edición: 2249 , Miércoles, 28 junio 2017
07/10/2008
BELVEDERE

Lo de Alemania se parece cada vez más a lo de Estados Unidos

Los bancos germanos mienten y el Gobierno lo permite
Alfonso Pajuelo

A pesar de unas singularidades muy precisas, lo de Alemania se parece cada vez más a lo de Estados Unidos: los bancos mienten y el Gobierno federal lo permite. Ängela Merkel ya había dado signos claros sobre un proteccionismo excesivo del sistema financiero germano con las ventas de entidades en crisis. La victima más clara de ello fue precisamente Banco Santander que por dos veces se vio rechazado en los últimos meses. Pero ese proteccionismo adquiere ahora su verdadera dimensión: el problema de la banca alemana es mucho mayor del que todos se temían y en el Gabinete federal algo sabían y callaban. De hecho, el aldabonazo de aumentar la garantía estatal sobre los depósitos obedece a una secuencia de hechos muy concreta. Irlanda decide repentinamente garantizar depósitos únicamente a sus bancos nacionales. Merkel lo critica pero pocas horas después hace lo mismo para sorpresa general. Algo tuvo que ocurrir en esas horas para que Merkel hiciera semejante ridículo. Y no es otra cosa que el desencadenante de la crisis del Hypo Real State tiene su origen en Dublín.

Fue su filial Depfa, con sede en Dublín, el catalizador de la crisis y todo indica que Irlanda lo sabía y por eso circunscribió la garantía de depósitos a sus bancos nacionales. Merkel no debía tenerlo muy claro y por eso criticó a Dublín. La crítica duró justo el tiempo que tardó en enterarse de la verdadera dimensión del problema del Hypo y su origen. Pero llovía sobre mojado porque ya había sospechas de que la banca alemana, en general, estaba más “tocada” de lo que parecía. De hecho, Alemania es el país europeo que más crisis bancarias individuales ha sufrido en los últimos meses, por encima de Reino Unido. Y no ha querido reaccionar más allá de aplicar un estricto proteccionismo que ocultaba la dimensión del problema.

Quizá Merkel estaba viendo lo que ocurría en Reino Unido y como los bancos extranjeros -especialmente el Santander- se hacían con grandes bocados de la banca británica. Pero hay una diferencia fundamental entre ambos países; mientras desde Londres no se hacen ascos al capital extranjero y aplican un grado de liberalidad más que aceptable, Berlín no estaba dispuesto a hacer lo mismo. Muy posiblemente porque la entrada de foráneos descubriría inmediatamente el gravísimo problema del sistema bancario germano y pondría en jaque al país, que es exactamente lo que está ocurriendo ahora mismo pero bajo el pretendido control del Gobierno federal. Y es pretendido porque todo indica que éste todavía no conoce exactamente el alcance del problema. El propio ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrück, reconocía implícitamente la situación al afirmar que "El Gobierno federal tiene la impresión de que se le han dado informaciones falsas, y es una manera educada de expresarme".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...