edición: 2910 , Viernes, 21 febrero 2020
20/02/2014
OBSERVATORIO DE ECONOMÍA

Latinoamérica: una nueva oportunidad para la empresa familiar

Juan José Cano* (KPMG)

Las empresas familiares españolas, ante la atonía de la demanda interna y al igual que gran parte del tejido empresarial, llevan prácticamente un lustro aprovechando las interesantes posibilidades que ofrecen los mercados exteriores.

Cabe destacar que este proceso de internacionalización empieza a tener carácter estructural, como indica el hecho que el 74% de las empresas familiares hayan incrementado su actividad en el exterior, según el Barómetro Europeo de la Empresa Familiar elaborado por KPMG conjuntamente con la European Family Businesses.

Un aspecto clave en este salto al exterior es la diversificación de mercados. Tradicionalmente y por razones obvias, el sector exterior español ha estado muy concentrado en la Unión Europea, sin embargo, en los últimos años se observa un incremento de la actividad en regiones denominadas emergentes, como Latinoamérica, que acapara ya en torno al 35% de la inversión directa española en el exterior.

En la década de los 90, las grandes corporaciones españolas desembarcaron en Latinoamérica en lo que supuso el primer gran proceso de internacionalización de la empresa española. 
No obstante, fueron pocas las empresas familiares que siguieron su estela. En cambio ahora, ante el comentado estancamiento del mercado español y en menor medida del europeo, han observado que es completamente necesaria una diversificación de mercados que disminuya significativamente los riesgos y permita obtener un tamaño suficiente para competir a escala global. Y es aquí donde Latinoamérica presenta una nueva gran oportunidad para la empresa familiar española.

La región lleva años experimentando un fuerte crecimiento económico y las previsiones siguen siendo positivas, con un crecimiento del 3% para 2014 y del 3,3% para 2015, según el FMI.

Además de los lazos históricos y culturales que nos unen, el atractivo de los países de Latinoamérica reside principalmente en: el incremento de la renta y, por lo tanto, del consumo de la pujante clase media; la necesidad de inversiones en infraestructuras que soporten dicho crecimiento económico y el proceso de liberalización comercial y fomento de la inversión privada en el que están sumidos la gran mayoría de países. A todo ello, hay que sumarle una cada vez mayor estabilidad política y social.

Si hablamos de países, los mercados internos de Brasil y Colombia presentan un interesante potencial, México es considerado el país más competitivo de la región y una puerta de entrada a Estados Unidos, Chile cuenta con una mano de obra muy cualificada y Panamá, por su parte, presenta una ubicación geográfica privilegiada.

Sin embargo, Latinoamérica también presenta sus riesgos. El que más destaca es, como recientemente se ha manifestado, cierta inseguridad jurídica en determinados países y sectores. También hay que tener en cuenta el cambio cultural que puede provocar en algunos países de la región el hecho de pasar de ser países receptores de inversión extranjera a países emisores.

En conclusión, en estos momentos las empresas familiares se enfrentan a una profunda transformación. La debilidad de la demanda interna les ha empujado a dedicar un gran esfuerzo al mercado exterior, y Latinoamérica se perfila como un mercado con grandes posibilidades para su proceso de internacionalización.

*Socio responsable de Empresa Familiar de KPMG en España.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...