claras estas nuevas expectativas sociales: “Las organizaciones de hoy en día deben atender estas nuevas necesidades, responsabilizándose de las consecuencias de sus actos, y teniendo siempre en cuenta los derechos, necesidades y deseos de los distintos agentes con los que interactúan”.

La evolución social es innegable. Para Juan Carlos Fernández, “Desde principios de los años 70 se han producido cambios transcendentales en el contexto social. Factores como el aumento de la calidad de vida en los países desarrollados, la globalización, la evolución de las nuevas tecnologías o la creciente sensibilización por el medio ambiente, han contribuido a crear una sociedad más exigente, que demanda más que nunca a sus empresas un comportamiento responsable”.

ESPAÑA, EJEMPLO DE “DIÁLOGO CON EL SECTOR PÚBLICO”

Una demanda social nueva, más exigente si cabe, que ha pillado “en pañales” al panorama empresarial español. Ahora es, para empresas como Sacyr, el momento de asentar bien los cimientos de una buena gestión. “Las empresas españolas, en particular las más grandes, llevan ya bastantes años mostrando una gran sensibilidad por la responsabilidad corporativa. Algunas muestras de ello son el elevado porcentaje de empresas españolas entre el total de las adheridas al Pacto Mundial o de las que presentan informes de sostenibilidad GRI, o el espectacular avance en la implantación de sistemas certificados para la gestión de la calidad, el medio ambiente, o la prevención de riesgos laborales. Sin embargo, no debemos perder la perspectiva de que la RSC es un concepto relativamente novedoso y que por tanto está aún en pleno desarrollo en la mayor parte de las empresas. Digamos que hemos comenzado nuestra andadura con buen pie, pero que aún queda mucho por avanzar en el camino hacia una gestión plenamente responsable y sostenible.”, declara Fernández a 'capitalnews.es'.

La transparencia, ese valor tan demandado por los stakeholders  se presenta como una de las asignaturas pendientes en materia de RSC a la hora de conseguir algo tan esencial como una correcta información a los grupos sociales. “Si bien como demuestran estudios recientes el concepto de responsabilidad social corporativa como tal sigue siendo en cierta medida opaco para la mayor parte de la ciudadanía, su esencia, es decir la necesidad de que las empresas se comporten de forma responsable, es un deseo cada vez más extendido entre los distintos agentes que conforman la sociedad. En respuesta a esta demanda, las empresas llevamos ya algunos años haciendo un gran esfuerzo por dar a conocer, a través de los informes de sostenibilidad, nuestro rendimiento en los planos social y ambiental, dentro de un movimiento hacia la transparencia que yo calificaría de espectacular”, explica Juan Carlos Fernández, que sin embargo admite que “pese a los grandes avances conseguidos, es también cierto que aún debemos mejorar en la adaptación de la información hecha pública, no solamente a GRI, (el estándar más extendido para la elaboración de este tipo de informes), sino también a las necesidades de los distintos agentes potencialmente interesados.”

Uno de los agentes sociales más visibles e importantes es el sector público. Y la responsabilidad social es una cuestión que también le compete. En opinión de Juan Carlos Fernández, “la empresa y el Estado tienen sus propios roles y ámbitos de influencia, sin perjuicio, de que puntualmente puedan existir solapamientos o incluso actuaciones coordinadas. En cualquier caso, el diálogo y el entendimiento entre los distintos agentes es siempre positivo, y en este sentido creo que el caso de España puede considerarse ejemplar: tras un intenso proceso de debate en el marco del Congreso, del Ministerio de Trabajo, y de la Comisión de Seguimiento y Evaluación del Diálogo Social, se creaba el Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas, un órgano específicamente encargado de debatir, impulsar, fomentar las políticas de RSC. “

“LA CRISIS ES EL MOMENTO IDÓNEO PARA APOSTAR POR LA RSC”

Pero el camino de la buena gestión de la RSC es largo y no está exento de baches para los que quieran recorrerlo. Para Juan Carlos Fernández, “son todavía muchos los ámbitos en los que se debe avanzar, aunque, el principal reto que debe afrontarse a corto plazo es garantizar la sensibilización del personal en todas las áreas organizativas y en todos los escalones jerárquicos de las empresas. Para que una empresa en su conjunto se comporte de forma responsable, es necesario que todos los que trabajan en ella sean plenamente conscientes, tanto de la necesidad de que así sea, como de su responsabilidad para lograrlo. Así, es indispensable el impulso estratégico del Consejo de Administración, pero igualmente lo es el celo profesional de quienes desarrollan su labor en la base de la empresa”. El responsable de RSC de Sacyr se hace eco de la tendencia tan popular últimamente, la que conforma la base y la definición del nuevo concepto de RSC 2.0 o de segunda generación “Es vital tener claro que la RSC no es competencia exclusiva del departamento que la coordina, sino que todos los que formamos parte de la organización debemos colaborar, desarrollando las actividades bajo nuestra competencia de la manera más responsable posible”

Sacyr Vallehermoso sabe de incertidumbre y de vacas flacas. Ha ostentando el dudoso honor de ser una de las constructoras que peor han resistido a la ralentización del sector del ladrillo, con fuertes descensos bursátiles- ahora recuperados con los triunfos de Panamá e Itínere- y medidas de urgencia como la pignoración de un porcentaje de su filial Testa. Juan Carlos Fernández no pierde el optimismo y ve en la crisis la oportunidad ideal para abordar una visión renovada y una gestión más firme de cara al futuro. “El actual momento de crisis es idóneo para apostar decididamente por la Responsabilidad Corporativa, como una herramienta de gestión que nos permite garantizar la idoneidad de nuestras actuaciones desde un punto de vista amplio, y con ella nuestra sostenibilidad de cara al futuro”, afirma.

La visión a largo plazo se deja ver también en su concepto de la RSC como algo global, plenamente integrado en la compañía: “el gran objetivo que debemos asumir las empresas en materia de RSC es llegar garantizar que todas nuestras decisiones, desde las consideradas estratégicas hasta aquellas más propias de la gestión cotidiana del día a día, sean tomadas de forma responsable, teniendo siempre en cuenta su posible impacto sobre nuestros distintos grupos de interés.”, aclara Fernández en cuya opinión, “las organizaciones que hagan suyo este objetivo y desarrollen los mejores procesos de mejora continua para alcanzarlo, serán los líderes del siglo XXI. “

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...