edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
17/10/2019
bolsa 
Un año entero sin operaciones de salida a Bolsa

Las empresas buscan alternativas de capital con las Bolsas cerradas a nuevas operaciones

Las tesorerías de los grandes fondos rebosan liquidez mientras las empresas estudian otro tipo de operaciones o, simplemente, prefieren esperar a marzo o abril para probar suerte en la Bolsa
Juan José González
Se buscan ventanas de oportunidad para considerar la financiación en el mercado bursátil por cierre. Las compañías frenan sus planes de expansión o proyectos de crecimiento no sólo por la atmósfera hostil que se prevé en el apartado económico, con avisos que quieren adelantar una recesión para el primer trimestre del próximo año. El escenario tampoco es edificante si se atiende al ruido político, de creciente inestabilidad y de imprevisibles efectos para el futuro a medio plazo. En el medio plazo se sitúan igualmente los posibles efectos de la guerra comercial y de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Y todo aliñado con la acidez que proporciona la incertidumbre de un futuro Gobierno, cuyas medidas en materia económica y fiscal son ahora mismo un misterio. Con unas tesorerías a rebosar, las empresas de capital riesgo, los fondos de inversión en compañías, se alejan de la Bolsa al estimar que se trata de un mercado, hoy por hoy, demasiado peligroso, de alto riesgo, y optan por hacer operaciones de capital al margen de este mercado. Los fondos de capital fuera de la Bolsa están atentos a las oportunidades que brinda esta situación financiera pero entienden que es el momento de las operaciones de alta calidad y valoraciones ajustadas a la realidad. Lo cierto es que la situación no es la ideal para acudir a la Bolsa en busca de dinero, lo que no significa que en unos cuatro o cinco meses haya que seguir pensando lo mismo.
Las empresas no piensan en el mercado bursátil para financiar sus nuevos proyectos o el crecimiento, la salida al exterior... La volatilidad y la incertidumbre política y económica obligan a pensar en acudir a otros caladeros en busca de capital. Wizink, Ibercaja, Zero-E o Vía Célere parecen encontrarse en esa situación, quizá ahora mismo, en terreno de nadie o, al menos, con las Bolsas semicerradas. No significa que el mercado esté cerrado a nuevas operaciones empresariales que buscan capital, sino que las inversiones empresariales deben estar sujetas en este nuevo escenario económico y político, a mayores exigencias para los interesados, esto es, empresas más saneadas y valoraciones correctas, reales y ajustadas.

Si el caladero del mercado bursátil no es ahora mismo el ideal, siempre hay alternativas. Y el ejemplo reciente de Cepsa y su fondo de control Carlyle puede ser una de ellas tras tomar la decisión de convertirse en socio dominante mediante una inyección de capital. Porque, según parece, el capital es lo que sobra, hay un exceso de liquidez en las tesorerías de los fondos de inversión en capital y hay que aprovechar la oportunidad que brinda la coyuntura de un mercado intervenido por la política monetaria del Banco Central Europeo.

Las citadas aspirantes a acudir al mercado bursátil en busca de recursos, Mediapro, Ibercaja o Vía Célere, por citar algunos casos más próximos, renunciaron a la aventura bursátil porque, entre otros, si la operación fracasa o falla por alguna razón temporal, por algún motivo imprevisto o por el simple cambio del escenario económico, la vuelta atrás, la corrección, volver a empezar o rectificar, es prácticamente imposible y además conlleva costes que, en caso de cancelación de la salida a Bolsa puede tener mayores consecuencias para el futuro de la compañía. 

De ahí que todas las empresas aspirantes a cotizar hayan preferido esperar a que pase la tormenta. La inclemencia del tiempo se prevé que se alargue hasta el mes de marzo o abril. Hasta entonces, a mirar al cielo. Que el bursátil no es ahora el mercado ideal para financiarse, lo prueba el hecho de que en el mercado español de operaciones en Bolsa no ha habido actividad nueva en lo que va de año, hasta el punto de que será el próximo diciembre, a mediados, cuando se cumpla un año desde que se tenga conocimiento de la última aventura (Solarpark) que acude al parqué para marcar precio. 

La ausencia de aventureros que prueben suerte en Bolsa a lo largo del presente ejercicio no es un evento singular del mercado español, sino que se trata de una actividad que ha caído en picado, a la mitad, en los mercados del resto de Europa e, incluso, en el mercado norteamericano se ha dejado sentir con menor número de operaciones que han probado suerte en el mercado bursátil. Así las cosas, con las empresas a la búsqueda de operaciones alternativas al parqué, conocedores del exceso de capital en manos de grandes inversores de capital a riesgo, las empresas no dejan por ello de mirar hacia el Banco Central Europeo, quizá esperando el final de la actual política monetaria o tal vez reclamando mayor grado de responsabilidad en la aplicación de esas políticas en la medida en que las mismas, en aras de una recuperación económica más sólida puedan estar contribuyendo al deterioro de la inversión empresarial.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...