edición: 2785 , Martes, 20 agosto 2019
22/12/2011
Innovación

Llega el desafío de las “ciudades inteligentes”

La innovación y la sostenibilidad cobran relevancia
Beatriz Lorenzo

La sostenibilidad como meta y como objetivo es cada vez más una realidad. La Comisión Europea, en su afán por abogar por el desarrollo sostenible ha anunciado el desarrollo de nuevos indicadores para evaluar los avances de los Estados miembros en pro de una “economía más verde”. 

Son varios los nuevos indicadores que pretenden ponerse en marcha; para medir la ecoeficiencia, la productividad de los recursos –que calibra el grado de uso o abuso de los recursos naturales-y para medir los impactos ambientales y el modo en que se gestionan los residuos. Se trata de ampliar el concepto de desarrollo sostenible tanto en el ámbito público como privado, estableciendo así un sistema de “gobernanza verde” global. A nivel europeo han proliferado en los últimos tiempos iniciativas sostenibles entre las que destaca la “Alianza de la Primavera”, una campaña conjunta impulsada por cuatro grandes organizaciones europeas de la sociedad civil: la Oficina Europea de Medioambiente, la Confederación Europea de Sindicatos, la Plataforma Social y Concorde. La Alianza de la Primavera aboga también por preservar y recuperar los ecosistemas, reduciendo el uso de recursos y el consumo de energía, apostando por la agricultura y la pesca sostenible y prestando mayor atención al cambio climático y a la pérdida de biodiversidad. Además, la campaña pretende también reducir las desigualdades y erradicar la pobreza; garantizar el acceso universal a los servicios públicos; luchar contra la discriminación y el racismo, y garantizar la igualdad de género y el respeto a los derechos de los inmigrantes. Promover el empleo de calidad, aumentar y mejorar la economía para el desarrollo y fortalecer el control sobre las políticas de la Unión Europea, son otras de las propuestas de esta iniciativa.

Dentro de la estrategia imperante por una mayor sostenibilidad alcanzan un papel relevante las llamadas “ciudades inteligentes”. En España, Ecología y Desarrollo (ECODES) ha propuesto 15 retos para 2015 dirigidos a las ciudades españolas de más de 100.000 habitantes para que construyan el tránsito hacia una economía baja en carbono y generen empleo de calidad. “15 retos para la ciudad sostenible en 2015″ es un documento en el que se identifican los retos que las ciudades españolas de más de 100.000 habitantes deben asumir en los próximos cuatro años y se cuantifican los objetivos que se quieren haber alcanzado en este periodo.

El tema energético cobra importancia en estas propuestas. Se aboga por la reducción de un 40 por ciento de las emisiones, así como la apuesta por las energías renovables que proponen que representen el 80 por ciento de la energía consumida en la ciudad, y la eficiencia energética, son algunos de los objetivos que se plantean. También aluden a la ciudad como generador de una dinámica económica para lo que se identifican retos en el fomento de la economía y el comercio de proximidad, o en la inclusión de cláusulas sociales y ambientales en el cien por cien de los pliegos de contratación de obras, servicios y compras.

CIUDADES INTELIGENTES Y TIC

Pero también las TIC tienen mucho que decir en este campo. De ese modo, Fundación Telefónica lleva a cabo el proyecto “Smart Cities” que trata de involucrar la tecnología con la buena marcha de la vida urbana. Según el proyecto, el siglo XXI está llamado a ser el siglo de las ciudades, verdaderas plataformas donde las personas viven y trabajan, las empresas desarrollan su actividad y se prestan numerosos servicios. Ante esta nueva realidad, las Administraciones públicas han de plantearse una evolución en los modelos de gestión de las ciudades, lo que se traduce en el concepto Smart City.

Para Telefónica, las ciudades tienen un gran impacto en el desarrollo económico y social de las naciones y se han convertido en plataformas donde las personas viven y trabajan, las empresas desarrollan su actividad y se prestan numerosos servicios; además son grandes centros de consumo de recursos que requieren cada vez más eficiencia, desarrollo sostenible, calidad de vida y sabia gestión.

Telefónica define Smart City como aquella ciudad que usa las TIC para hacer que, tanto su infraestructura crítica, como sus componentes y servicios públicos ofrecidos sean más interactivos, eficientes y los ciudadanos puedan ser más conscientes de ellos. Disponer de una Smart City, una auténtica vía para la innovación, ayuda a la gestión automática y eficiente de las infraestructuras y servicios urbanos, con la consiguiente reducción del gasto público, la mejora de la calidad de los servicios prestados, la mejora de la información a los ciudadanos y la mejora en la toma de decisiones.

Las Administraciones públicas han de plantearse una evolución en los modelos de gestión de las ciudades y, para ello, han de servirse de la llamada Internet de las cosas, que es la Internet del futuro, y de un complejo modelo de gestión que contemple desde la participación pública a la colaboración público-privada.

FUTURO

Proyectos como los mencionados y otros similares muestran que la necesidad de crear urbes más sostenibles es evidente. Para conseguir que las ciudades sigan siendo el motor económico y de desarrollo social, la ONU asegura que es imprescindible mejorar las infraestructuras, el transporte y la salud de los nuevos habitantes y seguir buscando la manera de alcanzar el equilibrio entre progreso y sostenibilidad. “Las ciudades se enfrentan en el siglo XXI a un reto sin precedentes. Su misma existencia está amenazada por las consecuencias del cambio climático. Su cohesión social y su estabilidad están amenazadas por la exclusión y las desigualdades. La calidad de vida y la salud de sus habitantes se ve cada día más perjudicada por el deterioro de la calidad del aire y del agua”. Ya en 2006 estas declaraciones de Naciones Unidas servían de colofón al World Urban Forum, organizado por la ONU en la ciudad canadiense de Vancouver, y en la actualidad se han convertido en el aval de un objetivo cada vez más urgente.

Hasta la fecha, existen ya algunas iniciativas pioneras en Europa. En Alemania se ha puesto en marcha un proyecto verde, el complejo Ecocity que es en realidad una ‘ciudad dentro de una ciudad’, ya que está constituido por un grupo de diez grandes edificios de viviendas, centros comerciales y oficinas administrativas. Una vez concluida su construcción, al menos el 10% de la energía de la ciudad vendrá de fuentes eólicas y los edificios contarán con calentadores de agua solares e iluminación alimentada por fuentes solares. Además, muchos de los techos serán cubiertos con vegetación para controlar la temperatura interior y mejorar la calidad del aire.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...