edición: 2783 , Viernes, 16 agosto 2019
02/07/2018
banca 
Otra vuelta de tuerca por el negocio bancario

Las tecnológicas, a un paso de los servicios de gestión financiera

De la amenaza a la realidad, de la transferencia de dinero a la gestión de fondos y planes de pensiones, y con reducción de comisiones
Juan José González
El sector bancario anda preocupado en los últimos meses tras haber detectado un fuerte avance -imprevisto y peligroso para su negocio- de las ventas registradas por las grandes plataformas tecnológicas. La banca es un sector al que sigue de cerca pues ya es un competidor demostrado. La evolución de los negocios de las tecnológicas van en aumento y una prueba es que sus ingresos en el pasado ejercicio de 2017 ya se acercaban a los grandes grupos bancarios europeos (Amazon estuvo a 1.400 millones de euros de igualar los ingresos de Santander) para ser, probablemente, superados en el ejercicio actual o como mucho el próximo año. De algo, aunque de poco, ha servido la estrategia que viene aplicando la mayoría de los grupos financieros centrada en la adquisición directa de las fintech y, si no, de asociarse con empresas tecnológicas intermedias con el objetico de colaborar en determinadas fases del negocio. Pero ninguno de los grupos bancarios ha conseguido en todo este tiempo detener o frenar el avance imparable de las tecnológicas en su estrategia de hacerse con el negocio financiero. Algunos informes de consultoras especializadas estiman que las tecnológicas cubren ya cerca del 15% de los servicios financieros básicos de la población mundial y que se concretan, de forma específica, en la apertura de una cuenta corriente en, por ejemplo, Amazon, para el pago de las compras más básicas. Pero ahora preocupa el siguiente escalón, el que pretenden superar las tecnológicas: la prestación de servicios de gestión financiera, esto es, gestión de fondos de inversión y planes de pensiones, entre otros. Aquí la competencia para los grandes grupos financieros se presenta encarnizada y, sobre todo, más costosa para las cuentas bancarias.
No es casualidad que el sector bancario se haya dado prisa en los últimos meses para mostrar a la clientela que es capaz de rebajar algunas tarifas y facilitar, de forma casi gratuita, algunos servicios por los que siempre ha cobrado. El negocio financiero redobla la competencia de la mano de las compañías tecnológicas, más ágiles y rápidas que las financieras en poner en práctica nuevos servicios y, sobre todo, en aplicar la digitalización a los negocios. Si estos han cambiado a gran velocidad ha sido por el empuje de las nuevas plataformas tecnológicas, no por las entidades financieras.

La banca ha descubierto tarde que los usuarios de banca minorista, que suponen el grueso de la clientela (en torno al 85% de los clientes) estaban dispuestos a operar con las nuevas tecnologías en el momento en que las entidades hubieran propuesto su utilización al público. Quizá en una estrategia equivocada del sector bancario para retrasar el cambio tecnológico y evitar la desaparición de un sin fin de comisiones y cargos por servicios, las tecnológicas han aprovechado la ocasión para entrar en el sector financiero y ofreciendo servicios básicos con tecnología digital. Así han descubierto que la gran mayoría de los usuarios, el 70% de la clientela bancaria, estaba dispuesta a operar con la tecnología.

A partir de ese momento las grandes plataformas se han puesto a trabajar y la digitalización de las operaciones básicas de banca ha cambiado, no sólo la demanda de los usuarios, sino también, y esto es lo más importante, el negocio bancario. En esta carrera, unos más que otros, algunos con más ruido (publicidad y marketing) que nueces (servicios, ventajas reales) viven la particular carrera de la transformación digital. 

Otro asunto, ahora menos visible, pero del que se tendrán noticias en los próximos años, tiene que ver con el empleo: si la tecnología está eliminando la intermediación en sectores como la cultura o el transporte de viajeros, la destrucción de mano de obra es la que está recibiendo el mayor golpe de la transformación. Un informe de World Economic Forum advertía en 2016 que la digitalización nunca lograría compensar la desaparición de los 7 millones de puestos de trabajo que se lleva por delante en todo el mundo el proceso de transformación digital (la mejor coartada para una reestructuración laboral a fondo) con la creación de dos millones de nuevos puestos de trabajo.

La competencia de las tecnológicas con el sector bancario sigue su avance (o transformación) a gran velocidad. Quizá la velocidad del cambio sea la que marca la relación directa entre el aumento de los clientes digitales y el cierre de oficinas bancarias. Y la reducción de un 30% de las redes bancarias en los últimos años en España no se debe a que los clientes han reducido su actividad en consumo, extracción de dinero, operativa habitual de oficina como poner las cuentas al día, etc. como tampoco de haber abandonado la gestión bursátil, compra venta de valores o suscripción de participaciones en fondos y planes de pensiones.

Competencia que ya tiene nombre y apellido como la que ya está en marcha de Amazon con JPMorgan, que comenzó con la creación de una aseguradora médica para los empleados de la tecnológica y sigue ahora con el lanzamiento de productos similares a una cuenta corriente para los consumidores de Amazon. Productos habituales que la tecnológica delegaría en otras entidades bancarias como Capital One, con un objetivo inmediato como es la reducción de las comisiones por transacciones financieras. La gestión de activos como fondos y planes estaría a la vuelta de la esquina.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...