edición: 2578 , Viernes, 19 octubre 2018
20/11/2008

Lo de Repsol no se entiende o faltan datos

Es mucho suponer que Lukoil tiene dinero propio para comprar
Alfonso Pajuelo

No se entiende muy bien qué está pasando pero lo cierto es que ayer volvió a surgir la venta del 20% de Repsol en manos de Sacyr a la petrolera rusa Lukoil, empresa privada pero que tira con pólvora del Kremlin. La noticia resurgía de la mano de RNE pero esta vez se incluían más datos que implican una negociación a varias bandas y que encaja mal con los comentarios de Sebastián, hechos ayer mismo en el Congreso, diciendo que preferiría una Repsol “privada, española e independiente”. Eso casa mal, muy mal, con el pretendido beneplácito de La Moncloa a la operación, una operación que implicaría que España se quedara sin ninguna petrolera puesto que la segunda, Cepsa, está en manos de la francesa Total. Además, a través de Repsol, Lukoil tendría acceso a Gas Natural y a Unión FENOSA. Parece demasiado. O faltan datos.

De las informaciones disponibles, sólo las negociaciones para la venta del paquete en manos de Sacyr están confirmadas. El grupo constructor y de servicios reconoció ante la CNMV que estaba en conversaciones con varios interesados para vender su 20% pero en ningún momento ha reconocido que hubiera hecho la venta ni quienes serían con los que estaba negociando ni mucho menos quien sería el comprador. Ahora se sabe que los más claros interesados son Lukoil y Total pero la información disponible al respecto no es completa.

Pero en toda esta historia aparecen repentinamente otros posibles vendedores de Repsol que cambian la dimensión de la operación. Serían Caixa Catalunya y Mutua Madrileña. Se sabe que ambos están interesados en vender, incluso que están necesitados. En el primer caso, la caja tiene su participación en una sociedad, Repinves, con La Caixa, una sociedad de que la se sospecha desde hace poco que está a punto de deshacerse. Esa sociedad tiene un 6% de Repsol.

Mutua Madrileña controla un 2% y no ha hablado mucho sobre sus intenciones pero la coyuntura es adversa, en especial para el ramo de automóvil, en franca recesión por la caída a plomo de las ventas de automóviles. La nueva dirección de Mutua lleva ya el tiempo suficiente al frente de la compañía como para empezar a producir movimientos sobre la herencia de Rodríguez Pomatta. Ya acabó con el proyecto de ciudad sanitaria y ahora se enfrenta a las participaciones y a algún cambio inminente en la dirección.

Por tanto, el paquete de Repsol a la venta representa un 28%, que se reduciría al 25% en el caso de la Caixa no se deshiciera de las acciones que le corresponden tras la liquidación de Repinves.  Y La Caixa no se ha pronunciado salvo para decir, a través del presidente de Criteria (12% de Repsol), que Sacyr está en su derecho a vender a quien quiera.

Recordemos que el ejercicio de los derechos políticos de las acciones están limitados al 10% en Repsol. De esa forma, si Luckoil comprara todo lo que está a la venta tendría entre un 25 y un 28%, pero su poder en Repsol se limitaría al 10%, igual que La Caixa con un 12%. Resultaría difícil mantener una ficción así, ejemplos de ello los hay y recientes.

Repsol ha declarado que no está negociando la venta ninguna venta con nadie. Si eso es así, alguien tendría que ocuparse de una operación que parece a tres bandas y ese alguien, por el momento, no aparece. Ni una operación así podría ponerse en marcha sin una información precisa al Gobierno.

Por otra parte, Lukoil es la segunda petrolera rusa y el año pasado ganó más de 7.000 millones de dólares. Pero eso fue el año pasado. Ahora las cosas han cambiado y mucho. Con el petróleo a 53 dólares, las petroleras rusas están asfixiadas. De hecho, hace algo más de un mes se supo que esta y sus otras tres principales rusas podrían salir de compras pero con pólvora del Kremlin, es decir, con apoyos del Gobierno ruso. Pero en estos momento el Gobierno ruso no está para aventuras, con un rublo a punto de devaluarse, los ingresos del petróleo desplomados, los capitales en fuga, la Bolsa suspendida cada dos por tres… y el temor, incluso, de una posibilidad nada remota de incurrir en ‘default’.

Lo dicho, no se entiende nada. O faltan datos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...