edición: 3070 , Martes, 20 octubre 2020
01/10/2020
banca 
Toma de posiciones para la segunda ola de fusiones

Las dudas del Banco de España se cruzan en el camino de las aspiraciones de Abanca

El banco de Escotet, dispuesto a acelerar su estrategia de consolidación en la que no faltan candidatos, grandes como Sabadell y medianos como Liberbank (de nuevo) y Unicaja e Iberbank, pero el regulador desconfía
Juan José González
Golpe a golpe, banco a banco, el financiero Juan Carlos Escotet va situando a su Abanca un poco más cerca de la cumbre. No parece que esta sea la meta pero nada impide que sirva de estímulo para alcanzar cotas superiores y mayores. Escotet no parece tener prisa; despacio, lento pero seguro, así va sumando poco a poco: el Deutsche Bank portugués, la red española de Caixa Geral y esta semana culminaba el final de la compra del vasco Bankoa. Es una estrategia de largo plazo la que viene practicando el banquero madrileño (aunque se empeñen en asimilarlo como venezolano). Estrategia que los tiempos le están obligando a cambiar, a acelerar y ahora, con la crisis de la pandemia, a ejecutar. Desde la atalaya de la sexta posición en el ranking bancario nacional, Escotet puede divisar por delante y por detrás. Delante tiene a Sabadell, algo así como un todoterreno seguido por un utilitario Abanca. Y detrás aparecen Liberbank, Ibercaja y Unicaja, fuertes en fundaciones y en sus mercados locales pero con fatiga de materiales, con baja rentabilidad. Es cierto que es este un mal compartido, el denominador que sirve para que los supervisores central y local presionen y animen a que compartan el futuro. Las fusiones en la segunda línea del ranking bancario parecen obligadas y seguramente se producirán tarde o temprano (aún no se sabe) pero son correosas porque intervienen valoraciones y egos.
Pero la coyuntura parece estar despejando la primera y suavizando la segunda: cuentan los tamaños por activos de los aspirantes a fusionarse y todos están hablando con todos (aunque alguno lo niegue) camino del entendimiento mientras deshojan la margarita. Todos con estrategias diferentes pero muy similares, y alguno, caso de Liberbank, con aspiraciones internacionales. Ibercaja y Unicaja miran hacia el interior, con mayor sensatez, sentido y olfato financiero entienden que su lugar corresponde a un ámbito nacional pero con los pies firmes en el autonómico, su origen y casa.

Desde la atalaya del sexto puesto en el ranking Abanca observa los movimientos de los potenciales candidatos a ser el siguiente que pase a formar parte de la Corporación Financiera de Abanca. Si alguien tenía dudas sobre las aspiraciones de Escotet para convertirse en uno de los grandes del sector sólo tiene que fijarse en la trayectoria desarrollada por el grupo bancario. En ese camino aparece ahora, de repente, una pieza de caza mayor, el todoterreno de Sabadell, tres veces y medio el tamaño de Abanca, un difícil bocado el que se le presenta en el objetivo de Escotet.

Para Abanca, Sabadell, unos 178.000 millones de activos frente a los casi 65.000 millones, es una pieza no sólo de gran tamaño sino también de complejo abordaje y difícil digestión. Sólo sería posible la aventura si Escotet y Oliu se pusieran de acuerdo en un canje equilibrado, algo que hoy por hoy no parece ser muy atractivo ni conveniente para Sabadell, dado, entre otros, su mayor tamaño. Otro asunto sería que puestos a calibrar quién sería más dueño del capital en una hipotética fusión entre ambos, Escotet ganaría a Oliu en tanto que mayor accionista de Abanca (77,5%) frente a un 30% de Oliu en Sabadell.

Podría parecer, sin embargo, que todos los problemas en una hipotética fusión, bien de la entidad de Escotet con Sabadell (muy complicado) bien con una o dos ex cajas, empiezan superando un problema de egos y terminan con el acuerdo de valoraciones de las entidades, cuando en realidad el mayor escollo, en particular, en esta ocasión, sería la posición del Banco de España. Es cierto que el supervisor está trabajando con intensidad para que el sector venza las resistencias que le pueden estar impidiendo avanzar en el proceso de consolidación bancaria. Pero, al mismo tiempo, no parece mostrarse muy proclive a la posibilidad de una operación de mayor calibre provocada por Abanca.

Siguen las autoridades españolas convencidas de algo que no les encaja en la vida de Abanca. Reticencias que los reguladores no consiguen superar y que estarían cuestionando el origen de los fondos del presidente Escotet. Dudas de las autoridades que dada la vinculación familiar de éste con Venezuela debería haberse preocupado en aclarar y para lo que al Banco de España tan sólo tendría que preguntar. En cualquier caso, entre dudas y reticencias de los supervisores, las aspiraciones de la Abanca de Escotet se enfrentan a la dificultad de convencer al Banco de España de las dudas que mantiene son sombras nada más.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...