edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
15/04/2019

La subasta de 5G en Alemania supera la barrera de los 5.000 millones en un mercado muy disputado

Francia y previsiblemente Reino Unido deberían subastar espectro tras la italiana del pasado año
Carlos Schwartz
Las subastas de 41 bloques de radiofrecuencias para telefonía 5G en Alemania han alcanzado ya los 5.200 millones de euros mientras continúa el proceso que cesará cuando ningún operador presente una nueva oferta con mejoras de precio. El procedimiento se inició el 18 de marzo y lleva 180 ruedas de ofertas. La anterior subasta alemana fue en 2015 y el total recaudado por la Administración fue de 5.090 millones de euros, sin embargo a la nueva subasta los operadores han llegado con reticencias y tras oponerse judicialmente a parte de las condiciones. El fallo, que favoreció al regulador Bundesnetzagentur, se emitió a días de la convocatoria. A la subasta concurren Deutsche Telekom, Telefónica, Vodafone y Drillisch. El conjunto de los operadores advirtió que un alto precio en la puja supondría una mayor lentitud en el despliegue de la red para el nuevo protocolo, por los costes añadidos que supone frente a la necesidad de inversión en infraestructuras para que la red eche a andar. 
Las industrias alemanas han manifestado la necesidad de un despliegue “lo más rápido posible” del protocolo que será vital para el “Internet de las cosas” en el cual la industria de electrodomésticos y del automóvil tienen un especial interés. El despliegue de la tecnología de la quinta generación se ha convertido en una carrera a escala internacional. El pasado viernes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su país ganaría la batalla por el despliegue de las redes 5G. La afirmación fue en respuesta a las críticas que ha recibido por parte de algunos analistas que afirman que China ha tomado la delantera en el desarrollo de las infraestructuras para este protocolo.

El año pasado la subasta de espectro para el 5G en Italia recaudó 6.500 millones de euros. Francia aun no ha realizado una subasta de este espectro, mientras que España recaudó el año pasado  437,65 millones de euros en la subasta de la banda de frecuencias 3,6-3,8 gigahercios (GHz), para la fase inicial 5G, para los 200 megahercios (MHz) licitados. Reino Unido subastó el año pasado frecuencias cuyo espectro es válido para 5G por importe de 1.350 millones de libras, y debe hacer una nueva subasta este año sobre la que hay un proceso de consulta para el espectro de 700 Mhz. Los operadores se resisten a los altos precios de forma creciente, por la magnitud de la inversión necesaria para el despliegue de las redes.

Para el Gobierno alemán la recaudación contribuirá a aliviar el coste de la inversión en las infraestructuras de telecomunicaciones con los que se ha comprometido. Entre ellas el despliegue de la fibra de vidrio a escala nacional. La coalición de Gobierno formada por los cristiano demócratas de Angela Merkel y los socialistas del SPD, ha comprometido para estas infraestructuras una inversión de 12.000 millones de euros.

Los analistas de telecomunicaciones afirman que han sido los operadores los que se han lanzado a una guerra de ofertas, elevando las cuantías la semana pasada en 509 millones de euros. Los adjudicatarios de las frecuencias se comprometen a llevar la señal de Internet de alta velocidad al 98% de los hogares del país y a compartir además su red con los competidores bajo un acuerdo de “roaming nacional”. Deutsche Telekom, Vodafone y Telefónica se opusieron judicialmente a las condiciones de la subasta pero sufrieron un fallo adverso. Los analistas señalan que, tras casi 20 días de subasta, la puja seguía sin señales de amainar superando los 16 días de la subasta del 2015. “Esta es la presión que ha determinado que a estas alturas de la subasta estemos bordeando los 5.200 millones de euros”, señaló una fuente del sector de las telecomunicaciones. 

Las previsiones de ingresos del Gobierno estaban en una horquilla de entre 4.000 y 5.000 millones de euros, y los analistas esperaban cifras aun más moderadas. Las compañías industriales alemanas están muy pendientes del despliegue de esta tecnología por la carrera con sus competidores internacionales en materia de coches autónomos, la Internet de las cosas y las viviendas conectadas.

El presidente del Bundesnetzagentur, Jochem Homann, afirmó el fin de semana que Alemania no tiene previsto excluir a ningún proveedor de infraestructuras y tecnología 5G en una referencia oblicua a las exigencias de Estados Unidos para que Europa deje fuera del despliegue de las redes de este protocolo a la empresa china Huawei, que es el principal proveedor de tecnología de redes de telefonía a escala global.

Reino Unido también ha admitido la presencia de Huawei en el desarrollo de sus redes. Parte de la presión de Estados Unidos está destinada a frenar la presencia creciente de la tecnología china en el sector, entre otras cosas porque la presencia de Huawei en el desarrollo de las infraestructuras 5G en China, donde el despliegue está muy avanzado, brinda a la empresa que colabora en ese esfuerzo la posibilidad de acelerar el desarrollo de los estándares de red para este protocolo.

Washington ha reaccionado ante ese posicionamiento afirmando que los equipos de Huawei podían ser utilizados para desarrollar actividades de espionaje o sabotear la ciberseguridad del país. En marzo, el embajador estadounidense ante Berlín advirtió al Gobierno que si permitía la presencia en el desarrollo de la red de la china Huawei, Washington consideraría reducir la cooperación en materia de inteligencia. Homann señaló que no ha recibido ningún dato concreto sobre las supuestas posibilidades de Huawei de afectar la seguridad de los sistemas 5G. El regulador alemán ha establecido una serie de requisitos para la concesión de contratos para el despliegue de la red 5G por parte de los operadores que toman en cuenta las dudas vertidas sobre el proveedor chino por parte de la Administración de Trump.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...