edición: 2724 , Viernes, 24 mayo 2019
21/02/2019

Las tablas de Sánchez

Ya se intuían las dificultades de la navegación por las aguas del año en curso. Que el calendario chino le dedique el año al cerdo ha de ser tomado más como un suceso premonitorio que casual. Así, nos las prometíamos felices, entre el escenario trágico nacional que se proyecta en la sala del Tribunal Supremo y la efervescencia de un Gobierno arriesgado, dispuesto (a lo que sea) y sus desleales oposiciones cuando, de repente, las aguas mansas del rio se vieron perturbadas por viejas aspiraciones locales, agitando la armonía social reinante. 

También repentinamente entraron en nuestras vidas los Presupuestos, al parecer tan indispensables como sagradas eran las tablas de Moisés. Allí figuraban grabadas las promesas a modo de mandamientos: ayudas miles, subsidios varios, dádivas autonómicas, mejores pensiones y salario mínimo. Pocas cosas se echaban en falta y mejor se esperaban en el entendido de que las propuestas eran garantías, compromisos y obligaciones de nuestros gobernantes para hacernos la vida más llevadera.

Pero algo debió de fallar en el mundo ideal, en los primeros compases del año del cerdo para que un buen día, a primera hora, nos desayunáramos con la ruptura, otra vez, de las tablas, esta vez, de Sánchez. Nada de lo prometido será posible ya porque ahora el problema es el desajuste financiero. Si no hay Presupuesto no se podrá recaudar más, como estaba previsto. Se congela todo, hasta el aliento. Sin recaudación nada de lo prometido será posible: las pensiones se revalorizarán al IPC y habrá salario mínimo, pero nos tocará pagar más a todos por eso, por el desajuste presupuestario.

Suele suceder que las sorpresas se producen, precisamente, cuando todo, o casi todo, va bien. Sorpresas para todos, para los contribuyentes que pierden la felicidad en el año del cerdo y sorpresas también para quienes decidieron romper las tablas de Sánchez. Los costes por retrasos y aplazamientos de reformas y demás leyes, irán impresos en las papeletas que nos encontraremos en los colegios electorales, en nuestros barrios, los próximos 28 de abril y que repetiremos algo más tarde, el 26 de mayo. Las facturas al cobro es lo que tienen, que tarde o temprano acaban llegando. Y vaya si llegarán.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...