edición: 2785 , Martes, 20 agosto 2019
30/06/2015

Las perspectivas de un acuerdo nuclear con Irán pesan sobre el precio del crudo

Las evoluciones de las grandes petroleras sobre Teherán sugieren que un acuerdo está al alcance
Carlos Schwartz
Al comienzo de esta semana los precios de los contratos de futuros del crudo para entrega en Asia mostraron una inflexión a la baja mientras los funcionarios estadounidenses próximos a las negociaciones sobre los planes nucleares de Irán sugieren que “hay progresos significativos”.
Los contratos para entrega en agosto en el New York Mercantile Exchange (NYMEX) se cerraban en torno a los 58,80 dólares por barril para el crudo ligero dulce con una caída de 0,83 centavos de dólar sobre el cierre anterior. Los contratos para entrega en agosto de Brent en el mercado electrónico de ICE Futures de Londres se cerraban a 62,49 dólares por barril con una caída de 0,77 centavos de dólar respecto del cierre anterior. Los precios de los contratos en el NYMEX cayeron durante dos semanas consecutivas mientras que los del Brent subieron en dos de las últimas tres semanas pero con una ganancia de sólo 0,38%.
Algunas fuentes del mercado señalaban que sobre el ánimo de los operadores también ha pesado la crisis entre la Unión Europea (UE) y Grecia, en la medida que parte de la especulación se ha retirado a frentes “menos volátiles”. Sin embargo todas las fuentes señalan que “lo que está pesando en el ánimo de los operadores que no se limitan a especular sino que toman posiciones que acaban en consumo físico es el progreso de las conversaciones entre Washington e Irán”.

El plazo de las negociaciones entre ambos países vence formalmente este mes. Funcionarios de ambos bandos han sugerido que hay buena disposición para que las negociaciones se extiendan hasta los primeros días de julio, lo cual quiere decir que a lo largo de esta semana debería haber una señal clara de progreso. Los indicios que han ido sugiriendo las partes involucradas no han impedido que el líder espiritual del régimen iraní, el gran ayatola Khamenei mostrara su rechazo a la lentitud con la cual parece evolucionar el asunto del levantamiento de las sanciones al régimen. Pero sus exigencias parecen destinadas a satisfacer a los duros del régimen y no a entorpecer el logro de un acuerdo. Las grandes petroleras occidentales parecen haber hecho esa lectura de la situación en la que están las negociaciones.

Royal Dutch Shell y ENI han mantenido reuniones en Teherán a lo largo de los meses de mayo y junio en la perspectiva de aclarar las condiciones en las cuales podrían hacer inversiones en la industria petrolera de Irán. El país es el tercero por la importancia de sus reservas de crudo y gas pero el prolongado bloqueo económico que ha sufrido por las sanciones contra su régimen han limitado seriamente el desarrollo de las infraestructuras petroleras. El Gobierno ha declarado recientemente que aspira a duplicar su producción de petróleo para el final de la presente década. Para alcanzar ese objetivo necesitará abrir las puertas a la inversión extranjera en el sector petrolero que deberá invertir varias decenas de miles de millones de dólares.

Un portavoz de Shell admitió la semana pasada que ejecutivos de su empresa habían negociado con funcionarios iraníes a lo largo de junio sobre pagos pendientes por compra de crudo a la petrolera estatal NIOC y habían conversado sobre áreas potenciales de cooperación “en el caso de que las sanciones se levantaran”. La empresa afirmó que revisa regularmente las oportunidades de desarrollo de su cartera de negocios en países en los que existe potencial para crecer. En mayo el consejero delegado de la italiana ENI, Claudio Descalzi, viajó a Teherán para mantener conversaciones con el ministro del Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh. De acuerdo con la empresa Descalzi manifestó el interés de ENI en volver a invertir en el país “con la condición de que las sanciones sean levantadas”. Irán produce en la actualidad 2,7 millones de barriles diarios de crudo y aspira a producir al menos 5 millones al finalizar la presente década.

Según un análisis de la consultora Wood Mackenzie el país podría incrementar su producción en 600.000 barriles al día para 2017 si se levantan las sanciones. La consultora considera que para 2025 el país podría aumentar la producción en 4,4 millones de barriles de crudo al día, pero ese objetivo requeriría una inversión extranjera de 50.000 millones de dólares. De acuerdo con fuentes de la industria el ministro Zanganeh se ha entrevistado en Viena este mes con funcionarios de Shell, Total, ENI y la rusa Lukoil.

De acuerdo con esas fuentes el Gobierno iraní está “sumamente interesado en atraer a su país de nuevo a las petroleras que lo abandonaron en 2011 tras las sanciones”. Con ese objetivo ha estado diseñando contratos más atractivos en los que ha sustituido cláusulas anteriores que gozaban de poca simpatía por parte de las petroleras. Los contratos en el pasado se basaban en un régimen de subcontratas a las cuales el ministerio del Petróleo “recompraba” el crudo que extraían.

Ahora lo que se está planteando es la posibilidad de hacer sociedades conjuntas con las petroleras, es decir darles el estatuto de socios en las operaciones locales. Las mismas fuentes señalan que habría más “flexibilidad” en materia de retribuciones y que en lugar de unos honorarios fijos el Gobierno estaría dispuesto a fijar un retribución proporcional a la inversión realizada, al riesgo asumido y al precio del petróleo.

Las exportaciones de crudo iraní en 2014 fueron del orden de los 1,4 millones de barriles diarios comparado con los 2,6 millones en 2011 antes de la aplicación de las sanciones. La reducción de las ventas de crudo iraní fueron sustituidas del lado de la demanda por adquisiciones a otros proveedores. El regreso de este productor al mercado mundial va a crear un incremento de la oferta progresivo pero en cualquier caso va a minar el precio del crudo en la medida que no haya un aumento sensible de la demanda en Asia y a escala internacional.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...