edición: 3027 , Miércoles, 12 agosto 2020
12/06/2020

La sorda lucha por la fusión entre PSA y Fiat Chrysler con la CE, con el telón de fondo de los competidores

Competencia debe anunciar en una semana su posición sobre la operación que afecta a las furgonetas
Carlos Schwartz
Fuentes del sector del automóvil señalan que Fiat Chrysler Auto (FCA) y PSA (Peugeot, Citroen, Opel), las empresas que se han propuesto una fusión que creará un coloso en el sector del automóvil deberían haber presentado hasta ayer un plan que remedie la “preocupación” central de la Comisaría de la Competencia, es decir del brazo ejecutor en esta área de la Comisión Europea (CE). ¿Cuál es esta preocupación? El mercado de pequeños vehículos comerciales. Por supuesto, también a los competidores de ambas lo que les atormenta es que la fusión de las dos empresas del automóvil va a reforzar su posición en ese mercado en el cual ya tienen una cuota del 33%, lo que equivale a la suma de la participación de los dos competidores más próximos, Renault y Ford. Fuentes en el sector de concesionarias y flotas de empresa en España puntualizan que en el mercado local las cifras no coinciden con exactitud a las del resto de Europa, pero que se aproximan mucho. El segmento de vehículos comerciales pequeños es sumamente lucrativo por el bajo coste de producción de estos vehículos que dejan un buen margen comercial y son una fuente importante de ingresos. Es además más resistente a la caída de la demanda que el turismo o que los grandes vehículos industriales. Por lo tanto la batalla no será fácil.
La propuesta de consolidación con una pata en Estados Unidos, pero que tiene una fuerte presencia en Europa, se lanzó en diciembre pasado, antes de la crisis acelerada por la Covid-19, como una forma de buscar economías de escala de forma global ante la creciente caída de las ventas y de los beneficios en el sector. Pero la pandemia ha generado un escenario de crisis aguda por su velocidad, que ha implicado además el cierre de las plantas de producción en Europa y en Estados Unidos y un virtual cese de las ventas. Mientras Renault negocia con el gobierno las condiciones de un aval del estado del 70% sobre un crédito de 5.000 millones de euros para capear el impacto de la crisis, Fiat Chrysler hace lo propio por 6.300 millones de euros con un aval del estado también de 70% solicitado a Intesa San Paolo.

Nadie parece exento en la presente coyuntura de líneas de salvataje. La cuestión es que Bruselas no ha recibido una propuesta de “remedio” sobre las ventajas competitivas que la fusión supone cuyo plazo venció y esto anuncia una investigación completa sobre la propuesta de fusión por parte de la Comisaría de la Competencia que debería anunciarla la semana próxima, de acuerdo con las fuentes del sector de la industria del automóvil consultadas.

Estas mismas fuentes señalan que las empresas se han mostrado reticentes a la venta de sus divisiones de vehículos comerciales porque les restarían una cuota de mercado sensible y estas divisiones son parte importante en los planes de consolidación de los dos grupos industriales. Como es de suponer la respuesta de los competidores del sector es sorda pero consistente porque en el medio de la crisis que las asuela el riesgo de enfrentar una escalada de la presión en este sector de vehículos puede dañar aún más sus cuentas de resultado. No cabe la menor duda de que los competidores han sido objeto de consulta por parte de Bruselas, sobre todo si se tiene en cuenta el volumen de empleo de alta calidad que el sector supone. Renault viene de anunciar un plan de reducción de plantilla de 10.000 trabajadores a escala global con algunos cierres de plantas en Francia. Las afirmaciones en la prensa de que esta reestructuración no va a afectar a España es mera ficción. Ciertamente lo que no va a ocurrir es un cierre de plantas al estilo Nissan, entre otras cosas porque un alto porcentaje de la producción de Renault en España está destinada a la exportación basada en menores costes. 

Pero pensar que la caída de las ventas no va a afectar al empleo en nuestro país es una expresión de deseos. Una coyuntura ante la cual el Gobierno carece de planes industriales alternativos en una manifestación de impotencia absoluta. La ausencia de propuestas como el desarrollo de una industria de baterías eléctricas, la entrada en el consorcio europeo en este sector, la posibilidad de incrementar la productividad en las industrias auxiliares del automóvil mediante un incremento del desarrollo tecnológico, no entran en la esfera del interés oficial. Mientras tanto el celo de Bruselas puede desembocar en un sensible retraso para el proceso de fusión entre los dos grupos que tienen presencia en España. PSA a través de sus marcas Peugeot y Citroen más la producción de Opel. PSA y FCA ya tienen acuerdos industriales en el sector de los vehículos comerciales ligeros para los cuales han desarrollado plataformas comunes.

En este contexto es altamente improbable que la CE bloquee la fusión y da la impresión que PSA FCA han lanzado un mensaje a Bruselas al no presentar “remedio“ a las previsibles objeciones. Primero objeten ustedes que ya veremos nosotros que vendaje ponemos a la herida. Lo que hace suponer que ambas han sopesado la posibilidad de una investigación a fondo y han decidido hacerle frente. Si la fusión se materializa, la industria resultante estaría en condiciones de producir 9 millones de unidades anuales de vehículos, superando a otros grandes del sector como General Motors y Hyundai y muy cerca de los volúmenes de producción de Volkswagen con 10,8 millones de unidades. La industria desde luego deberá ajustarse a la baja de forma global. Volkswagen que reanudó sus actividades en su principal planta en Alemania el 28 de abril suspendió en ella la producción el mes pasado de sus superventas, el Golf 7 y 8 y el SUV de Seat Tarraco, desarrollado en la planta española de Martorell.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...