edición: 2831 , Miércoles, 23 octubre 2019
22/01/2018
A la `venta´ la “Cuarta revolución industrial”

Las élites económicas y políticas llegan a Davos atascadas sobre el futuro de la economía

Impera el pesimismo en la jornada previa al principal foro mundial económico, una vez confirmado el fracaso de la reunión del pasado año
Juan José González
Regresan los cerca de 400 líderes que controlan el mundo, como cada año, a reunirse en el Foro Económico Mundial de Davos. Mañana darán comienza las más de 400 sesiones que abordarán temas de ardiente actualidad, como la forma para impulsar el progreso económico, cómo evitar el aumento de los desequilibrios entre los intereses globales y locales, cómo restaurar el pacto social o cómo garantizar a la sociedad el libre e igual acceso a los avances tecnológicos. Sobre el papel parecen ser asuntos generales a través de los cuales se podrá profundizar hasta llegar a los que, directamente, más interesan a la población. Pero es probable que esto no sea así y, como viene sucediendo en las anteriores 47 ocasiones en las que se ha reunido el Foro de Davos, no se produzcan mayores avances que los derivados de un clima cordial general, de los buenos deseos de todos y de la exhibición particular los principales líderes, esto es, resultados estériles e inútiles para la sociedad, gestos de buena voluntad y exhibición de poder, todo de cara a la galería. Un ejemplo: se debatirá sobre los últimos avances de la tecnología actual, su influencia en la economía y en la productividad, sobre el papel de las empresas y de los Gobiernos. Pero apenas se cita en las ponencias de las 400 reuniones de trabajo cuestión alguna acerca de hacia dónde camina la humanidad, los trabajadores que serán desplazados, entre otros, por la inteligencia artificial que equipa los nuevos robots. Ausencia de temas como las pensiones del futuro, el Estado del Bienestar Social o la democracia económica, avanza un nuevo fracaso de entendimiento entre los líderes mundiales. Incluso la amenaza de guerra nuclear -Corea del Norte- o los efectos inmediatos -diarios- del cambio climático pueden quedar marginados si todos se centran en exclusiva en hablar de la tecnología y de la ciberseguridad, al parecer, el problema que más preocupa a los asistentes, a partir de mañana, a la reunión de Davos. Ante la ausencia de soluciones previas a los desafíos económicos, los líderes mundiales lanzan la “Cuarta revolución industrial”, para que la tecnología resuelva todos los problemas.
Hace un año, la desigualdad económica y social, así como el medio ambiente, se combinaban como los problemas detectados por los expertos con otro tipo de aspectos puntuales políticos como fue la llegada del nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, que parecía condicionar el futuro del nuevo tiempo en el planeta. Un año después, poco o nada queda de aquel optimismo con el que encararon los jefes de Estado y de Gobierno la reunión de Davos. Nada porque nada se ha avanzado en desigualdad económica, tampoco se ha resuelto la creciente polarización social y desde luego, en el capítulo del medio ambiente, tan sólo apuntar que Davos fue la antesala del descalabro del acuerdo de Paris sobre cambio climático.

Cabría por tanto destacar que el Davos de 2017 fue el debut del nuevo presidente de la primera potencia mundial, Donald Trump, el cual parece haber logrado el éxito que pretendía, que no es otro sino el aumento de la incertidumbre económica, del mayor riesgo y tensión de enfrentamiento bélico mundial y de haber relegado los problemas sociales y económicos a un segundo plano, lo que equivale al olvido absoluto. Si entonces el futuro de la sociedad y de la economía mundial pasaba por el acuerdo general de los líderes políticos y económicos reunidos en Suiza, hoy, un año después se puede sentenciar que el balance de gestión es negativo.

Un año después, el panorama no aparece despejado y reina el pesimismo. Si el año pasado se preveía un cambio mundial, nuevos tiempos en los económico y en lo político que cabía esperar del discurso inaugural del líder Chino Jinping, en esta ocasión ese privilegio le corresponde al primer ministro de la India Narendra Modi, si bien, el cierre de Davos le corresponde a Donald Trump. Gran interés por las intervenciones en el Foro de Fabiola Gianotti, responsable de investigación nuclear del CERN europeo, de Christine Lagarde, del FMI y de Ginni Rometty de IBM. El nuevo escenario mundial, con un nuevo presidente en Francia y el nuevo Gobierno en Alemania pondrá sobre la mesa, a buen seguro, la necesidad de aprovechar el tirón de la economía mundial como también la forma de enfrentar algunos problemas políticos como la mayor presión de los nacionalismos o el sin resolver problema de los movimientos migratorios, en especial, los que afectan a Europa.

Aunque lo más probable es que de Davos no salga acuerdo alguno sobre algún nuevo modelo económico orientado a lograr la prosperidad de los países. Tampoco se esperan muchos avances en ese trabajo de algunos organismos internacionales por frenar la desintegración del orden mundial, seguramente por la eleva competencia geopolítica de las grandes potencias. Si en el terreno de los avances en lo económico y lo político abundan los diagnósticos pesimistas, en lo social, se da por perdida la ocasión de la reunión en Suiza.

Por el contrario, se da por seguro que los 340 líderes mundiales y los jefes de Estado y de Gobierno presentes estarán más preocupados por asuntos como la seguridad en las redes (ciberseguridad) en tanto que principal amenaza al poder político. Quedarían relegados a un papel de actores secundarios asuntos relacionados con el avance de la tecnología como el empleo mientras que se le daría mayor relevancia a otros asuntos como la productividad con el aumento disparado de la automatización y otros mecanismos de la inteligencia artificial. De nuevo, otra ocasión perdida para abordar los problemas reales de la población mundial, lo que asegura la ausencia de soluciones.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...