edición: 2600 , Miércoles, 21 noviembre 2018
16/10/2018
Los inversores se ”olieron” una liquidación a corto plazo del paquete

La salida a bolsa de CEPSA fracasa porque los fondos no están dispuestos a pagar su valoración

Mubadala de Abu Dhabi encontró reticencias al precio de los “inversores cualificados internacionales”
Carlos Schwartz
Fuentes vinculadas a bancos de inversión y fondos de alto riesgo señalaron a ICNreport que la salida a bolsa de la petrolera CEPSA, propiedad del fondo soberano Mubadala de Abu Dhabi que se esperaba para el 18 de octubre, “fracasó porque los fondos de inversión que mantuvieron contactos con la empresa rechazaron la valoración fijada por los bancos y la propia empresa en el nivel de los 15.000 millones de euros”. De acuerdo con estas fuentes un grupo de fondos que manifestaron inicialmente interés por esta operación, que podría haber dejado para Mubadala en torno a los 3.700 millones de euros en su nivel máximo, rechazaron el precio de salida propuesto De acuerdo con fuentes próximas a la empresa en septiembre, la expectativa de aceptación estaba en el nivel de entre 15.000 millones y un umbral mínimo por encima de los 12.000 millones, con el objetivo de que la venta del 25% de la sociedad reportara al menos 3.000 millones de euros. Sin embargo, los fondos que tenían previsto repartirse el grueso de la operación tiraron abajo los precios porque su objetivo era una colocación de corto plazo para liquidar en bolsa sus posiciones con precios al alza.
“En realidad para los fondos la operación tenía sentido si se lograba un precio que permitiera hacer una diferencia significativa en el corto plazo. Ninguno de ellos tenía expectativas de largo plazo en la petrolera, era una oportunidad especulativa”, señaló una fuente del sector petrolero que dijo estar al tanto de la operación.

Tampoco parece haber manifestado interés a esos precios el trader Vitol con presencia en el refino y la explotación de crudo. Vitol mantiene una relación con el Gobierno de Abu Dhabi con quien adquirió en 2014 el negocio 'downstream' de Shell Australia. La economía del emirato no pasa por su mejor momento y hay una fuerte presión sobre Mubadala, que se ha convertido en el mascarón de proa de las inversiones estatales tras su fusión con International Petroleum Investment Company (IPIC), para generar ingresos y beneficios. 

IPIC compró el 48,8% del capital de la petrolera a la francesa Total en 2011 con una valoración de 7.500 millones de euros, por un importe total de 3.700 millones de euros. Una operación con una valoración del doble hubiera permitido hacer caja de forma selectiva con un gran margen de plusvalía. Para hacer más apetitoso el plato la petrolera estatal del emirato adjudicó a la petrolera española este año una participación del 20% en un consorcio destinado a la explotación de crudo en el país por 40 años. Pese a estos esfuerzos la operación de momento ha fracasado.

“Una oferta pública inicial sobre un 25% del capital es una operación restringida que sólo se puede basar en el interés de inversores institucionales. Mubadala se podría haber propuesto sacar al mercado el 60% del capital y reservar a los fondos una participación restringida.

El perfil de esta operación era altamente especulativo y en las presentes condiciones de gran volatilidad del mercado  una colocación de este tipo sólo tiene sentido si permite una buena plusvalía a los interesados. Para los fondos de inversión se trata de hacer una diferencia. Cada vez que hay un amago de incremento de tipos de interés los activos en la cartera de los fondos se devalúan, aunque sean un activo tangible como las acciones de una petrolera, porque el precio del dinero invertido sube y por lo tanto la rentabilidad financiera de la operación se reduce de forma automática. 

La única forma de cubrir este riesgo es que la rentabilidad de la operación sea muy significativa”, señaló una fuente de un fondo de alto riesgo. Algunos de los analistas consultados señalaron que la operación “se había planteado mal desde el principio”. Es llamativo el hecho que la prensa extranjera ha cantado loas a la oferta pública inicial desde que se anunció, arriesgara un precio mucho más bajo que el que los bancos asesores en España sugirieron a los medios. Una explicación es que la valoración de 8.000 millones, ventilada por algunos medios de comunicación internacionales, reflejara el punto de vista de los potenciales compradores. Aun así, aquellos calificaron la posible salida de CEPSA al mercado como la operación más grande en el sector petrolero después de la de Rosneft en Rusia en 2016. La diferencia, de momento, es que la de Rosneft se alcanzó a hacer. La fuerte corrección de algunos mercados de acciones ha sido un elemento añadido.

La empresa argumentó para suspender la oferta inicial a “inversores cualificados internacionales,  así  como a ciertos empleados de la Sociedad y sus filiales en España” tres días antes de que se materializara que: “El Accionista Vendedor ha decidido desistir de la Oferta de Venta, y en consecuencia, posponer su proceso de admisión a negociación en las Bolsas de Valores Españolas en atención al estado actual de los mercados de valores internacionales”. 

Mubadala tuvo oportunidad de comprobar, tras la aprobación del folleto de la oferta de valores por la CNMV el 2 de octubre, que el interés de los inversores con los que contaba estaba muy por debajo de sus expectativas. El atenuante para este patinazo esgrimido por algunos medios es que en las últimas dos semanas se han retirado otras operaciones previstas en los mercado de valores como los casos del grupo holandés de leasing de automóviles LeasePlan; la constructora alemana de plantas de chips Exyte y la china Tencent Music, tras el estreno poco lucido en el parqué de empresas como Aston Martin y la 'fintech' Funding Circle.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...