edición: 2700 , Miércoles, 17 abril 2019
09/12/2014

Las petroleras anuncian recortes en su inversión para 2015 con los precios del crudo en caída libre

La debilidad de las economías china y japonesa se suman al temor a una crisis de los países emergentes
Carlos Schwartz

Analistas económicos y politólogos alaban los efectos benéficos que la reducción de los precios del petróleo tendrán sobre las economías avanzadas. Del otro lado de la ecuación los organismos multilaterales advierten de que cualquier ganancia esperada por ese flanco puede ser detraída por la fuerte contracción que la caída del precio de las materias primas en general, no solo el barril de crudo, tiene sobre las economías emergentes y sus monedas con el telón de fondo de una mayor fortaleza del dólar. Este último no es un factor a despreciar porque encarece las importaciones de los países emergentes. La petrolera estadounidense ConocoPhilips por su parte anunció un recorte a sus planes de inversión para 2015 de un 20% hasta los 13.500 millones de dólares. La menor inversión se verá en los proyectos más avanzados en ejecución y en la postergación de nuevas perforaciones en las reservas de petróleo no convencional.

La decisión de Conoco pone de relieve que las grandes petroleras no consideran la caída de precios del crudo como algo coyuntural y se disponen a hacer ahorros en perforación y prospección. El dato está directamente vinculado con la debilidad de los dos principales importadores de crudo después de Estados Unidos: China y Japón por ese orden. Las cifras revisadas para la actividad económica del tercer trimestre de Japón han reflejado una caída del 1,9% mientras que el crecimiento de las exportaciones chinas ha sido menor de lo esperado.

Otros analistas son más cáusticos y puntualizan que caídas tan pronunciadas y rápidas del precio de los combustibles son un indicador de una terrible debilidad económica subyacente a pesar del aparente crecimiento de algunas economías. Señalan en este sentido que la actividad económica en Europa muestra signos de estancamiento. Hace escasamente dos semanas la Reserva Federal de Dallas señalaba que “El crecimiento de la actividad de perforación en Texas se concentraba en la Cuenca Pérmica en el Oeste de Texas, la actividad de perforación fuera de la Cuenca Pérmica ha cambiado muy poco.

Las perspectivas para el año que viene, aunque siguen siendo positivas, son menos optimistas que en el anterior informe, y los contactos indican que los presupuestos están sujetos a revisión y se espera que los gastos de capital declinen en línea con los menores precios”. Las revisiones ya están aquí. Statoil, una empresa que puede soportar sin problemas un precio de 60 dólares el barril de crudo anunció que paraliza por más tiempo que el anunciado originariamente la actividad de tres plataformas perforadoras por el exceso de capacidad en la industria. Continental Resources, la petrolera líder en la extracción de crudo no convencional en la cuenca de Bakken en Dakota del Norte se propone reducir su inversión en la región en 600 millones de dólares el año próximo sembrando la incertidumbre.

Conoco dijo que espera que su producción de crudo crezca en 2015 un 3% en las operaciones que se mantendrán activas, excluida Libia cuya situación es imprevisible. Hace un mes la empresa anunció un presupuesto para 2015 de 16.000 millones de dólares. La cifra anunciada ahora supone un recorte de 2.500 millones de dólares en gastos de capital. Mientras, la situación en las empresas de servicios petroleros muestran un cuadro complejo.

Las caídas de precios en el crudo afectan seriamente a estas sociedades. Schlumberger, Halliburton y Baker Hughes son exponente de esta situación del mercado. Las tres compañías caían en torno al 1% en la bolsa mientras que las petroleras Exxon Mobil y Chevron perdían el 1,9% y el 3% respectivamente en las bolsas. Los precios del crudo caían ayer 2,79 dólares el barril o el 4,2% en el New York Mercantile Exchange marcando 63,05 el barril de crudo su nivel más bajo desde 2009. Los precios del Nymex han caído un 36% en lo que va del año. Por su parte el crudo Brent que es la referencia internacional en calidad cayó 2,88 dólares por barril o el 4,2% hasta los 66,19 dólares por barril de crudo. La caída del precio del crudo ha sido un proceso incesante a lo largo de este año mientras los excedentes globales superaban las previsiones de las agencias multilaterales y los países exportadores de crudo.

Entre los países productores de crudo los más afectados de momento son Irak, Argelia y Nigeria por su dependencia extrema a los ingresos que genera el petróleo para sostener sus balanzas fiscales. Pero los problemas no se limitan a estos tres países. Venezuela, Brasil, México son también víctimas de la situación del mercado. Ni que hablar de Rusia, donde el efecto de la caída del precio del crudo sobre la cotización de la moneda ha sido catastrófico. En Venezuela los objetivos de redistribución de los ingresos generados por la industria estatal PDVSA se desmoronan aumentando las fuertes tensiones sociales.

Pero no todos apuestan a la baja. El volumen de operaciones largas en el mercado de futuros creció de forma significativa a partir del 2 de diciembre por la presión de un grupo de traders que esperan un rebote de los precios del crudo. “El rebote no es aun visible pero es inevitable”, de acuerdo con una fuente del mercado activa en el trading de crudo. Las posiciones largas habían crecido un 47% la semana pasada. La eficacia de este pronóstico está por verse, porque de no materializarse a los plazos de entrega de crudo fijados por los contratos, la liquidación de los mismos ejercerá una mayor presión a la baja sobre los precios del mercado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...