edición: 2783 , Viernes, 16 agosto 2019
15/04/2011
Gobierno Corporativo

Llega la era de la RSC integrada

Beatriz Lorenzo

En el ámbito corporativo, la tendencia se orienta cada vez más a la consolidación de herramientas como la Triple Bottom Line que aúna las dimensiones social, financiera y medioambiental de forma que soportan de forma equitativa el peso de la compañía. La gestión empresarial ha de encaminarse por nuevos derroteros, menos anquilosados que los antiguos orientados exclusivamente al valor del accionista, no es ninguna novedad, y los aires de reforma comienzan a soplar en el escenario corporativo.Las compañías avanzan a grandes pasos en esta dirección. Un ejemplo de ello puede encontrarse en Telefónica que ha anunciado un cambio sustancial; la compañía pasará del concepto de Responsabilidad Corporativa al de Sostenibilidad. Su tradicional departamento de Reputación y Responsabilidad Corporativa (RC), que encabeza Alberto Andreu, y que es una de las cuatro áreas que reportan a la Secretaría General, pasará a ser ahora la Dirección de Reputación y Sostenibilidad Corporativas

La integración coherente de la RSC en el ADN de la compañía y la búsqueda de relaciones de calidad- y prolongadas en el tiempo- con los grupos de interés son, en suma, los principales factores del cambio. Las compañías en general por lo tanto en la senda de una RSC integrada con el gobierno corporativo, mucho más “profesional”. Las organizaciones globales se hacen también eco de esta tendencia y recientemente Global Reporting Initiative (GRI) y el The Prince’s Accounting for Sustainability Project (A4S) presentaron su iniciativa International Integrated Reporting Committee (IIRC) con la que buscan el modo de integrar la denominada información ESG (ambiental, social y de gobierno corporativo) en los balances financieros anuales.  El organismo internacional fundamenta su iniciativa en el hecho de que la información actualmente requerida conforme a normas contables y de cotización en bolsa no refleja plenamente a los factores ambientales y que, además, cuando la información sí es divulgada apenas tiene relación con el desempeño financiero y la dirección estratégica.

Esta “nueva” RSC se da la mano con tesis también novedosas, como la teoría del desempeño social corporativo que es una síntesis que incluye principios de RSC expresados en niveles distintos: el institucional, organizacional e individual; los procesos de responsabilidad social corporativa y los resultados de la conducta corporativa. El epicentro de esta teoría de responsabilidad pública es que las empresas y la sociedad son dos sistemas interconectados y que las instituciones sociales son interdependientes. En el capítulo "Corporate Social Responsability Theories", incluido en el libro "The Oxford Handbook of Corporate Social Responsibility", su autor Domenec Mèle, expone sin embargo que este modelo tiene varias debilidades, como la vaguedad del concepto de RSC y, más importante, la falta de integración entre ética y actividad empresarial. No se habla pues de ética, sino de demanda sociales. Y a pesar de las múltiples variantes teóricas, quedan todavía muchos expertos que sólo ven la RSC como cierto control social a la empresa o como una forma de dar una cara humana al capitalismo. En contrapartida, las compañías que integran la RSC en sus modelos de negocio de un modo “serio”, equiparándola  a las tradicionales herramientas de gestión y concediéndole la importancia que merece a la hora de generar rendimiento económico, promueven que el concepto se desligue de su carga de “moralidad” y pierda su carácter teórico para convertirse en una herramienta pragmática e incluso cuantificable

INTEGRACIÓN
Y si de integración hablamos, ha de recordarse el hecho de que el vínculo que une el Gobierno Corporativo y la Responsabilidad Social radica en el conjunto de buenas prácticas de carácter voluntario que constituyen ejemplos de buen gobierno. En España,  la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores ha aprobado un ‘Código de conducta y buen gobierno corporativo’ para las empresas que cotizan en bolsa, uno de cuyos principales logros- a juicio de la mayoría de los expertos-es haber estrechado el cerco a los abusos de poder de los ejecutivos y accionistas de referencia de las compañías cotizadas.
A favor de la integración se ha pronunciado también el Pacto Mundial de Naciones Unidas que ha puesto en marcha este año el llamado “Programa de Diferenciación” que refuerza el objetivo del organismo de cambiar las prácticas de negocio a través de la transparencia, el diálogo y la investigación de los grupos de interés.. Su objetivo es desarrollar una plataforma pública que permita a los stakeholders tomar decisiones con mejor información como inversores, empleados y/o consumidores, y en última instancia, garantizar que las empresas están a la altura de su compromiso con el Pacto Mundial. A través de esta iniciativa, el organismo incorpora un marco para que las compañías puedan ganar en diferenciación tomando como referencia los niveles de aplicación de los 10 Principios del Pacto Mundial y sus áreas relacionadas.

Así, las empresas miembros serán calificadas de acuerdo al nivel de cumplimiento con los 10 objetivos del Pacto que refleje su Comunicación sobre el Progreso (COP). Cada compañía podrá clasificarse como  “GC Activo” o como “GC Avanzado” dependiendo de los progresos que hayan realizado en la implantación de una gestión basada en la protección del medio ambiente, los derechos humanos, los derechos laborales y la lucha contra la corrupción. El nivel de “GC Activo” cubre todos los aspectos de la agenda del Pacto Global y   su objetivo es fomentar una amplia aplicación de los Principios y la adopción de prácticas de divulgación y transparencia como las del GRI.  El nivel “GC Avanzado” será para las empresas que se esfuerzan por tener un alto nivel de desempeño y que muestran que han adoptado e informado sobre una serie de mejores prácticas en la gobernanza y  gestión de la sustentabilidad,  basada en los modelos del Plan de Liderazgo para la Sustentabilidad Empresarial  y el Modelo de Gestión del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...