edición: 2784 , Lunes, 19 agosto 2019
29/11/2011
Mayor control presupuestario

Llega “la Europa de las dos velocidades”: los internautas aplauden el futuro Plan de Estabilidad de Merkel

El sector que menos confía en que España pueda formar parte del nuevo club fue el más crítico con respecto al pacto, que nacerá bajo el dictado alemán
La posibilidad de que se emitan “bonos de élite” fue criticada por la opinión pública: la deuda europea debe ser común a todos los miembros
La OCDE augura un desempleo del 23 por ciento para España en 2012, aunque la cifra no sorprende a los internautas, que piden sinceridad y reformas
Angela Merkel
ICNr

“La Europa de las dos velocidades ya está aquí”. Así anunció un usuario de Twitter la llegada de un Plan de Estabilidad con el que tanto Merkel como Sarkozy planean reforzar el euro. La viabilidad del proyecto precisará la suscripción del acuerdo por parte de un número mínimo de nueve países -es el mínimo de Estados para adoptar acuerdos de mayor cooperación, según las reglas de la UE- y, bajo este nuevo techo, los miembros del selecto 'club' llevarán a la práctica un mayor control presupuestario, con el compromiso de la consolidación fiscal y de la adopción de todas las medidas de ajuste necesarias. Un club en el que entraría España. Tal vez por ello los internautas aplaudieron la medida, que se perfila como rápida y eficaz para los intereses de países como el nuestro.

A los lectores les gustó tanto “el plazo como las medidas”. Muchos internautas se mostraron a favor de permanecer a esa nueva esfera, por estrictas que sean las condiciones y por mucha soberanía que se acabe cediendo, ya que ello supondría proyectar una mayor confianza de cara al exterior, además del apoyo permanente del Banco Central Europeo. Sin embargo, algunos vieron injusto que “todos se tengan que someter a la voluntad de Alemania”. Algo que pone en duda “el valor de la palabra democracia”, pero que para la mayoría resulta irrelevante dada la gravedad del escenario económico y la urgente necesidad de medidas. “Como solución a corto plazo no parece mala”, señaló un internauta.

En este sentido, el acuerdo se perfila como un “primer paso” hacia una necesaria “integración fiscal de todos los países”, o al menos de esa cúpula o “Champions league de las economías”. “O profundizamos en la UE cediendo soberanía y formando rápidamente una Europa financiera y presupuestaria común, o la catástrofe”, alertó un internauta. “Hay que terminar lo que se empezó a construir hace años de mala manera”.

Pero, a pesar de sus ventajas, para algunos esta integración no es más que “una estratagema para exigir -por la entrada al club a los países que quieran, que van a ser todos- ajustes brutales”. “Merkel nos pone delante una zanahoria que no vamos a poder comer nunca”, criticó un lector. “Si por las malas no hacíamos ajustes, a ver si con un azucarillo entramos en vereda”.  Además, algunos pidieron que “no queden fuera los actuales países con problemas si se adhieren al nuevo pacto, que no se forme el 'grupito' de los que van mejor: aquí deben entrar todos los que están actualmente en el euro”.

Lo que está claro es que aquellos que más censuran la ocurrencia alemana son los que más dudan sobre la pertenencia de España a ese círculo del que habla la canciller. “Veremos si no nos dejan fuera, como cuando hacíamos el equipo del patio del colegio”, dudó un lector, que no dudó en recordar que “nadie ha otorgado el poder absoluto a Alemania para que decida sobre el resto de los países de la eurozona”. Se duda, además, sobre “quién controlará al controlador”.

BONOS DE ÉLITE

Mientras, se habla de que el Gobierno alemán podría haber valorado la posibilidad de emitir bonos conjuntos con otros cinco países de la zona euro que tienen la calificación de 'triple A', a los que se califica como "bonos de élite" o "bonos AAA". Se trata de una información publicada ayer por el diario germano 'Die Welt', aunque desmentida inmediatamente por fuentes del Ejecutivo alemán. Estos bonos conjuntos podrían usarse no sólo para financiar el endeudamiento de esos seis países -¿tal vez para los nueve que suscriban el futuro acuerdo?-, sino para elevar los fondos, bajo estrictas condiciones, para países como Italia y España, dijo el diario. El objetivo: estabilizar la situación en los países 'AAA' así como "construir un cortafuegos creíble para calmar a los mercados financieros", según 'Die Welt'.

