edición: 2848 , Lunes, 18 noviembre 2019
15/06/2010

Las tropas rusas reinstauran su protectorado sobre la República de Kirguistán

Pedro González
Pese a su pequeña extensión y sus apenas 5,5 millones de habitantes, Kirguistán es una república centroasiática de enorme valor estratégico. China, Rusia y Estados Unidos le conceden la importancia de ser un pilar decisivo en la estabilidad de una zona convulsionada por la cercana guerra de Afganistán. Rusos y americanos disponen de dos bases cercanas a la capital, Bishkek, fundamentales para sus operaciones militares en Asia. Gran parte de los aprovisionamientos de todo tipo para las tropas de Estados Unidos en Afganistán hacen escala obligada en la base kirguís de Manás, tanto más importante cuanto que los convoyes terrestres vía Pakistán sufren asaltos constantes, el último la pasada semana con decenas de camiones incendiados a manos de terroristas talibanes.

Los violentos disturbios que han estallado en el sur de Kirguistán, que se han traducido en más de un centenar de muertos, millares de heridos y 80.000 refugiados de la minoría uzbeka cruzando la frontera para escapar de la persecución étnica de la mayoría kirguís, componen por lo tanto un escenario de caos que ninguna de las tres potencias con intereses en la zona puede permitir. Así, pues, por razones de ascendiente e influencia tradicional, han sido los militares rusos quienes han desplazado un batallón de paracaidistas de élite para restablecer el orden, interponerse entre los dos grupos étnicos y, en definitiva, establecer un protectorado de facto.

La ola de violencia es en realidad continuación de la que estalló a principios de año y que desembocó en el derrocamiento del presidente Kurmankek Bakiyev. Aunque éste se resignó a su remoción y exilio siempre dejó en el aire su intención de volver a reocupar el poder. Sus modos autoritarios habían desembocado en una dictadura absolutista, plena de exacciones y abusos, apoyado en gran parte en la intimidación y la impunidad. Su hermano Akhmat controlaba con mano férrea la zona sur, donde se ha producido esta nueva explosión de violencia, con ayuda de las mafias criminales, en especial el grupo de Aïbek Mirsidikov, alias “Aïbek el Negro”. Aunque Bakiyev, exiliado actualmente en Bielorrusia, desmiente su participación en la instigación de los hechos, existen fundadas sospechas de que sea el auténtico cerebro instigador de la desestabilización del país. Así lo cree al menos la actual presidenta en funciones, Roza Otunbayeva, que es quién ha solicitado formalmente la intervención de las tropas rusas.
 
Como consecuencia de todo ello, es más que dudoso que el país pueda celebrar el prometido referéndum para votar la nueva Constitución, lo que estaba previsto para el próximo día 27. Ese nuevo texto fundamental reconocía igualdad de derechos a todas las etnias del país bajo la condición de arraigo y residencia. Un avance jurídico destinado en principio a terminar con las disputas por la tierra y la vivienda, ejes de la controversia entre ambos grupos étnicos. El obligado flujo de refugiados uzbekos hacia su país de origen, seguido de la ocupación de sus bienes, en especial de sus fértiles tierras agrícolas, asentadas fundamentalmente en el valle de Fergana, altera tanto el equilibrio poblacional como las pretendidas garantías de seguridad de todos los ciudadanos. El gobierno provisional ha sido incapaz  de controlar el país o, cuando menos, la parte sur de él. Por consiguiente, Kirguistán seguirá manteniendo, siquiera nominalmente, la independencia que proclamara en 1991 a raíz de la ruptura de la URSS. Pero es lo suficientemente importante desde el punto de vista estratégico como para que chinos, rusos y americanos asientan tácitamente a que Moscú retome el control remoto de tan convulsa república. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...