edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
02/10/2013

Linde refuerza la supervisión infiltrando inspectores en las 17 mayores entidades

ICNr
La incapacidad del Banco de España para adelantarse a las situaciones más críticas atravesadas por la banca española, la denuncia de sus propios inspectores de que algunos de sus informes fueron suavizados y la petición expresa de la troika de que mejorara su metodología de control como condición al rescate bancario, llevaron al gobernador Luis María Linde a anunciar en enero que el organismo acometería una reforma del sistema de supervisión del sector financiero.

Concluida la revisión, la Comisión Ejecutiva del Banco de España aprobó el viernes un nuevo modelo de supervisión que “en la medida de lo posible” irá implementando en lo que resta de año para su aplicación obligada desde el 1 de enero de 2014.

La supervisión “in situ” de la banca, con inspectores empotrados en las 17 mayores entidades, es el pilar maestro de un plan para el que el organismo ya adelantó hace meses que requeriría “más recursos”, pero que, paradójicamente, nace con aún menos inspectores.

Así lo constató la comisión interna encargada de revisar los procedimientos de supervisión, grupo capitaneado por el consejero del Banco de España Ángel Luis López Roa, hombre de confianza del ministro de Economía, Luis de Guindos.

En el informe preliminar del 16 de octubre de 2012 titulado “Análisis de los procedimientos supervisores del Banco de España y recomendaciones de reforma”, que la comisión elaboró tras el mandato de la troika pero Linde hizo público en enero para anunciar su programa, la comisión ensalzó los resultados de la llamada “supervisión in situ” frente a los procesos de control ordinario llevados a cabo a distancia pero recalcó “la necesidad de mayores recursos humanos para su aplicación efectiva”.

“El seguimiento continuado in situ es intensivo en recursos supervisores, cuestión que se debe tener presente si se pretende generalizarlo”, incidía la comisión, recordando que el modelo, implantado con éxito “hace más de 10 años” en los dos grandes bancos españoles, requería ya la labor de 45 inspectores empotrados en Banco Santander y 35 en BBVA.

El sistema comenzó a emularse hace tres años en CaixaBank, Sabadell y Popular. El objetivo inicial de la comisión era que los supervisores internos no solo vigilasen “la marcha de las entidades” sino que tuvieran poder para “influir sobre las mismas de forma temprana” infiltrando a inspectores en las 16 mayores entidades del país.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...