Liquidez divino tesoro, pero bajo siete llaves
edición: 2535 , Lunes, 20 agosto 2018
18/01/2013
Las empresas no ven la recuperación que ve el Gobierno

Liquidez divino tesoro, pero bajo siete llaves

Una docena de cotizadas, con tesorería neta y sin decidir el destino de 23.000 millones de euros
Juan José González

Poco más de media docena de cotizadas generan caja a espuertas, en plena recesión, mantienen sus inversiones limitadas y ninguna de ellas desarrolla su actividad en el sector financiero, o sea, no hay bancos. Van por el mundo, algunas son globales aunque no sea condición necesaria, pudiendo presumir de que no tienen deuda. Y lo hacen en una época de sequía y escasez severa de crédito, con balances saneados y sólidos, de esos que cualquier banquero no dudaría en extender su firma en un buen crédito. Se calcula que, a 31 de diciembre pasado, atesoraban, nunca mejor dicho, cerca de 23.000 millones de euros en posiciones de liquidez: todo un lujo para los tiempos que corren. No se creen la venta política intensiva de una recuperación económica inminente, como tampoco perciben el final del túnel que sí asegura ver el Gobierno y otros expertos afines. Han convertido la liquidez en una especie de fondo de reserva, una caja dispuesta a todo lo que sea razonable, en todo menos en invertir ahora: no entra en sus planes a corto plazo, y ¿por qué?

Inditex, Técnicas Reunidas, Vueling, EADS, Duro Felguera, Almirall, Barón de Ley, Laboratorios Rovi, Iberpapel, Bolsas y Mercados, Mediaset, Zardoya y alguna filial de las más grandes. Acervo interesante para el sector financiero que desee aumentar su cartera de crédito, si bien es posible que en los próximos meses no sean los mejores clientes puesto que sus arcas están repletas de dinero sin obligación ni destino inmediato.

Tampoco parece que vaya a mantener su estado de `ocio´ pues no son solamente los bancos quienes observan el dinero, porque tampoco los accionistas le quitan el ojo a la caja. Miradas que parecen estar demandado mayores dividendos o, al menos, uno extraordinario. Seguramente será un asunto a tratar en los próximos consejos de administración, aunque una tesorería bien dotada en, al parecer, el último año en el infierno, es la mejor garantía para conciliar el sueño.

Son ingenierías y compañías de servicios, además de otros productos que como alguna farmacéutica o alimentaria, pueden sortear la caída de la demanda, al tiempo que generadoras de abundante liquidez. En general, todas ellas vienen haciendo caja en los últimos tiempos, no están obligadas a mantener fuertes ritmos de inversión, en algunos casos se encuentran con adelantos de pagos de sus clientes, con carteras de pedidos sólidas muy diversificadas en el mercado internacional y porque, según qué actividad, están obligadas a mantener un bajo capital regulatorio. Todo ello, considerando que la buena gestión y el acierto en las apuestas realizadas en los últimos ejercicios han sido la base de su situación actual.

Sin embargo, el aspecto que más llama la atención es ¿por qué el grueso de estas compañías que nadan en la abundancia de la liquidez, no se lanzan a invertir en un mercado que, como el español, parece estar rebosante de gangas? -aunque tampoco tendría que ser en el mercado español- ¿Acaso no se fían de las buenas previsiones oficiales que ven una recuperación inmediata de la economía nacional? Es posible que la respuesta se encuentre en ambas o en una de ellas, aunque también se pueden sospechar otros motivos por los que estas compañías no se lanzan a invertir más caja.

En principio, y despejada la incógnita de la inversión, el destino más común o habitual de la liquidez es la recompra de acciones en Bolsa, algo que se viene haciendo (y se sigue) en los últimos 18 meses. Sirve para cuidar el valor y para muchas cosas más, como por ejemplo, subir el beneficio por acción, mejorarla rentabilidad sobre recursos propios (el famoso ROE) reduce sus costes financieros y el accionista es más rico. Hasta aquí todo muy bien, pero en ese ánimo de mantener la tesorería en posición neta, se puede llegar a descuidar algunos flancos importantes.

El primero de ellos, el más elemental, es que se pueden estar desaprovechando oportunidades, puesto que los gestores de las compañías mencionadas es probable que se encuentren más atentos (o acomodados) en el corto plazo y a los problemas económicos, laborales y políticos domésticos, que al medio y largo plazo. Otro flanco a tener en cuenta es la necesidad de aprovechar una coyuntura con costes financieros muy ajustados (como en el caso de estas sociedades con tesorería neta) para plantear una expansión por la vía de la adquisición de empresas que, seguramente, no volverán a ponerse a tiro de buen precio. En cualquier caso, la agresividad excesiva en la utilización de la liquidez se puede volver tan nociva como el exceso de celo y prudencia en mantenerla.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...