Sea o no cierto, los internautas sí entraron a valorar esta posibilidad, estableciendo que en zona euro “debió haber, desde un principio, política fiscal, cambiaria, monetaria, y control presupuestario único”. Y, con ello, también debería haber eurobonos. La medida, por lo tanto, debe extenderse al grueso de la zona euro, y no a un selecto club de países. “No me imagino, a los Estados Unidos/dólar por ejemplo, con ratings diferentes para cada Estado y con Bonos de Florida, California y Arizona. En los mercados internacionales cotizan bonos del US Treasury y punto”, En este sentido, se calificó de “locura”, tener bonos en euros con primas de riesgo diferentes. “Esto es inaceptable si se quiere seguir con la Unión Europea y la moneda única”. 

Pero, sobre todo, sigue rondando la idea de que “los grandes líderes de la UE están poniendo parches al problema y dejando aparcadas las grandes decisiones”. Los lectores creen “se decidirá tomar dichas decisiones cuando sea demasiado tarde” y que ello es síntoma de que sigue faltando liderazgo en Europa.

MAL FUTURO PARA ESPAÑA, SEGÚN LA  OCDE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también fue noticia ayer, al hacer público que, según su informe 'Perspectivas Económicas', la economía española volverá a contraerse en el cuarto trimestre de 2011 y sólo crecerá un 0,3 por ciento en 2012. Además, el año que viene la tasa de paro llegará a rozar un máximo del 23 por ciento, según la Organización. Sin embargo, no todo son malas noticias: también se estima que el Gobierno logrará alcanzar su objetivo de reducir el déficit hasta el 3 por ciento en 2013. Todo ello se traduce en que la institución ha empeorado sus pronósticos con respecto a España, al menos en lo que a paro se refiere.

A los internautas no les pareció un escenario utópico. Ese 23 por ciento de paro se da, incluso, por hecho, y se habla incluso de tasas mayores. Con este pensamiento negativo tan interiorizado, lo que la opinión pública pide es que los políticos “digan la verdad”, por dura que ésta sea, para que, a partir de ese momento, se empiecen a buscar soluciones reales al problema”. En este sentido, las recetas son de lo más variadas: mientras muchos lectores -especialmente de prensa económica- optaron por medidas como el abaratamiento del despido y la flexibilización de los contratos de trabajo, para otros la solución pasa por “subvencionar al que crea empleo fijo, estable y de calidad”. Y es que “sólo así crearemos empresas competitivas con trabajadores motivados y con ganas de trabajar”. Figuras como las “ETTs, subcontratas, falsos autonómos, sueldos basura, despidos y EREs pactados con sindicatos, becarios explotados como bestias, licenciados trabajando de peones,etc.” son la antítesis del modelo de empleo más lógico para el desarrollo de un país.

En otro orden de cosas, también se auguró que, probablemente, cuando comience la gestión del Partido Popular, la tasa de paro se percibirá como menos dramática que la de los tiempos del PSOE. “En el 2012, veremos como para muchos y algunos medios de comunicación, una tasa del 20 por ciento paro con Zapatero es algo gravísimo y una tasa del 23 por ciento con Rajoy es algo que hay que corregir”, criticó un lector. En esta línea, hubo quien censuró que hubiera tanta prisa por un adelanto electoral ante una situación “gravísima”, para que ahora se utilicen los “tiempos” que requiere la formación de un nuevo Gobierno sin ninguna urgencia. Se recordó, además, que la victoria de Rajoy “no ha dado ninguna confianza adicional a la que había con el Gobierno socialista”, o “lo que es lo mismo, nadie cree que vaya a conseguir gran cosa, a pesar de lo que prometió en campaña electoral”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...