edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
09/04/2019

La UE debate el estándar de comunicación en la conducción autónoma desatando una tormenta

Gobiernos, telecos y la industria del automóvil se enfrentan por la mejor solución para la conexión
Carlos Schwartz
La cuestión de cuál debe ser el estándar para la comunicación de los coches en el futuro de la conducción autónoma y la seguridad del sector ha llegado al Parlamento Europeo (PE). El problema es que una mayoría de países estaría a favor de la conexión a través del sistema de WiFi 802.11p que se considera antiguo. La Asociación de Operadores de Redes de Telecomunicación (ETNO, por sus siglas en inglés) que agrupa a los operadores de telefonía ha terciado en el debate señalando que la adopción de ese estándar puede suponer el bloqueo de la tecnología 5G. Los estados miembros de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo deben tomar esta semana decisiones sobre lo que se denomina Regulación Delegada Sobre Sistemas de Transporte Inteligentes Cooperativos (C-ITS, por sus siglas en inglés). De acuerdo con una fuente del sector las empresas de telecomunicaciones solicitan que haya neutralidad tecnológica en las decisiones que se adopten de forma que la tecnología que se adopte sea escalable y no excluya a las nuevas. ETNO por su parte afirma que adoptar una protocolo como el WiFi 802.11p es optar por el carril lento en la autopista de la información, dejando a Europa por detrás de Estados Unidos, Corea del Sur y China. 
De acuerdo con la fuente consultada, los gobiernos de España y Finlandia se oponen a la adopción de un protocolo y solicitan, al igual que las empresas de telecomunicaciones, neutralidad tecnológica. Los enemigos de adoptar el estándar WiFi señalan que no se puede condenar a la industria del automóvil a la tecnología menos desarrollada y afirman que el estándar 5G, que es el más moderno en desarrollo, tiene el mismo nivel de seguridad que el 802.11p. “Ingenieros y expertos, no la regulación, son los que están en mejor posición para elegir la tecnología más segura e innovadora, especialmente en un mundo en rápido movimiento. 

La semana pasada tres empresas de referencia, cada una en su sector, Audi, Ericsson y Qualcomm, demostraron que la tecnología con base móvil está lista y comprobada dentro de las fronteras de Europa”, señala ETNO en un comunicado difundido esta semana añadiendo que “La actual solución para asegurar 'compatibilidad e interoperatividad' entre el 5G y WiFi seguirá favoreciendo una tecnología sobre las otras, distorsionando la competencia. Estamos de acuerdo con los que consideran que una cláusula de revisión no es suficiente para asegurar que la Regulación Delegada sea tecnológicamente neutral”.

Este lunes el PE debía emitir un primer voto sobre la adopción de la tecnología 802.11p como estándar de facto, pero el voto pleno sobre el futuro tecnológico de la conducción autónoma se hará más tarde este mismo mes. Los países más activos en la defensa de la neutralidad tecnológica han sido hasta ahora España y Finlandia, de acuerdo con las fuentes consultadas. “El temor es que la adopción de una tecnología anticuada cierre el paso a estándares más nuevos, como el 4G y el 5G, puesto que una vez elegido uno, los otros resultan técnicamente incompatibles”, añade la fuente. 

En el fondo de este debate, que se ha intensificado en años recientes a medida que la posibilidad de la conducción autónoma se va perfeccionando, está el hecho que el principal fabricante mundial de automóviles, Volkswagen, ha designado al estándar WiFi de corto alcance como la opción preferible. Otros fabricantes han adoptado el mismo criterio, aduciendo motivos de seguridad. La elección se debe a que mientras el WiFi está muy probado, el 5G no está aun verificado extensamente, porque las redes de este nuevo estándar recién están desplegándose. 

La tecnología celular de la telefonía móvil V2X es la preferida por los operadores de telefonía, entre otras cosas porque es una tecnología que circula por sus propias redes y en la cual tiene cifradas expectativas de ingresos muy importantes. Desde el punto de vista experimental los operadores de telecomunicaciones han utilizado con éxito el protocolo 4G, y consideran que desde el punto de vista de la seguridad, el sistema de telefonía móvil denominado celular da todas las garantías de seguridad.

Las divisiones en torno a esta cuestión se han registrado también a escala europea. Dentro de la UE el comisario Andrus Ansip, responsable del Mercado Único Digital, ha escrito a la comisaria de  Transporte, Violeta Bulc, para advertirle de que la regulación propuesta determinará un despliegue lento y parcheado de la tecnología del coche conectado. Ansip hace causa común con los gobiernos y operadores que abogan por la neutralidad tecnológica, señalando que la posibilidad de que se adopte la tecnología WiFi como estándar y se deba hacer en el futuro compatible al 5G en desarrollo con la anterior, estaba en contra de los intereses europeos de largo plazo. 

Bulc por su parte ha escrito a miembros del comité de Transporte para subrayar que: “Pese a las múltiples puntualizaciones hoy en día hay una sola tecnología disponible” en una respuesta filtrada a algunos medios de comunicación. Para Bulc esperar al desarrollo de nuevos estándares no es aceptable por las 25.000 muertes en carretera al año en la UE. Cada día que se espera costará más muertes, afirma en la misiva. 

El ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado que apoya todas las decisiones que apunten a mejorar la seguridad y eficiencia en el tráfico, pero que era indispensable la necesidad de mantener la neutralidad tecnológica y que la ley en debate no era el instrumento legal idóneo para resolver sobre la cuestión. Finlandia exige la neutralidad tecnológica, pero además señala que era imposible resolver la cuestión de las compatibilidades reversas porque los estándares funcionan sobre frecuencias distintas. Es decir que hacer el 5G compatible con una tecnología anterior como la WiFi es imposible, y además esa imposibilidad recaería sobre la tecnología nueva una vez desplegada, lo que impediría su adopción en el futuro.

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...