edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
27/10/2015
LA OREJA DE LARRAZ

Las vacaciones organizadas por el propio viajero en internet tendrán la misma protección que las de agencias de viajes

Javier Ardalán
Los viajeros que organizan ellos mismos sus vacaciones combinadas comprando en línea tendrán la misma protección que los que contratan a través de agencias de viaje tradicionales, según la nueva Directiva que el Pleno del Parlamento Europeo vota hoy martes.
Los eurodiputados han introducido cambios en el texto para permitir a los usuarios cancelar la compra de un paquete vacacional si el precio sube más del 8% antes de la salida. Antes de confirmar la compra de un viaje combinado, los usuarios deberán recibir información clara sobre el contrato y en concreto sobre la entidad responsable en caso de problema.

La contratación de un servicio de viaje de manera autónoma como servicio de viaje único no debe constituir ni un viaje combinado ni unos servicios de viaje vinculados. Para que las condiciones estén más claras para los viajeros y estos puedan elegir con conocimiento de causa entre los diferentes tipos de fórmulas de viaje ofertadas, debe exigirse a los empresarios que, antes de que el viajero acepte pagar, indiquen claramente y de forma destacada si lo que ofrecen es un viaje combinado o son unos servicios de viaje vinculados, así como el nivel de protección aplicable.

La declaración del empresario sobre la naturaleza jurídica del producto de viaje comercializado debe corresponder a la auténtica naturaleza jurídica del producto de que se trate. Las autoridades ejecutivas competentes deben intervenir en caso de que el empresario no ofrezca información precisa a los viajeros.

Solo la combinación de diferentes tipos de servicios de viaje, como alojamiento, transporte de pasajeros en autobús, tren, barco o avión, así como el alquiler de vehículos de motor o de determinadas motocicletas, debe ser tenida en cuenta a efectos de determinar si se trata de un viaje combinado o de unos servicios de viaje vinculados. El alojamiento con fines residenciales, incluido el alojamiento para cursos de idiomas de larga duración, no debe considerarse alojamiento a efectos de la presente Directiva.

No deben considerarse servicios de viaje los servicios financieros como los seguros de viaje. Además, los servicios que forman parte intrínseca de otro servicio de viaje no deben considerarse servicios de viaje en sí mismos.

Son, por ejemplo, el transporte de equipaje realizado como parte del transporte de viajeros, pequeños servicios de transporte, como el traslado de los pasajeros como parte de una visita guiada o los traslados en taxi entre un hotel y un aeropuerto o estación de ferrocarril, las comidas, las bebidas y los servicios de limpieza facilitados como parte del servicio de alojamiento, o el acceso a instalaciones del hotel como piscinas, saunas, balnearios o gimnasios incluidos en el alojamiento para los viajeros alojados en el hotel.

Esto significa asimismo que si, a diferencia de lo que ocurre en los cruceros, se ofrece la pernoctación como parte del transporte de viajeros por carretera, ferrocarril, barco o avión, el alojamiento no debe considerarse en sí mismo un servicio de viaje si el elemento principal es claramente el transporte.

El proyecto legislativo sobre paquetes de vacaciones, ya acordado con el Consejo de Ministros –que lo aprobó el 18 de septiembre-, actualiza una normativa de 1990. Desde entonces, el incremento de los vuelos de bajo coste y la venta por internet ha modificado considerablemente el modo en que los viajeros planifican y contratan sus vacaciones. Según cálculos de la Comisión Europea, la nueva legislación ofrecerá cobertura a 120 millones de consumidores más, aquellos que prefieren organizar sus vacaciones combinadas en internet.

La normativa amplía la definición de “viaje combinado” para incluir la mayoría de vacaciones contratadas por internet y que constan de varias partes -vuelos, hoteles y alquiler de vehículos, por ejemplo-, para garantizar la protección de los viajeros en caso de incidencias.

Establece la nueva norma, que dado que los servicios de viaje pueden combinarse de muy distintas maneras, conviene considerar como viajes combinados todas las combinaciones de servicios de viaje que presenten las características que los viajeros asocian normalmente a tales viajes, en particular cuando distintos servicios de viaje se combinan en un único producto de viaje de cuya correcta ejecución asume la responsabilidad el organizador.

De conformidad con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, no debe haber diferencia entre la combinación de los servicios de viaje previa a cualquier contacto con el viajero, o a petición del viajero o según la selección realizada por éste. Deben aplicarse los mismos principios con independencia de que la reserva se efectúe a través de un empresario que atiende a sus clientes de manera presencial o en línea.

En aras de la transparencia, los viajes combinados deben distinguirse de los servicios de viaje vinculados, en los que los empresarios facilitan de manera presencial o en línea a los viajeros la contratación de servicios de viaje, llevándoles a celebrar contratos con distintos prestadores de servicios de viaje, inclusive mediante procesos de reserva conectados, que no presentan las características de los viajes combinados y a los que no sería apropiado imponer todas las obligaciones exigibles a estos últimos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...