edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
12/07/2018
LA OREJA DE LARRAZ

Las innovaciones financieras de base tecnológica contarán con un espacio de pruebas sin riesgo

Javier Ardalán
El Ministerio de Economía y Empresa ha hecho público el texto del “Anteproyecto de Ley de transformación digital del sistema financiero” en el que se incluye la regulación de un ‘Sandbox’ o espacio controlado de pruebas dirigido a innovaciones financieras de base tecnológica
Con esta medida España se suma a los países a la vanguardia tecnológica que cuentan con sistemas similares para acompañar la transformación digital del sistema financiero.

La parte central de la ley regula el espacio controlado de pruebas o lo que en el ámbito europeo e internacional viene llamándose ‘regulatory sandbox’, es decir, un conjunto de disposiciones que amparan la realización controlada y delimitada de pruebas dentro de un proyecto que puede aportar una innovación financiera de base tecnológica.

Esta innovación debe dar lugar a nuevos modelos de negocio, aplicaciones, procesos o productos con incidencia sobre los mercados financieros, la prestación de servicios financieros y complementarios o el desempeño de las funciones públicas en el ámbito financiero. Tres son los aspectos que funcionan como claves del ‘sandbox’: se trata de un espacio controlado; es instrumento supervisor; y está gobernado por un esquema ley-protocolo.

En primer lugar, como clave principal, se trata de un espacio controlado, es decir, un espacio seguro para los participantes y sin riesgo para el conjunto del sistema financiero. El acceso al espacio controlado de pruebas regulado en este capítulo o la realización de pruebas dentro de un proyecto piloto no supondrá en ningún caso autorización para el comienzo del ejercicio de una actividad o para la prestación de servicios de carácter profesional habitual. 

En consecuencia, los proyectos piloto y las pruebas propuestas dentro de tales proyectos no se encontrarán sujetas a la legislación específica aplicable a la prestación habitual de servicios financieros, debiendo cumplir, en todo caso, con lo dispuesto en esta ley y en el correspondiente protocolo.

En todo caso, la participación en el ‘sandbox’ hace necesario garantizar plenamente los objetivos de política pública en tres ámbitos especialmente sensibles: la protección de datos de carácter personal, la protección a los usuarios de servicios financieros y la prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. 

Los bienes jurídicos a proteger identificados en cada una de estas tres áreas deben quedar completamente asegurados de forma que la participación en las pruebas no suponga riesgo alguno para los participantes, siguiendo un esquema similar al ya previsto en ámbitos requeridos de la máxima protección, de los que el ejemplo paradigmático es la legislación vigente sobre ensayos clínicos.

La segunda característica clave es su importancia como instrumento supervisor que permite conocer los desarrollos y potenciales efectos de la transformación digital en la prestación de servicios financieros y en los bienes a proteger dentro del sistema financiero, en particular protección a los usuarios y estabilidad financiera.
 
Al facilitar el mejor desempeño de la actividad supervisora, no solo permitirá un mejor conocimiento de las innovaciones financieras de base tecnológica que sitúe a las autoridades en mejor posición para la comprensión de las implicaciones de la transformación digital, como han señalado, entre otros, el Consejo de Estabilidad Financiera, sino que además contribuirá desde el mismo momento de su implantación a un mejor control del cumplimiento de la legislación vigente, la mayor parte, europea.

Finalmente, como tercer factor clave, destaca su implantación mediante un esquema formado por la ley –que regula el marco general, incluyendo derechos y obligaciones que deben contemplarse en el rango legal y que garantizan que el espacio es completamente seguro- y por un protocolo de pruebas que contiene el marco de detalle en que se llevará a cabo cada prueba y que se celebrará entre las autoridades encargadas del seguimiento de las pruebas y los promotores del proyecto.

En cuanto al régimen de acceso, se establece un sistema de presentación de proyectos a través de una ventanilla financiera única. Una empresa tecnológica, una entidad financiera, un centro de investigación o cualquier otro promotor interesado plantea un proyecto suficientemente avanzado que será aceptado, recibiendo una –evaluación previa favorable, si a juicio de las autoridades competentes puede aportar valor añadido en aspectos que van desde la mejora del cumplimiento normativo o de los instrumentos de protección a la clientela, hasta el aumento de la eficiencia y la mejora de la prestación de los servicios financieros. 

Con posterioridad a esa evaluación previa se celebrará un protocolo sobre desarrollo de las pruebas entre supervisores y promotor que incluirá los detalles de la celebración de las pruebas y, en particular, su duración y alcance limitados. Celebrado el protocolo podrán comenzar las pruebas.

Sobre el régimen de garantías y protección a la clientela durante la realización de las pruebas, se establecen siete cautelas principales, especialmente intensas en caso de que en las pruebas participen clientes: consentimiento informado y protección de datos; derecho de desistimiento en todo momento; responsabilidad del promotor en caso de daños y perjuicios patrimoniales que sean consecuencia directa de la realización de pruebas; garantía por daños; confidencialidad; seguimiento supervisor durante todo el ejercicio de pruebas; y, finalmente, posibilidad de interrupción de las pruebas, entre otros, en caso de mala práctica o incumplimiento de la legislación o del protocolo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...