edición: 2513 , Jueves, 19 julio 2018
11/07/2018

Las telecos europeas vuelven a plantearse la consolidación a escala nacional de cuatro a tres operadores

Francia podría ser el banco de pruebas pero Bruselas mantiene su reticencia ante estas iniciativas
Carlos Schwartz
Las grandes empresas de telecomunicaciones europeas vuelven a plantearse la necesidad de consolidar el sector a escala nacional pasando de cuatro a tres operadores por país. Uno de los argumentos centrales para esta aspiración es la necesidad de acometer en algunos casos y completar en otros las inversiones en infraestructuras para desplegar el desarrollo de la tecnología 4G y avanzar con la 5G. Esta última que se considera vital para la Internet de las cosas lleva retraso en Europa pero por el momento la Comisaria de la Competencia, Margrethe Vestager, manifiesta su oposición a este tipo de acuerdos. La posibilidad de la consolidación en los mercados nacionales se paralizó con la oposición de los reguladores a la compra por parte de Hutchison Three de O2 en Reino Unido en 2016 lo que desbarató los planes de Telefónica para salir de ese mercado con una liquidez de 10.250 millones de libras que podría haber apuntalado otros frentes estratégicos para la empresa. Desde entonces ha fracasado otra fusión en Dinamarca En Italia por el contrario una consolidación encabezada por Hutchison con su marca Wind Tre con la adquisición de Veon en 20.000 millones de euros se hizo a expensas de dar entrada a un nuevo competidor agresivo, con lo cual el número de actores en escena se mantuvo. La condición fue vender espectro y torres a la francesa Iliad que plantó el pie en el mercado con firmeza. 
En lo inmediato lo que está en el aire es la adquisición por parte de Vodafone de los activos de Liberty Global en particular en Alemania, una operación que ha encontrado una firme oposición por parte de Deutsche Telekom y de Telefónica y que no cuenta con la simpatía del regulador local. Una aprobación por parte del regulador alemán provocaría una profunda reacción adversa. Pero al mismo tiempo esta adquisición de activos pone de relieve hasta qué punto la separación teórica del mercado entre operadores puros de telefonía móvil de un lado y fija del otro es sólo una barrera ficticia. Por su parte las empresas del sector tienden a señalar que en los mercados no hay cuatro operadores, hay muchos más porque la irrupción de Internet y del cable acaban en ofertas combinadas que incorporan la telefonía fija y móvil.

Sin embargo no todos los reguladores nacionales parecen rechazar la posibilidad de las consolidaciones. El consejero delegado de Orange, Stéphane Richard, afirmó recientemente ante sus inversores que una consolidación de las cuatro redes móviles del país era necesaria tras seis años de una dura guerra de precios. En este sentido afirmó que Orange estaba dispuesta a adquirir activos para facilitar una fusión entre sus rivales SFR -propiedad de Altice-, Bouygues o Illiad. Altice por su parte también afirmó que espera consolidaciones en el mercado. 

Los analistas del sector sugieren que el regulador nacional Arcep ha enviado señales a los operadores de que estaría dispuesto a admitir una consolidación. La opinión de los analistas sobre este hecho es que al Gobierno le preocupa la implantación de la fibra óptica y el despliegue de la tecnología 5G y considera que una reducción de cuatro a tres operadores ayudaría a que esos planes se acometan más rápido y en mejores condiciones. Los reguladores basan su oposición en el efecto de las consolidaciones sobre las tarifas a los consumidores. 

El material estadístico recogido por diversas fuentes en los mercados en los que se registraron consolidaciones en 2013 y 2014 apunta a un crecimiento de los precios, señalan las agencias reguladoras. Las empresas de telecomunicaciones por su parte señalan que hay formas de acometer las consolidaciones que no tienen porque poner en riesgo la reducción del precio de los servicios de telefonía para el público y apuntan precisamente a la experiencia italiana como ejemplo. 

Pero mientras el regulador francés parece mostrarse “comprensivo” con las consolidaciones actualmente sería muy dudoso que el de Reino Unido se ablandara. Los operadores mientras tanto no limitan su ahorro de costes a las fusiones y adquisiciones. En el mercado de Suecia Tele2 y Telenor han llegado a un acuerdo para compartir infraestructuras con el objetivo de reducir costes e incrementar el beneficio de las operaciones.

Pero no todas las empresas tienen como prioridad la cooperación con sus competidores. “Compartir infraestructuras e incluso compartir su desarrollo se ha hecho siempre en el mercado de las Telecos”, señala un analista del sector que añadió: “Nadie se esperaba que Hutchison adquiriera de Veon las acciones que le quedaban en Wind Tre en 2.450 millones de euros poniendo así de relieve que su apuesta por el mercado italiano no se basa en la cooperación y es muy firme”. 

Una fuente de Hutchison mientras admitió que éste no es el único mercado al que miran y que sus planes de consolidación abarcan otros activos. El director financiero del grupo Frank Sixt por su parte admitió que se doblaba la apuesta por el mercado italiano de un lado y del otro que esa no era la única opción de fusiones y adquisiciones que su empresa estaba estudiando y afirmó que la cuestión de la dimensión había regresado al primer plano y había adquirido relevancia nuevamente y admitió que su empresa estaba de regreso en la lucha por la consolidación en los mercados nacionales.

Los operadores tienen de momento la oposición de la Comisaría de la Competencia y de un puñado de reguladores nacionales pero aspiran a convencerlos de que el mercado es en realidad mucho más grande que lo que afirman, en la medida que convergen sobre él una multitud de proveedores de servicios de telefonía o de cable que compiten directamente por prestar servicios de telecomunicaciones a sus clientes.

Los reguladores por su parte se aferran a los estudios que demuestran que en los mercados en los que se autorizaron fusiones con la reducción de los operadores que prestaban servicios las tarifas subieron en los primeros dos años para estancarse luego. Mientras tanto hay operadores que se ven imposibilitados de abandonar mercados que no son estratégicos lo que socava su inversión en infraestructuras y limita su crecimiento en otros mercados potenciales. Los grandes operadores regresan a la casilla de salida en la que estaban en el 2013 cuando se autorizaron las últimas consolidaciones nacionales

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...