edición: 2366 , Lunes, 18 diciembre 2017
02/10/2008

Llega dinero a los bancos

J.J. González

Con un aire de superioridad propio de quien habla ex cátedra, afirmaba Pedro Solbes en la presentación de los Presupuestos que los inversores necesitan ahora más datos para tomar decisiones. La realidad es que lo que se dice datos, no paran de llegar al mercado. Hoy mismo, sin ir más lejos, a primera hora de la mañana desayunábamos con la cifra del paro en el mes de septiembre: muy fuerte.

Para quien abrigase dudas sobre la coyuntura, el dato en cuestión significa que 2.625.000 personas no llevan dinero a casa, y las expectativas sobre cuándo lo volverán a llevar son inciertas. 3.000 parados al día a la calle, nada más y nada menos.

Pues esto cotiza en los mercados. Se tiene la certidumbre de que tras la crisis financiera de EE UU -esa película cantada con voz dramática de periodistas que casi todos hemos visto en la televisión- llega el crac de verdad, el revés de la economía, los cierres, los despidos, las caídas de todo lo bueno y el ‘subidón’ de todo lo malo. Así las cosas, el dinero se mueve con miedo, da pasitos cortos e inseguros, como una criatura de 11 meses, igual. Cotiza también que el precio del dinero está en el nivel más alto de los últimos siete años y que el barril de petróleo cuesta menos cada día. Goldman Sachs pronostica un barril a 50 dólares en un escenario de recesión, así que, a ello llegaremos, Dios mediante.

Los inversores trabajaron hoy con dos referencias; una llegó de la mano de Trichet, firmeza y determinación para mantener la medicina porque se mantiene la infección. La segunda referencia es el clima de Wall Street mientras espera, para mañana, el sí de los congresistas norteamericanos. Pero esto queda para mañana. Mientras tanto, no debemos perder de vista que el selectivo se ha dejado por el camino en lo que va de año el 25,5%, y esto no se recupera con más datos, por mucho que diga el vicepresidente del Gobierno. El Ibex 35 vivió hoy una jornada con la alegría de los mejores días desde agosto, con 4.400 millones de negocio cuando aún restaban casi cuatro horas para cerrar, volumen cuyo porqué se explica a continuación.

El lado bueno de la inversión en nuestros mercados lo aporta la Banca, quién lo iba a decir. Comienza a llegar el dinero porque el público interpreta mayor seguridad en la Banca española en comparación con el resto de bancos europeos, ¡si hasta lo dice Financial Times! En el parqué se comentaba con intensidad el dineral que entraba; parecía una inyección en bloque del BCE. No, eran compras en bloques pero para  el BBVA, atractivo valor por lo que técnicamente denominan “lavado de cupón”, próximo a repartir dividendo. También buenas noticias para Santander; desde el inicio de la sesión hizo de percherón al galope tirando como una fiera del selectivo. No hay como enterarse de una nueva inversión de éste banco para que el valor suba. Tradicionalmente, sucedía lo contrario.

Ahora el objetivo de los inversores está situado en la divisa, en el dólar. Parece que el músculo coge fuerza a poco más de un mes de las elecciones, que a buen seguro seguirán tirando de su cotización. Fondos y acciones del área del dólar, esto es lo que hay que comprar sin preguntar, al estilo Warren Buffet, de quien dicen que dudaba entre comprar GE o Microsoft.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...